<
>

Las frases de sabiduría de Luis Enrique en Twitch: Su desprecio por el queso y las charlas tácticas de 'Luis Padrique'

play
Luis Enrique: "Si España no gana el Mundial, me gustaría que fuera Argentina" (0:34)

El seleccionador de España apoya al Argentina de Lionel Messi si La Roja no queda campeón. (0:34)

Por toda España, cientos de miles de personas se conectan para ver al seleccionador nacional Luis Enrique dando su parte noche tras noche. A pesar de que se retiró como jugador activo en 2004, se ha convertido en una de las figuras del Mundial en su patria, haciendo streams de Twitch dirigidos a los fieles seguidores de La Roja.

Luis Enrique nunca ha sido dado a conceder muchas entrevistas, y su gélida relación con los periodistas ha causado constantes titulares negativos. Sin embargo, su enfoque en Qatar ha cambiado la narrativa en torno a él. Gracias a sus charlas, los seguidores tienen una idea más clara de quién es y cómo es, lo que le ha valido el apodo de "Luis Padrique" (del que hablaremos con mayor detalle posteriormente).

Todas las noches a las 8 p.m. hora local (excepto en los días de partido), Luis Enrique se sienta en una silla de gamer, se pone sus auriculares y responde las preguntas del chat. El técnico no sólo se limita a hablar de fútbol: conversa sobre varios temas, desde las complicadas relaciones de familia y cómo se mantiene en forma a los 52 años, hasta el valor nutricional de los huevos, los apodos, la geografía y su opinión sobre las relaciones sexuales de los futbolistas durante los torneos internacionales. Más de 700,000 usuarios se han suscrito a su cuenta de Twitch y más de 400,000 siguen su nueva cuenta mundialista en Instagram, en la que ha exacerbado su controversial reputación con una serie de selfis sin camiseta.

Sus streams lo han ayudado a hacerse con la imagen del seleccionador más a la moda del Mundial. Con La Roja presta a disputar este jueves su último encuentro de fase de grupos contra Japón, requiriendo de solo un punto para asegurar su puesto en octavos de final, éstos son los puntos más importantes que hemos conocido hasta ahora de boca del propio Luis Enrique.

Está bien hablar de táctica, pero no esperen a que revele un XI titular

La mayoría de los entrenadores se muestran reacios a hablar de tácticas en detalle, porque no quieren revelar demasiado a los posibles rivales, y menos aún en el entorno de alto riesgo del Mundial. Pero ese no es el caso de Luis Enrique. Con una hora de streams para llenar todas las noches, se siente contento de profundizar sobre sus ideas de juego para el seleccionado español. También ha aprovechado la oportunidad para disipar algunas ideas erróneas sobre la identidad del equipo.

La primera: Puede que Marco Asensio asumió la titularidad a la delantera contra Costa Rica en vez de Álvaro Morata; pero eso no significa que España haya jugado con un falso ‘9’ (un delantero replegado que se mueve libremente por el tercio de ataque, creando oportunidades para sus compañeros).

"Vamos a derribar otro mito", expresó Luis Enrique en la previa del partido. "No jugamos con un falso ‘9’. Jugamos con un ‘9’. Ya sea Morata, Asensio o Dani Olmo, ocupan el mismo espacio. Pero sus perfiles son diferentes. Marco es un chico que puede girar, va de ida y vuelta... Álvaro tiene otras cualidades. Llámenlo como quieran, pero si se fijan, nuestro ‘9’ suele recibir [el balón] entre los centrales y el volante de contención".

Independientemente del rival, España asume todos los partidos con la misma mentalidad proactiva, buscando presionar y dominar la posesión. "Saldremos a jugar [contra Alemania] de la misma forma", dijo Luis Enrique.

Una cosa que sí cambiará es el propio equipo. "No soy de los que repiten", prosiguió. "Creo que nunca he repetido un XI titular, y espero seguir así en los siete partidos [del Mundial]".

Posteriormente, España firmó empate con Alemania tras debutar con una contundente goleada 7-0 sobre Costa Rica. Pero eso no mermó su ánimo. "En términos futbolísticos, aún no he visto un equipo mejor que el nuestro", añadió este lunes. "Puede que haya equipos con más garra, como Francia y Brasil, pero siempre salimos a la cancha con la mentalidad de que somos mejores que el rival. Nuestra estrategia nunca cambiará".

