<
>

El Galaxy evita caer en la desesperación

El técnico argentino dijo que su equipo se mantiene traquilo a pesar del momento complicado. USA Today

LA Galaxy del técnico Guillermo Barros Schelotto ha ganado apenas uno de sus ocho juegos más recientes con lo que ha complicado su calificación a los playoffs, pero, a pesar de ello, el equipo evita ser presa de la desesperación.

El equipo angelino inicio con marca de 7-1-1 a las órdenes del técnico argentino, pero desde finales de abril, han tenido récord de 6-12-2, han concediendo casi dos goles por partido y han llegado a la recta final de la campaña de la manera menos óptima. Sus rivales les han marcado múltiples goles en 10 de las últimas 12 salidas, tres o cuatro a la mitad de esos juegos.

Hace dos fines de semana, el equipo cayó ante Seattle Sounders con un gol a minuto 89 y el miércoles por la noche, en Colorado, con un polémico penal en el minuto 85. El equipo tiene que reaccionar inmediatamente.

"¿Desesperación? No”, dijo Schelotto a www.mlssoccer.com. "No, no, no. Creo que debemos estar tranquilos, con confianza, jugar bien. Ésa es la forma de llegar a los playoffs".

La forma de pensar del técnico es la misma de sus jugadores.

"No creo que tengamos que jugar así (desesperados)", dijo el centrocampista Sebastian Lletget tras el entrenamiento del viernes en Dignity Health Sports Park. "Como no tenemos que jugar desesperados desde el primer minuto para anotar y ser vulnerables. Creo que si jugamos de manera inteligente, sabemos que necesitamos ganar estos juegos. No hay duda de eso. Nuestros aficionados lo saben, lo sabemos. Definitivamente, somos conscientes de ello".

Con la calificación a playoffs comprometida, el Galaxy enfrenta al Sporting Kansas City el domingo.

"Tenemos que mantenernos unidos", dijo Lletget, quien se perdió el partido del miércoles tras ser convocado por la selección de Estados Unidos. “Tenemos que ser un grupo cercano y debemos mantenernos unidos hasta el final.

“Definitivamente, estamos seguros. No es como si fuera el fin del mundo, todavía estamos de buen humor. Se lo debemos a nuestros aficionados y se lo debemos a este club que merece estar en los playoffs, al menos.

"Aquí es donde estamos probados mentalmente", dijo. "Tenemos que mantenernos unidos y recordarnos que está bajo nuestro control".