<
>

F1: El desafío para los cuatro pilotos que cambian de equipo: Sainz, Vettel, Ricciardo y Checo Pérez

play
Un día normal de Checo Pérez en Milton Keynes (3:05)

El mexicano y Max Verstappen siguen compartiendo aventuras y nunca se aburren juntos. (3:05)

El invierno en el mercado de Fórmula Uno fue intenso. Antes de la temporada 2020 ya se esperaban varios cambios entre los volantes para el final de la campaña por la inminente modificación en las reglas y aunque ésta fue pospuesta para 2022, el juego de las sillas en la parrilla se dio durante todo el calendario.

Sólo tres de las diez escuderías mantendrán su alineación del año anterior para 2021: Mercedes, Alfa Romeo y Williams, mientras que habrá tres debutantes (Yuki Tsunoda con AlphaTauri, y Mick Schumacher y Nikita Mazepin con Haas) y un regreso a la máxima categoría, el del español Fernando Alonso con Alpine, luego de un par de campañas en pausa.

Sin embargo, además del asturiano, los pilotos que tendrán todas las miradas encima son los cuatro que cambian de garaje, sobre todo porque los movimientos se dan entre equipos que quedaron entre el segundo y el sexto lugar del campeonato de constructores en 2020: Red Bull (2º), McLaren (3º), Racing Point (4º) y Ferrari (6º), un auténtico engranaje del que las escuderías esperan salir como la mayor rival para Mercedes y que significa un desafío distinto para cada uno de estos conductores.

SERGIO PÉREZ

El mexicano parecía quedarse sin sitio para 2021, luego que se anunciara su salida de Racing Point y la posterior llegada del alemán Sebastian Vettel, pero a final de cuentas se sacó la rifa del tigre, con el asiento más codiciado entre las posibles vacantes (el de Red Bull), pero para tener como compañero al mayor aspirante a derrocar a Lewis Hamilton, el holandés Max Verstappen.

Ejemplo de paciencia, 'Checo' tuvo que esperar 190 carreras en F1 antes de lograr su primera victoria, una marca en la categoría, sus 10 podios los ha conseguido con autos modestos (Sauber y Force India-Racing Point), pero es esa constancia la que busca Red Bull al ficharlo, ya que en la temporada anterior el tailandés Alex Albon tuvo 109 puntos menos que Verstappen, con el mismo chasis.

Será también una revancha para el mexicano, después de lo ocurrido en McLaren en 2013. Luego de buenas actuaciones con Sauber, Pérez firmó con el equipo que había sido tercer lugar en el campeonato de constructores la campaña previa, pero el matrimonio no fue feliz; 'Checo' no se adaptó y los de Woking comenzaron su caída para terminar en la quinta posición en esa ocasión.

El tapatío encontró refugio en Force India y ahí vivió desde una bancarrota hasta la victoria en Sakhir 2020, a la espera de una poco probable oportunidad en otro monoplaza competitivo, que se concretó tras las malas actuaciones de Albon y al entregar una carta de presentación inmejorable, al quedar cuarto en la tabla.

SEBASTIAN VETTEL

El cuatro veces campeón de Fórmula Uno comienza una nueva etapa de su carrera en el resucitado Aston Martin, la nueva denominación de Racing Point. El alemán se dirigía a un año sabático, luego del anuncio de Ferrari de la contratación del español Carlos Sainz para la temporada 2021, pero encontró un asiento en el equipo de Lawrence Stroll, a costa de Sergio Pérez.

El germano también tendrá su propia revancha. Luego de una aparición espectacular con Toro Rosso que incluyó un triunfo en Italia en 2008, dominó el serial al coronarse en cuatro ocasiones con Red Bull y obtener 34 victorias entre 2010 y 2013, antes del comienzo de la era híbrida que colocó a Mercedes en la cima. Tras pasar de la escudería austriaca a Ferrari, se convirtió en el principal rival de Hamilton en la lucha por el título, pero no pudo vencerlo.

En 2019 comenzó su caída, al ubicarse en el quinto puesto del campeonato de pilotos con apenas un triunfo, lo que provocó un divorcio con la Scuderia que se hizo aún mayor con el anuncio de Sainz y con un lugar 13 en la tabla el año pasado, sin victorias y sólo un podio, víctima de sus propios errores, las fallas del equipo y la consolidación del monegasco Charles Leclerc como el número uno en el garaje rojo.

