<
>

Sin Lewandowski no hay fiesta... Y sin Christensen se acabaron los centrales

play
El Barça pincha ante el Inter; Calhanoglu anota el gol del triunfo (1:12)

Los de Xavi Hernández cayeron por la mínima a domicilio en Italia. (1:12)

MILÁN -- Robert Lewansdowski no ha marcado en tres partidos esta temporada y el Barça no ha ganado ni uno de ellos. De hecho, ha perdido dos y no ha marcado en ninguno de los tres. El Barça echa tanto de menos los goles del polaco que Xavi animó en la previa a sus compañeros a sumarse a su efectividad cara al gol... pero no hay manera. Es como un maleficio que se vio aumentado en Milán por el gol anulado a Pedri y que provocó las amargas quejas del entrenador azulgrana que, sin embargo, deberá encontrar un remedio a esta circunstancia.

Fue Lewandowski, por su invisibilidad, uno de los protagonistas, aunque no el único de una derrota que dentro de un mes se verá si fue un simple accidente del que no cabrá acordarse o un derrumbe en toda regla.

Otro nombre propio fue Christensen, que se sumó a la tragedia de los centrales, tras las lesiones de Koundé y Araújo, para irse lesionado al comenzar la segunda parte y sufrir, según comunicó el club, un esguince del ligamento externo del tobillo izquierdo. Su recuperación para el Clásico está descartada.

LEWANDOWSKI

Segunda salida a Europa y segundo partido en el que se quedó sin marcar el polaco. A diferencia de Munich, donde tuvo buenas ocasiones y fue un incordio constante para Neuer, Por el césped del Giuseppe Meazza pasó prácticamente desapercibido, con un solo remate intencionado pero erróneo, bien anulado por la zaga local y aunque intentó colaborar en cuanto a los desmarques y combinaciones rápidas, el partido horrible de sus compañeros ofensivos le arrastraron a una invisibilidad que puede considerarse preocupante.

MARCOS ALONSO

Xavi contó con él como titular en Múnich y no volvió a hacerlo hasta esta nueva salida de Champions. Falto de ritmo y falto, también, de confianza, el lateral madrileño le puso todo el empeño pero mostró no pocas lagunas en el juego de combinación, le costó recuperar la posición y solo destacó en un par de anticipaciones defensivas, cuando estaba en el área. El Barça creó mucho más y sufrió bastante menos a partir de la entrada de Balde.

CHRISTENSEN

Se retiró dolorido... Y el club comunicó una lesión que, a falta de más pruebas en Barcelona, está fuera del Clásico sumándose a las bajas de Araújo y Koundé. A partir de aquí no queda más que Èric García... y Gerard Piqué, quien pasaría de ser el quinto e invisible central a tomar un protagonismo inesperado en el primer momento decisivo de la temporada.

DEMBÉLÉ

Completó un partido extraño, por decirlo suavemente. Si Raphinha estuvo entre estéril y desaparecido, Dembélé apareció muchas veces... Y casi todas ellas para tomar decisiones equivocadas. Apenas dos centros buenos y un remate al palo en 90 minutos en los que abusó tanto de su anarquía como del regate de más y el pase de menos. Hay días que se habla de Dembélé como si fuera la quintaesencia del fútbol mundial... Y otros en los que se demuestra que para acercarse a esa consideración debería mejorar, enormemente, sus actuaciones.