<
>

Un Día Como Hoy en el Béisbol: Estaba Mariano Rivera, y luego los otros

play
Kurkjian analiza el dominio de Mariano Rivera (1:37)

En el aniversario del salvamento 300 de Mariano Rivera, Tim Kurkjian analiza en profundidad su dominio, en especial en la postemporada. (1:37)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 2004, Mariano Rivera consiguió su salvamento 300.

Lograría 352 rescates más, pero ya con 300, era considerado el mejor cerrador de la historia. El ascenso de Rivera hasta ser una súper estrella no era algo que los Yankees pensaban que ocurriría cuando lo firmaron en 1990.

"Ni siquiera estábamos seguros de lo que teníamos; tenía un gran brazo, era un gran atleta, pero tenía una muñeca rígida que le dificultaba lanzar una curva", dijo Buck Showalter, el entonces manager de los Yankees. dijo. "Jugaríamos juegos de tres entradas en la Liga Instruccional. Mariano jugaría en el jardín central una entrada, en el campocorto en la próxima entrada y lanzaría la próxima entrada".

Rivera finalmente encontró la recta cortada, que quizás se convirtió en el mejor lanzamiento en la historia de las Grandes Ligas porque, en esencia, fue el único lanzamiento que utilizó durante 20 años. Rivera tuvo una efectividad de 2.21, la más baja de cualquier lanzador con al menos 1,000 entradas en la era de la pelota viva (1920 en adelante). Hizo 13 equipos Todos Estrellas. Cuando lanzó, sus equipos tuvieron marca de 785 juegos sobre .500 (950-165); Trevor Hoffman es el único otro lanzador que tiene al menos 500 juegos por encima de los .500 con 539 (787-248). Rivera fue la primera selección unánime al Salón de la Fama en parte porque la brecha entre el mejor y el segundo mejor en su posición es más amplia que en cualquier otra posición.

"Nunca quisiste enfrentarlo; era mentalmente desmoralizador", dijo el inicialista Mark Teixeira, quien jugó con y contra Rivera. "Sabías exactamente lo que se avecinaba y la ubicación, pero era imposible cuadrarla como bateador zurdo. Cuando éramos compañeros de equipo, literalmente me sorprendía cuando alguien lograba un hit contra él. En defensa, tuve que moverme desde mi posición en primera base porque nunca hubo ningún batazo fuerte hacia mí área''.

Rivera lucía mejor cuando más importaba: la postemporada. Ganó cinco anillos. Tuvo un récord de 8-1 con una efectividad de 0.79 en 141 entradas, durante las cuales permitió dos jonrones. Su racha de entradas sin anotaciones en la postemporada de 33⅓ entradas es la más larga en la historia del béisbol. Sus 42 salvamentos en postemporada son la mayor cantidad de la historia. Quien le sigue en esa lista es Brad Lidge, que tiene 18.

El 13º y último Juego de Estrellas de Rivera en 2013 en Citi Field fue un tributo perfecto. Había lanzado una octava entrada sin anotaciones, pero cuando fue al montículo en la parte baja de la novena, todos los jugadores de cada equipo se quedaron en el banquillo para que pudiera tener ese momento para él solo. Muchas veces en los Juegos de Estrellas, los jugadores se bañan temprano y se visten con ropa de calle antes de que termine el juego. No en este juego, no con Mariano. Todos los jugadores se pararon en el escalón superior del dugout y lo vitorearon. Rivera fue retirado del juego antes de que pudiera hacer un lanzamiento en la novena para poder caminar solo. Cuando regresó al dugout de la Liga Americana, abrazó a todos los jugadores. Tenía lágrimas en los ojos.

El hombre que lo reemplazó en el montículo fue Joe Nathan, que nunca fue compañero de equipo de Rivera, pero sí fue alguien que salvaría 377 juegos en su carrera. Rivera le entregó la pelota a Nathan. Y logró el salvamento.

"Ser parte de ese momento con Mariano", dijo Nathan, "fue lo más destacado de mi carrera".

Otras notas de béisbol del 28 de mayo

  • En 1951, Willie Mays, después arrancar de 12-0, logró su primer hit en Grandes Ligas. Fue un jonrón ante Warren Spahn.

  • En 2006, Barry Bonds bateó el jonrón No. 715 de su carrera, superando a Babe Ruth. Le llevó casi 1.200 apariciones en el plato más que Ruth para llegar a 714.

  • En 1957, nació Kirk Gibson. En 1988, Gibson se unió a Hank Greenberg como los únicos jugadores en ganar un MVP antes de formar un equipo Todos Estrellas (en la era del Juego de Estrellas, 1933 en adelante). Greenberg ganó el MVP en 1935, formó parte de un equipo Todos Estrellas por primera vez en 1939. Gibson nunca fue parte de un Todos Estrellas. Es el único MVP que nunca formó parte de un equipo Todos Estrellas.

  • En 1994, nació el lanzador Ryan Burr. En 2018, lanzó desde el mismo bullpen para los Medias Blancas con Ian Hamilton: Hamilton-Burr.

  • En 1966, nació el receptor Mike Maksudian. En aras de la risa, una vez se comió una langosta, un grillo y un lagartijo de 3 pulgadas frente a sus compañeros de equipo en el camerino de los Azulejos. "Nunca he sido alguien que rechace un desafío", dijo.