<
>

Lo que pase con Kyrie Irving y Anthony Davis decidirá el futuro de Boston

play
Al Horford, el agente libre del que nadie habla (1:04)

Al Horford condujo a los Celtics a los playoffs con su estilo de juego desinteresado, y eso debería hacer que sea parte de cada conversación de la agencia libre de la NBA. (1:04)

La temporada baja de los Boston Celtics comienza y termina con Kyrie Irving.

La decisión del base All-Star de renovar o ir a otro equipo determinará los planes de Boston con miras al mercado de agencia libre, conversaciones con respecto a un posible canje con el objetivo de hacerse con Anthony Davis o una extensión contractual a Jaylen Brown.

Además, Irving no es el único agente libre dentro de los Celtics. Existe la posibilidad de un éxodo en masa, con Al Horford (opción potestativa del jugador), Marcus Morris, Terry Rozier (restringido) y Aron Baynes como fichas que potencialmente podrían probar las aguas del mercado.

Con los Celtics actualmente eliminados de la postemporada, analicemos sus escenarios en el mercado de agentes libres, el draft y decisiones de posibles canjes que deberán ponderar en Boston durante esta temporada baja, mientras intentan remontar y armar un equipo contendor por el título.

Futuro de Kyrie Irving

No hay posibilidad de negociación en lo que respecta a un nuevo contrato para Irving luego de que éste decline ejercer su opción potestativa del jugador para la próxima temporada. O bien los Celtics ofrecerán al base un contrato a salario máximo por cinco años y $189 millones o éste terminará pactando con un equipo que cuente con espacio dentro del tope salarial. Distinto a lo ocurrido en 2018, cuando el mercado se encontraba contraído, más de 10 equipos contarán ahora con espacio dentro del tope salarial, incluyendo los New York Knicks, Brooklyn Nets y los dos equipos de Los Ángeles. También hay comodines que podrían hacer acto de presencia: los Dallas Mavericks podrían intentar persuadir con la posibilidad de armar una combinación con Irving, Luka Doncic y Kristaps Porzingis.

Así sería un contrato de Irving en Boston, en comparación con su fichaje por parte de otro equipo:

Firmar con una organización distinta a la de los Celtics implicaría que Irving declinaría una remuneración garantizada por $49 millones, de la cual podría recuperar muy poco en su condición de agente libre a los 31 años en 2023.

Hay que mantener presente que su renovación con los Celtics no garantiza que Irving termine su carrera (o incluso complete la temporada 2019-20) en Boston. Vimos el caso de los LA Clippers en 2018, cuando lograron transformar el flamante contrato de Blake Griffin por $171.2 millones en activos del draft y jugadores competitivos con valor para canjear.

Un roster sin Irving

¿Qué significaría para los Celtics si deciden no renovar a Irving? Boston entonces habría llegado a la conclusión de que Irving y su salario por $189.7 millones por los próximos cinco años no serían decisivos para armar un roster con argumentos para pelear por el campeonato.

Los Celtics sabían bien cuáles serían las expectativas tras adquirir a Irving en 2017… si el base permanecía sano y producía al mismo nivel de sus días en Cleveland, éste podría aspirar a una oferta a salario máximo el 1 de julio de 2019. Incluso esto fue confirmado por el presidente de operaciones de baloncesto Danny Ainge en febrero pasado.

“La forma en la cual percibí la situación es que pienso que mucha gente, debido al anuncio de Kyrie a inicios de año, pensó que esto se trataba de un matrimonio”, comentó Ainge a la emisora radial 98.5 The Sports Hub, que transmite para el área de Boston. “Y pienso que se trata más de un compromiso. Y que contraeremos matrimonio el 1 de julio. Creo que el compromiso se mantiene en pie, en lo que a mí concierne”.

Sin embargo, ¿cómo se vería el roster en caso de que el compromiso termine roto?

Primero que todo, los Celtics deberán tomar una decisión con respecto a la posición de base. Necesitarían creer que Rozier, agente libre restrigido, es su base del futuro, que Marcus Smart podría ser base a tiempo completo, que puedan conseguir ese jugador en el draft con su arsenal de puestos de selección o de que pueden negociar uno de esos puestos de selección a cambio de un jugador titular.

La partida de Irving podría darle a los Celtics cierto respiro en lo financiero con miras a un posible impuesto al lujo, aunque no se trataría de un espacio suficiente dentro del tope salarial para así conseguir un reemplazo de Kyrie en el mercado de agentes libres. Tomando en cuenta el contrato de Horford por $30.1 millones el cual probablemente decida aceptar, Boston estaría a $500,000 de alcanzar el umbral del impuesto salarial, cuando sumamos tres puestos de selección en primera ronda y las reservas dentro del tope salarial para Rozier, Morris y Daniel Theis. En el escenario poco probable de que Horford deje el equipo y Baynes rescinda, los Celtics contarían con $13 millones de espacio dentro del tope salarial para utilizar en la contratación de agentes libres antes de atender las situaciones de Rozier y Morris.

