<
>

La Volpe se siente respaldado en Toluca

play
La Volpe comprende abucheos de la afición ante postura ofensiva de Toluca (1:12)

El técnico de los Diablos lamentó que su equipo intentara cerrar el juego con la ventaja de dos goles, aunque sabe que la necesidad de ganar les obligó a hacerlo. (1:12)

TOLUCA -- Para la afición de Toluca, Ricardo La Volpe sigue siendo el técnico ideal de su equipo; aunque el argentino no lo transmite mucho, se nota tranquilo por el respaldo.

Hoy domingo en que los Diablos Rojos disputaron un juego vital ante Xolos de Tijuana para levantarse de la lona -en la que han estado la mayor parte de lo que va del Apertura 2019-, La Volpe salió a la cancha sin ser molestado; no recibió aplausos, pero tampoco abucheos, pese a que en los cinco primeros juegos del torneo apenas rescató un empate.

Poco expresivo, el 'Bigotón' recibió sin exaltaciones el primer gol de su equipo, al minuto 7. Sus pupilos corrieron a donde estaba él para festejar el autogol de Diego Braghieri, tras el disparo de Felipe Pardo; a un costado del área técnica dieron rienda a su alegría con sus compañeros de la banca, mientras que el estratega argentino los observaba, sin inmutarse.

La Volpe lleva la música por dentro. Durante todo el juego estuvo parado, por momentos cruzando los brazos, por momentos charlando con su auxiliar Rafael García. Ni media sonrisa ni sonrisa completa, solo mirando los movimientos de su equipo.

En la segunda parte, el estratega se mantuvo igualmente sereno, aunque por momentos nervioso. Igualmente lamentó las fallas de sus jugadores, sobre todo la de Emmanuel Giglioti.

Finalmente, está comprobado que a La Volpe se le respeta mucho en el infierno; todavía se le consiente de algún modo. Si bien hubo alguno que que otro cántico negativo hacia el equipo, relativo a que la afición les paga a los jugadores y reciben poco en la cancha, tras el silbatazo final la despedida hacia el plantel fue con aplausos. Un triunfo lo es todo y el de hoy sobre Xolos es el primero del torneo y levanta la moral escarlata.