La nueva generación ha asimilado sus métodos

La convocatoria de Luis Enrique (no solo para el Mundial, sino en los últimos dos años) ha despertado críticas en España. La decisión de pasar la página con veteranos de la talla de Sergio Ramos para depositar su fe en un núcleo de jóvenes jugadores, primordialmente del Barcelona, no siempre ha sido popular. Se le puede perdonar su aire petulante cuando habla sobre los jovencitos que han demostrado ser la combinación perfecta para el estilo que le exige a su plantilla.

"No es normal lo que hace con 18 años", afirmó el seleccionador sobre Gavi, el mediocampista que se convirtió en el goleador mundialista más joven desde Pelé en 1958 cuando marcó contra Costa Rica. "Todos debemos darnos cuenta de lo difícil que es hacer lo que hace a esa edad".

Cuando se le preguntó por el jugador que más le ha sorprendido, mencionó el nombre de Ansu Fati, que cumplió 20 años en octubre pasado. "Excelente pregunta", respondió Luis Enrique con entusiasmo. "Cuando Ansu jugó contra Ucrania [en 2020] en su primera convocatoria, le hizo un caño al rival, entró al área, dio dos pasos y se ganó un penal. Le dije a [mi asistente] Rafel Pol: ‘¿Qué diablos es esto? ¿El Capitán Tsubasa? [personaje del anime Supercampeones]’".

Pedri (20 años) y Alejandro Balde (19) también se han ganado los elogios del técnico. Los cuatro jóvenes son jugadores del Barça. Por su parte, Balde hizo su debut internacional en la victoria sobre Costa Rica luego de ser llamado como sustituto del lesionado José Luis Gaya. "Técnica y físicamente, Balde es extraordinario y jugamos de una forma con la que está familiarizado a nivel de clubes", indicó Luis Enrique.

play
0:40
Luis Enrique: Puedo comer seis o más huevos en un día

El entrenador de España revela sus secretos para llegar a una envidiable condición física.

Disipó la polémica sobre la relación familiar con Ferrán Torres con un chiste

La relación entre el delantero barcelonista Ferrán Torres y Sira Martínez, hija de Luis Enrique (con ambos confirmando que eran pareja a principios de este año, compartiendo fotos en redes sociales) sólo podría generar incómodas acusaciones de favoritismo. ¿El seleccionador español mantenía en la plantilla a Torres, que no anotó en los ocho encuentros internacionales previos al Mundial, debido a su conexión extra-cancha?

Luis Enrique nunca se había referido al tema en púbico hasta que uno de sus seguidores en Twitch hizo la siguiente pregunta: "Si [Sergio] Busquets era la extensión de Vicente del Bosque [seleccionador de España entre 2008 y 2016] en la cancha, ¿quién es la tuya?". Eso le dio a Luis Enrique la oportunidad de tratar el tema de la mejor forma posible. "Fácil", respondió. "La mía es Ferrán. [Si no lo digo] ¡mi hija me cortará la cabeza!"

Ferrán, que respondió con un doblete en la goleada 7-0 ante el combinado costarricense, afirma que es "seguidor" del stream de Luis Enrique y que lo sintoniza todas las noches junto al resto de la plantilla. Sólo cabe imaginarse qué habría pensado Torres el pasado viernes cuando se le preguntó al padre de su novia cómo reaccionaría si el delantero celebra un gol chupándose el pulgar como un bebé, sugiriendo la inminente llegada de un nuevo miembro de la familia.

"Lo saco de la cancha de inmediato y lo dejo en la tribuna. ¡No vuelve a poner un pie en la cancha!"

La historia familiar de Luis Enrique está marcada por la tristeza. Xana, la menor de sus tres hijos, falleció en 2019 a los nueve años, víctima del cáncer de huesos. La niña ha estado presente durante el Mundial en las fotografías de vacaciones familiares compartidas por el entrenador en sus streams. Habría cumplido años el pasado domingo.

"Hoy, no sólo jugamos contra Alemania. También es un día especial porque Xana cumple 13 años", publicó Luis Enrique en su cuenta de Instagram. "Mi amor, dondequiera que estés, te envío muchos besos. Que tengas un gran día. Te queremos".

La geografía no es su fuerte (lo sentimos, Costa Rica)

Cuando se hacen transmisiones de una hora al día en Twitch, es probable que se cometa uno que otro desliz. Luis Enrique provocó un pequeño incidente diplomático cuando, en la previa del debut del seleccionado de España, describió a sus rivales de Costa Rica como "un país suramericano, que sabe jugar", cuando Costa Rica, obviamente, forma parte de Centroamérica.

Como es normal, las redes no tardaron en darse cuenta de su error. "¡No tuvo el mejor profesor de geografía!", afirmó el zaguero "tico" Francisco Calvo. "Creo que debes tener cierta educación, saber contra quién juegas y dónde queda ese país".

