<
>

Sterling celebra la renuncia del presidente de la federación búlgara

play
El abuso racial que sufrió Inglaterra en Bulgaria (1:38)

Harry Kane y Tyrone Mings explican lo que vivieron y las decisiones que tomaron para que termine el partido. (1:38)

LONDRES - El futbolista Raheem Sterling, del Manchester City, celebró la decisión del presidente de la federación búlgara de fútbol, Borislav Mihaylov, de dimitir tras el escándalo racista ocurrido en el encuentro de este lunes entre Inglaterra y Bulgaria.

Sterling, que fue titular en el partido que Inglaterra ganó por 0-6, publicó un mensaje en una red social en el que dijo: "Buen movimiento señor Borisov", en referencia a la petición del primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, de que dimitiese Mihaylov.

Los problemas en el encuentro entre ingleses y búlgaros surgieron en la primera parte, cuando los jugadores de Inglaterra denunciaron que estaban recibiendo insultos y cánticos racistas desde la grada, por lo que el árbitro paró el juego en dos ocasiones.

Durante el descanso, los hombres de Gareth Southgate decidieron continuar el partido, pese a que consideraron retirarse.

La federación inglesa de fútbol ha pedido a la UEFA una investigación sobre el asunto.

Sobre Bulgaria ya pesa una sanción del máximo organismo del fútbol europeo por unos incidentes similares que le costaron el cierre de algunas gradas del estadio Vasil Levski de Sofía.