<
>

Lukaku levanta la voz contra el racismo

play
Lautaro hizo un gol pero no pudo evitar la derrota de Inter (5:11)

El equipo de Milán cayó en su visita a Cagliari, por 2-1. (5:11)

El delantero del Inter de Milán, Romelu Lukaku, ha pedido a sus compañeros futbolistas que se unan y traten de poner un alto, luego de ser objeto de abuso racista por parte de los fanáticos de Cagliari.

Los sonidos simulando a los monos se escucharon cuando el delantero belga cobró un penalti y continuaron después de anotar el tiro para el segundo gol del Inter en su victoria por 2-1.

El problema ha prevalecido recientemente en el fútbol, ​​ya que el delantero del Chelsea, Tammy Abraham, así como Marcus Rashford y Paul Pogba, del Manchester United, han sufrido abusos racistas en Twitter después de fallar penaltis.

“Muchos jugadores en el último mes han sufrido abusos racistas", publicó Lukaku en Instagram el lunes. Lo hice ayer también. El fútbol es un juego para todos y no debemos aceptar ninguna forma de discriminación que pueda avergonzar a nuestro juego. ¡Espero que las federaciones de fútbol de todo el mundo reaccionen fuertemente ante todos los casos de discriminación!

“Las plataformas de redes sociales (Instagram, Twitter, Facebook) también deben funcionar mejor con los clubes de fútbol porque todos los días se ve al menos un comentario racista debajo de una publicación de una persona de color que lo hemos estado diciendo durante años y todavía no hay acción.

“Damas y caballeros, es 2019. En lugar de avanzar, retrocedemos y creo que, como jugadores, debemos unirnos y levantar la voz sobre este asunto para mantener este juego limpio y agradable para todos”.

Después del partido referido, el técnico del Inter, Antonio Conte, dijo: “No escuché nada pero, no puedo comentar sobre esto porque no lo escuché, sobre muchos otros temas, en Italia necesitamos mejorar y ser más educados y respetuosos con quienes hacen su trabajo”.

Cagliari condenó los abusos racistas sufridos por Lukaku en un comunicado, pero rechazó “la acusación escandalosa y los estereotipos tontos dirigidos a los partidarios de Cagliari y al pueblo sardo, que son absolutamente inaceptables”.