<
>

Isaac Brizuela revive viejos tiempos con Tomás Boy previo a un Clásico Tapatío

play
Brizuela ve a Chivas tomando inercia positiva después del Clásico Tapatío (1:04)

El 'Conejito' no ve lejos la liguilla y cree que el duelo ante Atlas sería parteaguas para una seguida de triunfos. (1:04)

GUADALAJARA -- Para Isaác Brizuela, enfrentar un Clásico Tapatío tiene un sabor especial por muchas circunstancias: se medirá ante una institución que le tuvo confianza en los primeros años de su carrera y con el mismo técnico que lo dirigió en aquel equipo. Ahora Tomás Boy y el ‘Conejito’ enfundados en los mismos colores van por el mismo objetivo, para colaborar y que los rojiblancos salgan adelante del momento complicado que atraviesan.

Brizuela recuerda su llegada a la institución rojinegra. “Es un club al que le tengo mucho cariño y agradecimiento porque confiaron en mí”. Mismo sentimiento de agradecimiento muestra hacia Tomás Boy, con quien explotó sus virtudes y cualidades ofensivas, y lo puso en la mira del futbol mexicano como uno de los generadores de futbol de la Liga BBVA MX con más talento en los últimos años.

“Me dio un empujón en mi carrera futbolística. Tomás es el entrenador que confió en mí a temprana edad. Si bien ‘Chepo’ me debutó y confió en mí como jugador, con Tomás tuve más minutos. Desde que llegué (al Atlas) me dio mucha confianza, me metió en los partidos amistosos, de a poco iba generando confianza y es un entrenador al que le debo mucho, él sabe también del cariño que le tengo”, recordó en la charla que Brizuela sostuvo con ESPN.

- ¿Qué recuerdas de Tomás Boy en aquella época en Atlas?

“Su manera de trabajar es la misma, hemos estado en situaciones parecidas por el tema porcentual tanto en Atlas como aquí (Chivas) y Tomás estudia muy bien a sus rivales, trabajamos en eso en la semana. Es el mismo Tomás que conocí hace algunos años; ha pasado el tiempo y sus auxiliares han aprendido trabajando fuera en otros lados, ha ido avanzando en ese tema, mejorar en su área y lo considero como un técnico muy capaz de revertir situaciones”.

Con el paso de los años, Boy le pidió a Brizuela que sus virtudes las volcara para colaborar con el equipo, pero ahora desempeñando un rol defensivo. Este nuevo papel en el cuadro estelar no le tomó por sorpresa, pero admitió que le costó adaptarse.

“No me sorprendió porque cuando me dijo que iría como carrilero, pensé que era una posición en la que jugué mucho tiempo, desde que estaba en Tercera División, pero al momento en que me pedía quedarme más atrás me sentía raro. A mí me gusta ir al ataque, mi juego es más ofensivo y quería ayudar al equipo al frente pero son cosas que me ayudan para ser un futbolista más completo, mejorar bastante en lo defensivo. Era extraño por no estar en la parte ofensiva”.

- ¿Cumpliste con lo que te pidió en el campo?

“Siento que cumplí pero hasta ahí, tampoco es que sorprendí en esa posición o que haya hecho algo extraordinario. Me iba costando pero a final de cuentas cumplí y Tomás estaba conforme con mi trabajo, había juegos en que tenía que estar más atrasado”.

Enfrentar este encuentro enfundado en la camiseta de Chivas es una gran satisfacción en su carrera deportiva, según reveló el propio futbolista.

“Para mí es uno de los partidos más importantes, a la par de un Clásico Nacional. Algunos canteranos mencionan que el partido que más quieren jugar es el Clásico Tapatío por la rivalidad que tienen desde chicos en donde se enfrentan seguido a este rival. Trato de vivirlo de la misma manera, soy un afortunado de vivir una edición más de un Clásico y estoy muy contento porque me ha tocado tener más Clásicos Tapatíos con victorias que con derrotas”, concluyó.