<
>

Marcelo Leaño presume a César Luis Menotti el dirigir a Chivas en el Clásico Nacional

play
Mirada de Faitelson: Chivas será peligroso pese a llegar como `víctima' (1:57)

David Faitelson considera que el Guadalajara sabe lo que está en juego ante el América y saldrá a ser competitivo pese a la crisis que atraviesa y la designación de un técnico interino. (1:57)

Marcelo Leaño tomó el teléfono para comunicarle a Menotti que dirigirá el Clásico Nacional con Chivas. El argentino reconoce en el estratega una pasión absoluta por el futbol

MÉXICO.- Tras ser elegido como técnico de Chivas, Marcelo Leaño tomó el teléfono y le envió un mensaje a César Luis Menotti, el personaje con el que empezó a convivir a los 20 años, para avisarle que estaría al frente del Rebaño en el Clásico Nacional.

A más de 7 mil kilómetros, Menotti aplaudió la decisión, pues recuerda que desde que conoció a Marcelo “es un enfermo de futbol” y revela que aprecia mucho al nuevo técnico interino de Chivas, al igual que a su familia, relación que nació hace casi dos décadas.

“Me mandó mensajes diciéndome de esta oportunidad y conectó a Fernando Signorini (nuevo preparador físico del Guadalajara), quien también estuvo conmigo en Tecos. Lo felicité. Me dio mucha alegría, pues además Fernando se fue contento. Signorini quiere mucho a México; ha estado poco tiempo allá, pero es muy feliz con esta oportunidad”, declaró a ESPN Digital el 'Flaco' Menotti.

La familia Leaño contrató a César Luis para que dirigiera a Tecos en 2007 y el día a día provocó el acercamiento personal con el ahora entrenador del Rebaño y que ha perdurado hasta hoy. Cuenta el ‘Flaco’ que la ilusión por estar al frente de un equipo ya la tenía Marcelo en aquel tiempo; tenía al muchacho pegado al equipo, “veía todos los entrenamientos” y se ofrecía para llevarlo en su coche a todos lados.

“Era un enfermo del futbol –reitera-. Era una enamoradísimo de la profesión. Vino muchas veces a Buenos Aires y ha ido al futbol aquí. Está preparado para dirigir”, asegura.

“Lo conocí siendo un joven apasionado y ha invertido su vida en el futbol. No es alguien que vive del futbol, al contrario: es de esos chicos que lo siente en el lugar que está y que ha hecho todo para prepararse. Ha estado en Argentina, ha ido a Holanda y se ha quedado tiempo para conseguir su objetivo. Yo lo respeto y lo quiero mucho, porque me parece un enamorado del futbol”, agrega Menotti.

La impresión que tiene Menotti del entrenador de Chivas es de primera y recalca que “tiene un gran compromiso de honorabilidad. Como garantía de su profesión ha hecho todo lo necesario con mucha lealtad” y añade que “no pertenece al mundo de los negocios del futbol, sino a su pasión por el futbol y a lo que significa éste hasta como un hecho cultural en la formación de los jóvenes”.

Afirma que con Leaño en el área técnica, “seguramente los futbolistas de Chivas van a salir mejores de lo que hoy son, más allá de los resultados. No es que se haya preparado porque se llame Leaño. Nunca vi a alguien que haya hecho tanto por su preparación, aunque quizá su condición económica se lo permitía”.

A Menotti le consta que Marcelo Leaño “vivió para prepararse” y fue testigo de ello por sus constantes viajes, por las tantas veces que lo visitó en Argentina y juntos compartieron gradas en los estadios y charlas y más charlas de futbol en otros lugares.

Enseguida negó que el timonel rojiblanco le haya pedido consejos durante los tiempos que se vieron, ya que “solo hablábamos y hablábamos de futbol”, y recordó que hace unos días recibió noticias de él.

Tiene claro que además de buscar jugar bien al futbol, un técnico debe de comunicar, “ser buena persona, armar un grupo”, características que considera tiene Marcelo Leaño para hacer un buen papel con el rebaño.