<
>

Diez momentos inolvidables de la carrera de José Luis Chilavert

play
La increíble historia de los goles de Chilavert a Boca (4:26)

La práctica con el Turco Asad para desorientar a la prensa, una premonición y todos los detalles de un triunfo histórico de Vélez, en un Frente a Frente de Chila con Alejandro Fantino. (4:26)

Se cumplen cuatro décadas del debut profesional de una de las leyendas del fútbol sudamericano: José Luis Félix Chilavert González. Con sólo 15 años, el arquero hizo su aparición en Sportivo Luqueño y le dio inicio a una carrera repleta de éxitos. A continuación, repasaremos los diez momentos más destacados de un camino sin precedentes para un jugador de ese puesto.

Si debutar en la Selección es una presión importante para un portero de 25 años, hacerlo y patear un penal a los 94 minutos con el partido empatado parece ser una situación que todos intentarían evitar. “Desde el momento que el árbitro lo cobró dije que yo iba a ejecutarlo”, dijo Chila, tras la victoria por 2-1 de Paraguay ante Colombia.

Aquel cierre del encuentro por las Eliminatorias para el Mundial 1990 tuvo de todo. Tras un polémico arbitraje de Hernán Silva, los jugadores colombianos se cruzaron con la policía entre el pitido de la falta de René Higuita dentro del área y la ejecución del guardameta. Un inicio a la altura de lo que sería el vínculo que unió al protagonista de este repaso con la Albirroja.

“Siempre lo practico en los entrenamientos. Lo que pasa es que nunca se había dado la oportunidad. Hoy sí: Bianchi me ordenó que lo pateara y la coloqué en un ángulo”, expresó el paraguayo, luego de convertir su primer tanto de tiro libre con Vélez Sarsfield y así inaugurar la lista de arqueros que anotaron goles que no sean de penal en la historia del fútbol argentino.

Ese día, el 2 de octubre de 1994, el Fortín le ganó a Deportivo Español, sumó su quinta victoria consecutiva y se mantuvo en lo más alto de la tabla.

Unas semanas antes, más precisamente el 31 de agosto, el conjunto de Liniers había levantado la CONMEBOL Libertadores tras vencer al bicampeón Sao Paulo.

Está de más aclarar que Chilavert fue una de las grandes figuras del equipo de Carlos Bianchi en ese torneo. Dos penales atajados ante Defensor Sporting en octavos, uno frente a Junior en semis, el primero de la serie ante el conjunto brasileño en la final y, como si fuera poco, uno convertido en esa misma tanda histórica. A esto se le suman un sinfín de tapadas memorables a lo largo de la competición.

Son sólo 28 los clubes que consiguieron ser campeones del mundo y Vélez lo logró de la mano del paraguayo. El partido contra el Milán de Fabio Capello, que jugó tres finales consecutivas de la Liga de Campeones en esos años, lo tuvo al nacido en Luque poniéndose el traje de héroe una vez más, con atajadas increíbles a Boban y Massaro.

“A mí me llamó la atención como nos subestimaban. Decían que iban a jugar contra un equipo de tercera división. En el túnel nos miraban y se reían”, relató el arquero en más de una oportunidad al recordar lo épico del triunfo frente al Rossoneri.

Una de las últimas ediciones de lo que algunos llamaron ‘Clásico del Oeste’ quedó registrado en el libro Guinness. El 28 de noviembre de 1999, Vélez le ganó a Ferro por 6 a 1 con tres goles de Chila, que de esta manera se convirtió en el primer guardameta del mundo en convertir un hat-trick.

“¡Para todos los tiempos! Lo que acaba de hacer Chilavert ha sido tremendo. La pelota viajó toda la noche, viajó por todo lo alto, atravesó la lluvia y cuando picó, picó adentro. Chilavert se mete, si ya no estaba, en la historia del fútbol con un tiro libre desde su campo”, decía parte de la descripción de Víctor Hugo Morales, tras el tanto desde casi 65 metros para vencer a Germán Burgos y poner el 2-1 ante River el 22 de marzo de 1996. Hasta el creador del histórico relato del gol de Diego Maradona a Inglaterra se sorprendió por el espectacular ‘bombazo’ del paraguayo en aquella noche de Liniers.

El séptimo hito de este repaso también tiene al Mono como víctima, aunque en este caso con el buzo de su Selección. Seis meses después, por las Eliminatorias se cruzaron la Albiceleste y Paraguay en el Monumental, en un choque picante desde la previa. El nacido en Luque había prometido un festejo y lo hizo.

“Había que estar en el Monumental y que todo el estadio te esté insultado. Cuando hubo esa falta salí disparado, corriendo y cuando cruzaba la mitad de cancha el estadio quedó mudo. Fue fantástico, fue increíble. Son cosas irrepetibles y con ese gol clasificamos y también los franceses promocionaron el mundial con ese gol. Son cosas que uno piensa y dice ‘qué loco’. Uno piensa que es muy difícil que se repita”, expresó el arquero tras convertirle a Argentina.

Ese empate fue fundamental en la clasificación al Mundial de Francia 98, uno de los momentos más destacados en la carrera del ‘Bulldog Guaraní’. La Albirroja alcanzó los octavos de final, donde cayó en el tiempo extra ante el local y futuro campeón. ¿Quién fue elegido el mejor golero de esta Copa del Mundo junto a Fabien Barthez? Sí, José Luis Chilavert.

“Recuerdo a muchos aficionados franceses abandonando el estadio, no querían ver los penales. Si llegábamos a esa instancia, nos clasificábamos nosotros. Yo veía la posibilidad de jugar una final esa vez, aunque el destino lo quiso diferente... Pero gracias al esfuerzo de ese grupo, Paraguay fue reconocido mundialmente como un equipo muy fuerte”, expresó Chila, que reconoció alguna vez que ese tanto de Laurent Blanc fue el único que lo hizo llorar.

El 1998 también fue especial para quien en ese tiempo atajaba en Vélez por otra razón: fue el tercer año en el que fue elegido como el Mejor Portero del Mundo por la IFFHS. Además, consiguió ese galardón en 1995 y 1997.

Vale destacar que hasta 2019, cuando se lo otorgaron a Alisson Becker, Chilavert se sostenía como el único sudamericano en quedarse con el premio.

Como si no hubiese sido suficiente con salir campeón de América y del Mundo con el Fortín, llevar a Paraguay al Mundial y ser el mejor en su puesto durante muchos años, Chila se mudó a Europa para levantar la Copa de Francia con el Racing de Estrasburgo, título que este humilde club no conseguía desde hacía 35 temporadas.

En dicha conquista, el paraguayo le convirtió un tanto al Nantes (ganador de la liga francesa) para eliminarlo en semifinales, atajó un penal en la serie de la final y convirtió el quinto y definitivo para desatar los festejos.

Es tan largo el listado de acontecimientos exitosos del camino recorrido por el nacido en Luque que quedaron fuera de este arbitrario ‘Top 10’ varios títulos con Vélez, el recordado doblete contra el Boca de Maradona, el campeonato uruguayo con Peñarol, un torneo con Guaraní y varios zurdazos desde larga distancia.

Sin dudas que José Luis Chilavert marcó la historia del puesto de arquero. A sus grandes atajadas le sumó goles y sobre todo un liderazgo que fue una marca registrada durante sus 24 años como profesional.