<
>
CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

Mis Equipos de Todos Estrellas: Predicciones tempranas para los rosters de la LA y la LN

play
¿Por la triple corona? Vladimir Guerrero Jr. a buen ritmo (2:15)

Carolina Guillén conversó con Enrique Rojas sobre el momento que vive el dominicano y su capacidad ofensiva para luchar por el liderato de jonrones, promedio y carreras remolcadas en las Grandes Ligas. (2:15)

Una de las mejores historias de la temporada ha sido el resurgimiento de Buster Posey como jugador ofensivo dominante para los San Francisco Giants. Posey optó por no jugar en la temporada 2020 debido a la pandemia de COVID-19, y después de pasar por una lesión en la cadera en 2018 antes de someterse finalmente a una cirugía en agosto, no había sido una fuerza en el plato desde 2017. Dada su edad (34), falta de poder en 2018 y 2019 (12 jonrones) y todos esos juegos detrás del plato (casi 1,000 entrando en 2021), su tiempo como jugador de élite parecía terminado.

Sin embargo, conectó cuadrangulares en los primeros dos juegos de la temporada y no ha dejado de batear, bateando .333/.411/.583 con 10 jonrones para los sorprendentes Giants. Ha sido tan bueno que el columnista del San Francisco Chronicle, Scott Ostler, escribió recientemente una columna argumentando que Posey está defendiendo convertirse en un Gigante de por vida, un gran cambio con respecto a lo que parecía ser su futuro hace unos meses, cuando las probabilidades favorecían que los Gigantes no ejerceríann una opción de club de $22 millones por él para 2022.

En una temporada en la que muchos bateadores están luchando solo por hacer contacto, Posey ha conservado la habilidad que le permitió ganar un título de bateo en 2012, cuando bateó .336.

Ha sido titular en 39 de los 59 partidos de los Giants entrando en los partidos del martes, ya que el manager Gabe Kapler ha trabajado bien con Posey para mantenerlo lo más fresco posible. Posey también le está recibiendo al que ha sido uno de los mejores cuerpos de lanzadores de las mayores. Debido a su excelente comienzo, Posey lidera mis rosters anuales tempraneros de Todos Estrellas.

Mucho puede cambiar entre ahora y el Juego de Estrellas de MLB el 13 de julio en Denver, pero más de dos meses de juego nos brindan un marco sólido para completar nuestras escuadras hipotéticas de la Liga Nacional y la Liga Americana. Mientras evalúan mis selecciones y las aprueban o no, aquí están las pautas: rosters de 32 hombres con 20 jugadores de posición y 12 lanzadores (incluidos al menos tres relevistas), dos bateadores designados para la Liga Americana y cada equipo debe estar representado.

Mi filosofía general: enfatizo los números de 2021, pero también quiero Todos Estrellas legítimos en mis equipos, no jugadores que solo hayan brillado por dos meses, por lo que también se considera el rendimiento de temporadas recientes. Mookie Betts no ha tenido un gran comienzo, pero todavía es un Todos Estrellas y él está en mi equipo; en otras palabras, no ha jugado lo suficientemente mal como para quedarse fuera del equipo.