Aterriza en una escuadra que se mostró competitiva en el 2020, con un auto similar al de Mercedes que le permitió ubicarse en la cuarta posición, con 195 puntos y cuatro podios, incluida la victoria de 'Checo' en Sakhir, por lo que Vettel tiene opciones de regresar a la pelea por los triunfos, dejar atrás los problemas y recuperar la buena estrella que arrastraba desde sus tiempos en Toro Rosso.

CARLOS SAINZ

El español también recibe su tan anhelada gran oportunidad en la máxima categoría al estrenarse con Ferrari. Debutó al lado de Verstappen en Toro Rosso en 2015 y aunque siempre ofreció buenas actuaciones, no pudo tener el meteórico ascenso de su compañero; a pesar de conseguir una heroica cuarta ubicación en Singapur en 2017, sin posibilidades de ascender a Red Bull y en medio de una negociación a tres bandas, terminó esa temporada en Renault.

Con la marca francesa se mantuvo en 2018, pero el equipo galo firmó al australiano Daniel Ricciardo y el ibérico pareció quedar a la deriva para la siguiente campaña; sin embargo, fue elegido por McLaren como el sucesor de su compatriota Fernando Alonso y no desaprovechó la ocasión.

Consiguió un emocionante tercer lugar en Brasil para el primer podio de su carrera, un remate a un gran desempeño, que le valió para ser sexto en el campeonato, sólo por detrás de los dos de Mercedes, su ex compañero Max y los dos de Ferrari. Para 2020 aumentó la apuesta y estuvo cerca de ganar en Italia, aunque se conformó con el segundo puesto, repitió posición en la tabla, pero sumó nueve puntos más, con cuatro carreras menos respecto al calendario anterior.

Este ascenso le valió para ser firmado por Ferrari, donde se encontrará por primera vez con un auto que en teoría puede pelear por las victorias, aunque con una situación similar a la de Verstappen porque las ilusiones en la Scuderia están colocadas en Leclerc, quien incluso tomó el control cuando Vettel todavía estaba ahí; Carlos deberá mostrar todo su talento para estar al nivel de su coequipero.

DANIEL RICCIARDO

De forma irónica, Daniel Ricciardo reemplazará en McLaren a Sainz, de quien tomó el asiento en Renault en 2019 y con quien se especula que perdió la carrera para ser el reemplazo de Vettel en Ferrari. El australiano, uno de los más carismáticos de la parrilla, vuelve a lanzarse en grande por su legado.
Luego de brillar en Toro Rosso, el 'Honey Badger' dio el salto a Red Bull en 2014 y fue tercero en el campeonato, sólo por detrás de los dos autos de Mercedes; ante la salida de Vettel parecía que llegaba su oportunidad de ser el conductor principal de la escuadra, pero eso sólo duró un año, la aparición fulgurante de Verstappen lo relegó y luego de tres campañas junto a Max optó por irse.

Firmó con Renault, que había sido cuarto en la tabla en 2018 y necesitaba una pieza para alcanzar los podios y las victorias, pero los resultados no fueron los esperados y la marca francesa tuvo 31 puntos menos para caer al quinto puesto. En 2020 al fin llegó la recompensa, con un par de terceros lugares para Ricciardo, pero la decisión estaba tomada y quería marcharse de la escudería.

Encuentra refugio en McLaren, donde de nuevo aterriza en un proyecto que parece ir al alza y que luce con la capacidad de luchar adelante en cada carrera. Daniel será el piloto número uno y las esperanzas en Woking están puestas en él; el australiano tiene una última posibilidad de demostrar que es uno de los mejores volantes de la parrilla de F1.

Estos cuatro protagonistas, con experiencia de sobra en la categoría, serán piezas claves para que alguna de sus escuadras se convierta en la principal rival de Mercedes por el título en el último año antes de las modificaciones al reglamento. Cada uno tiene un desafío, pero todos esperan que el cambio de aires signifique más éxitos, aunque 'Checo' y Sainz tengan que encontrarse con coequiperos aspirantes a la corona o Vettel y Ricciardo deban reinventar sus carreras.