Al día siguiente, Luis Enrique inició su stream con una disculpa. "Dije que Costa Rica quedaba en Suramérica. Fue un grave error de mi parte. No tengo excusas, porque he ido a Costa Rica de vacaciones. ¡Lo siento!", indicó antes de compartir imágenes de su viaje de vacaciones en familia de 2016. "Fui a la playa con mi familia, lo pasamos muy bien. Me encantó la comida".

Nunca se es demasiado viejo para una selfi sin camiseta... ni a los 52 años

No solo los streams de Luis Enrique han llamado la atención durante su estadía en Qatar. El ex jugador de 52 años ha compartido diariamente en su Instagram fotos y videos de sus sesiones de entrenamientos matinales (fue el primer miembro del contingente español en utilizar el gimnasio, justo el primer día), mostrando un físico que avergonzaría a muchos de sus jugadores veinteañeros.

El técnico es un obsesivo del ejercicio. Ha completado dos triatlones Ironman, conformados por 2.4 millas de natación, 112 millas en bicicleta y una carrera de 26.22 millas, todo en un mismo día. Su mayor pasión, después del fútbol, es el ciclismo y ha encontrado tiempo para seguir practicando su hobby en Qatar. "Hay una ciclorruta que sale de la universidad [sitio de la concentración española]", afirmó. "Es la más larga del mundo. 33 kilómetros [20.5 millas] de ida y 33 kilómetros de vuelta. La temperatura es buena, 24 grados [Celsius, 75 grados Fahrenheit]. Es un paseo tranquilo".

La dieta lo mantiene en forma, pero sus gustos despertaron la polémica

Uno de los grandes temas de debate en los streams diarios de Luis Enrique es la comida. En 2021, una encuesta a gran escala reveló la respuesta a un tema de interminable controversia en España: la población de ese país prefiere las tortillas con cebolla. Por ende, Luis Enrique habrá molestado a algunos de sus compatriotas cuando reveló que prefiere las suyas "sin cebolla, por favor".

También hubo cierta sorpresa cuando expresó que detestaba el queso. Enfatizó su punto hablando en inglés: "I hate cheese" ("Odio el queso"). Luis Enrique también reveló su poca predilección por la pizza, aunque quizás era de esperarse considerando que le gusta mantenerse en óptima forma física.

Aparte de los triatlones, el ciclismo y las tortillas sin cebolla, ¿qué otros secretos hay tras su envidiable condición física?

"Los huevos", respondió antes de confesar que no sigue ningún consejo con respecto a cuántos puede comer al día. "Puedo comer seis o más en un día. Es, de lejos, uno de los alimentos más nutritivos, si te aseguras que son de granja. No sé si [en Qatar] lo son. Espero que haya gallinas pastando por aquí, aunque no hay muchas en el desierto".

"Pero eso no significa que coma seis [huevos] diarios. Hoy, solo cinco: dos hervidos y tres fritos. También comí algo de sepia, batatas, un poco de champiñones y yogurt de postre".

No obstante, Luis Enrique se permite algunos pecadillos. "El día previo al partido, con mi cuerpo técnico, nos tomamos una cerveza y brindamos", prosiguió. "Es un ritual. Sinceramente, es excelente para tu energía".

Adoptando su nuevo apodo

Una tendencia en redes sociales en castellano es transformar el nombre de alguien para incluir la palabra "padre". Proviene del verbo "padrear", que también se utiliza para referirse a alguien como jefe, afirmar que es "cool" o elogiarlo por algo que hicieron. En consecuencia, Luis Enrique se convirtió en "Luis Padrique" y el seleccionador lo ha adoptado sin reservas, aunque no se le ha escapado el significado literal del mote.

"Veo muchos [comentarios en el chat] sobre Padrique", afirmó. "Me encanta. Me encanta mucho Luis Padrique. ¡Uff, 100,000 conectados! Y si la mitad de ustedes en el chat dicen que soy su papá, no me quedará mucho de mi sueldo. Disfruto leer el chat. Cuesta seguirle el paso, va tan rápido como [el extremo de la selección de España] Nico Williams".

¿Podría su popularidad llevarle a la política?

¿Llegará el día en el que la figura paterna más famosa de España se convierta en presidente del gobierno de ese país? "Podría ser una opción", dijo entre risas. "Y si no cumplo la mitad de mis promesas el primer año, pues dimito".

