<
>

El Diario del Cactus - Día 4: El impacto del coronavirus

play
Salvador Pérez, a los fans: '¡Cuídense mucho!' (4:03)

BBEN y su Diario del Catus intercambiaron con el receptor venezolano de los Royals de Kansas City. (4:03)

Peoria, Arizona - La lluvia continúa en el área de Phoenix y en la mañana de hoy se esperaba de nuevo que los partidos pautados en la Liga del Cactus fueran suspendidos. Sin embargo, los 15 equipos que hacen vida en el valle del sol esperaban a puerta cerrada en sus respectivos clubhouses sobre las decisiones de Major League Baseball sobre la pandemia del coronavirus.

Mientras esperábamos para accesar al complejo de los Royals en Surprise, Arizona, llegó el comunicado de Major League Baseball alrededor de las 12:30 pm hora central de Arizona que confirmaba la cancelación de los Entrenamientos de Primavera y la retraso de la jornada inauguaral de la temporada 2020 pautada para el 26 de marzo por al menos dos semanas.

Minutos más tarde Minor League Baseball también anunció su suspensión inicial de la temporada, esperando dar detalles en los próximos días de la reformulación del calendario y el World Baseball Classic, que tenía pautado arrancar una ronda del torneo Clasificatorio el viernes en Kino Sports Complex en Tucson, también confirmó la suspensión del torneo que incluye a las selecciones de Nicaragua, Panamá y Brasil buscando un cupo para el Clásico 2021.

Intentamos acceder al complejo de los Padres y los Marineros en Peoria y fue imposible el acceso a los jugadores para los medios. Oficialmente el béisbol y todas sus operaciones han sido canceladas en Arizona, mientras se esperaba que los partidos en la Liga de la Toronja que comenzaron temprano en Florida se dieran por culminados. En total fueron seis los encuentros que se jugaron esta mañana en Florida.

Esta decisión sin precedentes afecta notablemente a la economía del juego, los trabajadores de los parques, los empleos directos e indirectos de la industria alrededor de los 30 equipos y hasta los jugadores, muchos de los cuáles permanecen en condiciones de evaluación diaria como los invitados fuera de róster, los que esperan asignación y los ligas menores. Hay incertidumbre ¿Qué hacer mientras tanto? ¿Entrenar? ¿Esperar? ¿Quién corre con los gastos? ¿Cobran sus salarios o no?

Conversamos con el receptor Salvador Pérez para conocer su opinión al respecto y nos invitó a juntarnos en su hogar en el área de Peoria. Salvador nos recibió con el respeto de siempre y con la preocupación latente por la situación.

"Nos dijeron que hay una posibilidad que nos envíen a todos de regreso a casa, en mi caso y de mi familia hacia Kansas City donde estaríamos más seguros durante la espera. Nos han suspendido toda actividad, lo cual es difícil para todos porque esto afecta nuestra rutina y nuestro ritmo para comenzar una temporada. Pero en este momento, todos los jugadores estamos de acuerdo de que había que tomar esta decisión por el bienestar de la salud de todos en el béisbol, incluyendo los fanáticos y nosotros ponemos siempre primero a nuestras familias, nuestros hijos", dice el campeón mundial del 2015.

Las Grandes Ligas tuvieron que seguir las recomendaciones nacionales y mundiales sobre evitar las grandes concentraciones de personas que pudieran ser un foco de propagación del virus. Aún no se sabe si la temporada pueda ser recortada, como en 1995 después de la huelga de peloteros, o que se intente cumplir el calendario de 162 juegos extendiendo la temporada al mes de noviembre. Lo cierto es que en este punto todas las ligas profesionales de los Estados Unidos permanecen alertas a la situación y con las operaciones suspendidas.

Mientras intenta ponerse a tono 100% para el inicio de la campaña después de someterse a la operación de Tommy John en su brazo derecho, Pérez entiende que la situación en la División Central de la Liga Americana será quizás la lucha más cerrada en todas las Grandes Ligas. "Minnesota está muy bien y ya todos vimos lo que hicieron el año pasado, pero Cleveland también sigue siendo un equipo fuerte. Ahora todo se complica con los White Sox que se han reforzado tanto en el pitcheo como en la ofensiva y eso nos coloca a nosotros con mayores inconvenientes para pelear por la división, entendiendo que Detroit quizás es el equipo más débiol de este grupo", analiza el 6 veces All-Star y 5 veces ganador del Guante de Oro.

Pero a pesar de que tanto Pérez como todos sus colegas en el béisbol intentan permanecer calmados y en normalidad, el estado de pandemia mundial es el tema que hoy domina sus pensamientos y los mantiene en estado de alerta por el bienestar de sus familias. Los jugadores y técnicos se mantienen al pendiente de las noticias locales, siguen al pie de la letra las recomendaciones sanitaras y buscan opciones sobre lugares y situaciones donde tanto ellos como sus familias se sientan en un estado de comodidad para evitar cualquier síntoma.

Hasta hoy en la tarde en el estado de Arizona hay 9 casos confirmados de COVID-19, incluyendo 3 en el condado de Maricopa y 1 en el Condado de Pima, las áreas donde se encuentran los complejos de entrenamientos de los equipos de Grandes Ligas. A pesar de que luzca como una cifra baja el gobernador de Arizona Doug Ducey declaró emergencia sanitaria en el estado.

Mientras tanto las Grandes Ligas y el sindicato de peloteros evalúan cuáles serán las próximas medidas, si el calendario se reducirá a 90, 100 o 120 juegos, si permitirán como en el pasado rósters de más de 26 peloteros para contrarrestar la falta de un estado óptimo para los lanzadores o incluso si podrían experimentar un nuevo formato de playoffs como las propuestas que se han venido discutiendo en las mesas de trabajo.

Un posible escenario es que la temporada arranque con un calendario limitado a Florida y Arizona y los equipos jueguen, incluso a puerta cerrada en sus complejos de práctica, básicamente una extensión de las ligas de la Toronja y Cactus.

Lo cierto es que desde la huelga en las Grandes Ligas en 1994, desde hoy por primera vez el béisbol toma una pausa y aún no se sabe cuándo y de que forma se procederá.

Mientras tanto nuestro equipo de Béisbol Esta Noche On The Road se mantiene alerta a las noticias y acontecimientos en Arizona y probablemente regresemos a nuestra base en ESPN por la vía terrestre para evitar montarnos en un avión. En el camino estaremos pendientes de todo lo que suceda con el desarrollo de las decisiones alrededor del béisbol.