Y el verano siguiente estaría lleno de incertidumbre. Si bien la contabilidad del tope salarial nos muestra un espacio proyectado en $25 millones antes de la extensión contractual de Brown, esa cifra no toma en cuenta un nuevo contrato de Rozier y los reemplazos de Horford y Morris.

Otros jugadores de los Celtics que podrían hacerse agentes libres

Irving no es el único tema urgente para Boston en la temporada baja. Después de un verano 2018 caracterizado por su tranquilidad, ahora los Celtics se aprestan a enfrentar la posibilidad de que la mitad de su roster pruebe la agencia libre.

A continuación, presentamos un repaso de la situación de cada jugador y lo que éstos podrían esperar para este verano:

Al Horford

Podemos prever que la decisión de Horford con respecto a su opción potestativa del jugador por $30.1 millones no se defina hasta la fecha límite del 18 de junio. Desde ahora hasta mediados de junio, el agente Jason Glushon sondeará a los equipos que cuentan con espacio dentro del tope salarial suficiente para convertirse en posibles destinos de Horford si el dominicano decide convertirse en agente libre.

Horford encontrará entonces que los equipos sí tendrán amplio interés en el veterano; sin embargo, para la mayoría de los equipos constituiría un Plan B de no haber disponibilidad de los objetivos deseados de Irving, Kevin Durant, Kawhi Leonard, Kemba Walker, Klay Thompson y Jimmy Butler.

Los Brooklyn Nets o Indiana Pacers podrían ser buenas opciones; sin embargo, sus intereses no estarían definidos hasta el 4 de julio. Debido a ello, la agencia libre implica altos riesgos que podrían hacer que Horford decida ejercer su opción con Boston.

Terry Rozier

La temporada 2018-19 fue una experiencia de aprendizaje para Rozier. El jugador, que ejerce la posición de base, pasó de ocupar la titularidad en 19 partidos y ostentar promedio de 36.9 minutos por encuentro en los playoffs del año pasado a asumir un rol como suplente; sin ser determinante en la derrota sufrida en la segunda ronda a manos de los Milwaukee Bucks.

“Siento que pasé de ocupar el asiento de pasajero a meterme en la cajuela”, expresó Rozier recientemente a Jackie MacMullan de ESPN. “Todos te dicen: ‘No pienses en el contrato, no pienses en el dinero’. Siempre me digo a mí mismo: ‘Obtendré lo que merezco un día. Quizás no sea hoy, pero en un día’”.

Lo que Rozier sí sentirá este verano serán las consecuencias de una temporada inconsistente, combinadas con las complicaciones dentro de la agencia libre restringida. Quien fuera considerado en una ocasión como un jugador dentro del rango entre $14 millones y $16 millones (comparable con Eric Bledsoe de los Bucks), verá como su mercado se ha reducido sustancialmente. Rozier deberá conformarse con la excepción a nivel medio por $9.3 millones, o incluso, aceptar la oferta calificada por $4.3 millones y convertirse en agente libre en 2020. Por supuesto que dicha cifra podría incrementarse si Irving decide irse y en consecuencia, los Celtics pierden su poder de negociación.

Marcus Morris

Los Celtics tienen la ventaja con respecto a las agencias libres de Horford y Rozier; pero ese no es el caso de Morris.

Luego de terminar la vigencia de su contrato por cuatro años y $20 millones (considerado por muchos observadores de la NBA como la mayor ganga de la liga), Morris disfrutará de un sustancial incremento salarial este verano. Como mínimo, el salario inicial de Morris para la próxima temporada debería ubicarse en el rango de excepción a nivel medio, por $9.3 millones.

Para equipos con argumentos para disputar los playoffs como es el caso de Brooklyn, Indiana y Clippers, que no puedan hacerse con sus piezas ansiadas, Morris se convertirá en candidato ideal a un contrato por un año que oscile entre $15 millones y $20 millones.

El cronograma de Anthony Davis

El razonamiento preponderante después de la fecha límite de cambios era que los Celtics dominaban la situación con respecto a un potencial canje por Anthony Davis. No obstante, han cambiado dos cosas desde entonces. La primera: los Pelicans cuentan con un nuevo jefe de operaciones de baloncesto, David Griffin, quien ha dejado claro que intentará convencer a Davis de que permanezca en Nueva Orleans.

