<
>

El Vasco frente al Indiecito, ¿un clásico madridista caduco?

play
Aguirre y Solari vivirán contrastes en el Guard1anes 2021 (1:24)

Elizabeth Patiño augura que a uno de los nuevos DTs de la Liga MX le irá bien y al otro no. (1:24)

LOS ÁNGELES -- Merodeando en el mismo vecindario, sus carreras nunca se cruzaron. Javier Aguirre dirigió al Atlético de Madrid, y Santiago Solari tuvo una gestión breve con el Real Madrid. ¿Cuánto se siente uno Colchonero y cuánto se siente el otro Merengue? Sólo ellos lo saben íntimamente. Rivalidad madridista caduca.

Los avatares de la caprichosa Liga MX, los citan este sábado en la Jornada 2 del Torneo Guard1anes 2021. Ambos llegan airosos. Los amparan victorias en la Fecha 1. Cierto, bajo auspicios distintos. Monterrey fue superior al Atlas, y América resolvió bajo el válido chiripazo circunstancial, con golazo de Sebastián Córdova al San Luis.

Algo más tuvieron en común: sus arqueros fueron los prominentes de la jornada. Hugo González y Guillermo Ochoa acudieron a peripecias de saltimbanquis para atajar al menos cuatro balones hambrientos de red.

Un escenario perfecto, pero entrampado para Javier Aguirre. Las circunstancias lo obligan a la victoria, mientras Solari todavía puede refugiarse en el apapacho aleatorio, luego de heredar las ruinas de un equipo que ya estaba en ruinas en el Guard1anes 2020.

1.- El Vasco ya ha podido dejar huella en su grupo. Tiene más días de trabajo. El ‘Indiecito’, a quien le enerva que le llamen el ‘Indiecito’, apenas ha balbuceado indicaciones a una tribu en la que ni están todos los que son, ni son todos los que están.

2.- Monterrey tiene mejor plantel. Línea por línea, es mejor Rayados. Acaso, si pudiera elegir a un jugador del América, Aguirre sólo blindaría a Córdova o a Pedro Aquino. ¿Los restantes?

Serían suplentes de los suplentes de Monterrey. Los titulares de El Nido serían suplentes en Monterrey; los estelares de Rayados serían titulares en América.

3.- Javier Aguirre restablece una paz emocional. Solari encuentra histeria. En Rayados, al irse el ‘Turco’ Mohamed, ya se dio el borrón y empieza la cuenta nueva. Todo está fresco en El Barrial. El ‘Indiecito’ tendrá que sacar leche de la ubre seca que le entrega Santiago Baños, con algunos disidentes a bordo, como Giovani dos Santos, Roger Martínez y Andrés Ibargüen. ¿Mauro Láinez la esperanza? Hasta un reloj descompuesto da bien la hora dos veces al día.

4.- Personalidad. Javier Aguirre es el entrenador llegado de Europa a México con las mejores credenciales, desde la época de Leo Beenhakker. Su arribo genera confianza en el equipo e implica autoridad. Además, el jugador tiene frescas las imágenes de la épica que casi consuma con el Leganés, con sus colegas dejando la vida en la cancha. El ‘Indiecito’ tiene un estigma: la forma en la que ninguneó al futbol mexicano, al jugador mexicano y al técnico mexicano, cuando turisteó en el Atlante.

5.- Monterrey juega de local. Cierto, las tribunas estarán vacías. Y cierto, a veces el flamante estadio regiomontano no ha sido la amorosa y maternal trinchera que se esperaba. Uno de los mejores estadios de futbol de América, aún no alberga una gloriosa vuelta olímpica de la Liga Mx. Pero, es parte del discurso del Vasco: la casa se respeta.

6.- La invitación petulante del #ÓdiameMás. Mediática y virtualmente, América llega escupiendo el rostro de su adversario. Un tibio salivazo lleno de provocación y menosprecio. Es su forma de vida. Así lo enfrentará Monterrey. Sabe que ganarle al América podría ser aplaudido vehementemente hasta por sus rancios enemigos, los Tigres. Darle una descarapeladita a ese plumaje blindado de arrogancia, tiene, para sus adversarios, un saborcito extremo.


Escucha el blog de Rafa Ramos

7.- Hace poco más de un año se enfrentaron en una Final. Monterrey se corona campeón del Apertura 2019 en el Estadio Azteca. Cierto, el arbitraje, siempre exacerbado contra Miguel Herrera, aniquila a El Nido en la Ida y en la Vuelta. Pero, en las Águilas tendrá que trabajar

Solari, como todo un ‘Indiecito’ de la motivación y la estrategia para sublimar los sentimientos de revancha y desquite en el equipo.

Visto así, insisto, la presión se ciñe y se cierne sobre Javier Aguirre e indulta a Santiago Solari. El primero no se guardó la crítica, tras la victoria sobre el Atlas: “No me gustó”. El segundo se quedó mudo, porque además trabajó sin permiso legal para trabajar, entonces hizo mutis comodinamente, pero seguramente poco le agradó lo que vio en la cancha.

Y, por supuesto, este enfrentamiento es el juego que seduce en la Jornada 2. Por la presencia de ambos entrenadores, por el plantel costosísimo de Rayados, y por el historial del América, vilipendiado sádica y recientemente por Chivas en la Liguilla, y por los vestigios de Chivas USA en la MLS (al menos en cuanto a la afición heredada), el LAFC, que lo echa de la Concachampions, y es, además, la onza de bilis que derrama la vesícula de Emilio Azcárraga Jean, para despedir a Miguel Herrera.

Un punto extra a favor de Javier Aguirre. El discurso empieza a tener frutos. Una bala perdida, como había sido Matías Kraneviter desde su llegada, ya se decidió a jugar. Tras cinco años de pulular en la oscuridad entre España y Rusia, al fin tomó forma en la cancha ante el Atlas. Poco mostró, pero mucho más que en los meses anteriores con Rayados. ¿Hará lo mismo Aguirre con el fraude mayúsculo llegado a la Liga Mx como lo es Maximiliano Meza?

Ojo: el árbitro asignado es Jorge Antonio Pérez Durán. Tiene una larga historia de decisiones polémicas a favor del América y en contra de Rayados. Claro, pudieron haber sido accidentes o casualidades, pero…