<
>

Carlos Vela: El hombre que eclipsó la soberbia de Zlatan

play
Carlos Vela, sobre Chivas y América: 'Nunca le he cerrado la puerta a nadie en esta vida' (1:45)

El lema de Carlos es que "todo es posible en esta vida", incluso abre la posibilidad de volver al Tri. (1:45)

COLUMNA ‘EL PULSO’

CIUDAD DE MÉXICO -- Mientras vivía una temporada de ensueño, Carlos Vela fue provocado en múltiples ocasiones por Zlatan Ibrahimovic, quien hasta llegó a declarar que se sentía ofendido por ser comparado con el mexicano.

En una etapa de plenitud futbolística y personal, el apodado ‘Bombardero’ accedió en escasas ocasiones a opinar sobre las palabras del sueco, a quien le dio su lugar como figura mundial, pero le dejó clarito que los números en la campaña que recién terminó en la MLS, le favorecían.

“Él ha sido Zlatan y creo que solo Cristiano y Messi son mejores que él; los demás no le llegamos ni a los talones. Hasta comparar es una falta de respeto para él”, lanzó ‘Cracklitos’, quien en mente ya tenía la siguiente jugada, que de inmediato ejecutó...

“Ahora, si hoy vemos las estadísticas, quitamos la edad y lo que quieras, ahorita estoy mejor que él, es la realidad”... Así de simple o así de complejo.

Los hechos indican que en los más de 20 años de historia de la MLS no ha habido un futbolista tan determinante como Carlos Vela. Tan dominante, tan goleador, capaz de poner en el mapa de inmediato a una nueva franquicia.

Desde el año uno de Los Ángeles FC, el mexicano dejó de manifiesto que, a diferencia de su gran amigo, Giovani Dos Santos, fichado por el Galaxy años atrás, no llegó a la MLS con visa de turista.

La segunda temporada de Vela fue sublime, utópica, promedió más de un gol por partido y tal como se lo pidió su entrenador Bob Bradley al inicio de la aventura, fue “tan bueno como Messi”.

Es cierto que la MLS, el propio Carlos y su equipo pierden con la partida de ‘Ibra’, porque la presencia del ‘gigante de Malmo’ ayudó a forjar una rivalidad espectacular entre los vecinos de Los Ángeles.

Sin embargo, Vela no ofreció su mejor versión como futbolista a los 30 años por la presencia de Zlatan. El sueco, como tantas otras ocasiones, se dejó llevar por su egolatría al considerar que él “hizo famoso” al originario de Cancún.

A Vela lo hizo mejor Bradley, pero sobre todo lo hizo mejor el propio Vela. Su convencimiento, el compromiso ante la apuesta del club hacia su persona, el descubrir que puede ser un líder, su familia, el entorno, vivir en donde quiere y tener a la mano algunas de sus pasiones, como el baloncesto. Todo eso y algo más, seguramente.

Guardando las sanas y debidas distancias, Cristiano Ronaldo se marchó de España y así terminó con una rivalidad directa con Lionel Messi, al representar ambos a los clubes más importantes del mundo.

Sin embargo, Messi no se quedó ‘huérfano’ de CR7, Messi sigue brillando y deslumbrando al mundo por la sencilla razón de que no necesita competir con nadie más que consigo mismo.

Y algo similar se avecina para Vela en la próxima campaña de la MLS. El mexicano ya estableció el rasero en el que debe ser medido su futbol, con lo que ya no se espera menos de él.

El gran pendiente es el título y Carlos lo sabe, así que con o sin la soberbia de Ibrahimovic en la MLS, la luz del ‘10’ volverá a encender las marquesinas en Los Ángeles.