“Contamos con un historial sumamente amplio y exitoso junto a (la agencia) Klutch Sports”, dijo Griffin en su conferencia de prensa introductoria. “Rich Paul (agente de Davis) y yo hemos conversado con respecto a Anthony y creo que ambos nos sentimos emocionados por lo que potencialmente podemos construir aquí”.

La segunda: La incertidumbre que rodea a Irving luego de la derrota sufrida en segunda ronda. ¿Cuán agresivo puede ser Davis en unas tentativas conversaciones sobre un canje de Davis sin tener un compromiso a largo plazo por parte de Kyrie? ¿Deberían los Celtics seguir pensando en intentar hacerse con los servicios de Davis si Irving termina haciendo maletas?

En cualquier caso, la logística inherente a cualquier negociación que involucre a Davis (con o sin la presencia de Irving dentro del roster) se concentraría en la colección de puestos de selección en el draft que tiene Boston. Dada la circunstancia de que se defina la arquitectura de un canje antes del inicio del draft, pautado para el 20 de junio, Boston elegiría por los Pelicans en la primera ronda.

Cuando se trata de los jugadores involucrados, Boston requeriría despachar $25 millones en salarios solo para acomodar la remuneración de Davis en su nómina. Dicha cifra se reduciría a $22 millones si Davis rescinde de su bono por canjes de $4 millones.

El factor que decidirá el nombre del jugador disponible será lo que ocurra con las opciones potestativas del jugador de Horford y Baynes. Si ambos terminan haciéndose agentes libres, la terna de fichas disponibles se reducirá hasta ser conformada solamente por Gordon Hayward, Marcus Smart, Jayson Tatum, Brown y Guerschon Yabusele. Cualquier cambio posible tendría que involucrar Hayward o Smart, debido a sus salarios.

Hay que mantener presente que la adquisición de Davis no implica un compromiso a largo plazo. Davis sería elegible para recibir una extensión contractual por cuatro años y $145.7 millones seis meses después de consumarse el canje. Esa cifra aumentaría hasta $150 millones para el verano de 2020 en caso de firmar con un equipo con espacio suficiente dentro del tope salarial o hasta $202 millones si renueva con Boston.

Situación financiera del roster

Boston vería disparar las cifras de su nómina si Irving regresa con un contrato a salario máximo, sin tomar en cuenta los nuevos pactos que firmarían Brown y Tatum. Los Celtics sí pueden disfrutar de cierto respiro dentro del tope salarial en 2020 en caso de expirar el contrato de Horford y al año siguiente, de ocurrir lo mismo con Hayward.

En caso de que regrese su núcleo de jugadores, Boston tendría una nómina proyectada por $157 millones con $63.8 millones reservados a pagos de impuesto al lujo, lo cual haría que sus gastos por concepto del roster lleguen a $220.8 millones. Para 2018-19, este equipo tuvo un costo total de $130 millones.

Dichas cifras contemplan un estimado conservador de impacto dentro del tope salarial por Morris en $12 millones al año, tres puestos de selección del draft, jugadores firmados a sueldo mínimo y la partida de Rozier. Una firma de Rozier por $10 millones le representaría a los Celtics un costo de $44 millones adicionales sumados al monto pechado por impuesto al lujo.

Resumen de la capacidad salarial

Nota: se proyecta que Irving deje de lado su contrato y se convierta en agente libre.

Recursos disponibles para armar su roster:

  • Draft: puestos de selección presentes y futuros.

  • Efectivo para adquirir puestos de selección en el draft.

  • Agentes libres propios.

  • Activos para canjes tentativos: Brown, Tatum y Smart

  • Excepciones dentro del tope salarial: Niveles mínimo y medio dentro del umbral del impuesto al lujo.

Fechas para tomar en cuenta

Los tres jugadores de los Celtics que cuentan con opciones potestativas del jugador (Irving, Horford y Baynes) tienen fechas topes pautadas a mediados de junio para tomar una decisión: ejercer sus respectivas opciones o hacerse agentes libres. Irving y Baynes tienen hasta el 13 de junio, mientras que Horford cuenta con plazo hasta el 18 de junio.

Los Celtics tienen hasta el 29 de junio para extender ofertas calificadas por un año a Rozier ($4.3 millones), Theis ($1.8 millones), Jonathan Gibson ($1.9 millones) y Brad Wanamaker ($1.6 millones). Cada uno de estos jugadores se convertirá en agente libre restringido si llega a recibir dichas ofertas. Los Celtics tendrán entonces hasta el 13 de julio para retirar la oferta sin consentimiento previo del jugador.

Boston cuenta con plazo hasta el 1 de julio para garantizar el contrato de Semi Ojeleye por $1.6 millones. El jugador, quien fuera elegido en segunda ronda del draft, disputó 56 encuentros en la temporada recién concluida, tres de ellos como titular.