En un tono más serio, agregó: "Puedes cometer errores, pero al menos cumple el 50% de tus promesas el primer año. Ese debería ser el objetivo de nuestra clase política. Todos quieren hablar, se les da muy bien, pero después... Y no hablo de un partido político u otro. No importa quien sea".

Sexo y aplicaciones de citas

No sería un torneo internacional sin el antiquísimo debate sobre si los jugadores tienen mejor o peor rendimiento si se les concede tiempo de intimidad con sus parejas durante la competición. En el pasado, los entrenadores han oscilado entre ambos extremos, desde imponer estrictas prohibiciones a la intimidad hasta darle a sus seres queridos pases libres en el hotel de concentración. Luis Enrique ha demostrado ser laxo en ese sentido.

"Es ridículo [prohibirlo]", afirmó. "Es algo que considero totalmente normal. Si vas a una orgía en la noche previa al partido, pues obviamente no es lo ideal; pero cuando fui entrenador en clubes, los jugadores están en sus casas en la noche previa al partido, así que eso no me preocupa".

"Si lo hacen, es porque lo necesitan y quieren. Pero reitero: ¡con sentido común! Cada uno con su pareja. Es normal. Cuando era jugador, si estaba en casa antes de un partido, con mi esposa, pues... hacíamos lo que teníamos que hacer".

Luis Enrique sigue siendo un hombre felizmente casado, así que no pasará de Twitch a OnlyFans u aplicaciones de citas en el futuro próximo. "¿Son para ligar?", le respondió a un usuario que le preguntó por OnlyFans, para después bromear que viste tangas, cuando se le preguntó si prefería bóxers o slips. "He ligado todo lo que necesitaba. Tengo suerte de tener a mi esposa conmigo".

... pero ya tiene un acompañante para la final

A pesar de que Luis Enrique no se conectará a aplicaciones de citas, reveló después del empate con Alemania que ha concertado una cita para el día de la final mundialista. "Hansi Flick [seleccionador de Alemania] y yo hemos quedado como si fuéramos pareja", afirmó. "Medio en broma, medio en serio, ya fijamos el 18 de diciembre. Al jugar en el mismo grupo, significa que no podremos reunirnos hasta entonces".

"Espero que ocurra. Flick me agrada mucho como técnico. Ganó muchos trofeos con el Bayern pero, aparte de ello, es una persona cálida y muy respetuosa. Alemania es capaz de ganarlo todo".

Durante ese mismo segmento de su transmisión, Luis Enrique destacó al joven delantero alemán Jamal Musiala como un jugador que le ha impresionado. Asimismo, eligió a Marruecos como su candidata a sorpresa del torneo. "Muestran mucha intensidad, creo que es uno de los equipos que más puede sorprender".

Si España no se lleva la Copa, debería ganar la Argentina de Messi

La sorpresiva derrota del seleccionado albiceleste ante Arabia Saudita en su debut podría haber afectado sus probabilidades de alzar el trofeo en Qatar. Sin embargo, Luis Enrique no duda de su preferido para llevarse la Copa del Mundo si La Roja no logra repetir la hazaña de 2010.

"Si España no gana el Mundial, me gustaría que fuera Argentina", afirmó. "Para un jugador de la estatura de Leo Messi, sería injusto [retirarse] sin ganar un Mundial. Será su quinto [torneo]; pero siendo sincero, creo que podría jugar el sexto. Con su físico y su ambición, no podemos descartarlo".

Tras haber entrenado a Messi en el Barcelona entre 2014 y 2017 (ganando un histírico triplete de Champions League, LaLiga y Copa del Rey en 2015), es comprensible que Luis Enrique sienta afecto por el capitán del seleccionado argentino. Otro favorito es el delantero David Villa, oriundo de la Asturias natal de Luis Enrique y que partió del Camp Nou un año antes de su llegada como técnico.

"Diría que Villa", respondió Luis Enrique cuando se le pidió que nombrara al jugador más grande de España. "Marcó más goles que nadie. Pero hay muchos [buenos jugadores]: [Laszlo] Kubala, Raúl [González], [Emilio] Butragueño, [Andrés] Iniesta, Quini..."

Les quita presión a sus jugadores agradecidos, pero advierte lo que podría pasar si les va mal en Qatar

La sensación que rodea a la concentración de España es que, al mantener la atención puesta sobre sí, Luis Enrique les ha quitado cierta presión a sus jugadores, aunque también significa que el técnico será sujeto de críticas en caso de que tengan malos resultados. Ya han surgido interrogantes sobre si es apropiado charlar en una plataforma virtual cuando podría estar analizando a sus tentativos rivales, que muchas veces disputan partidos que coinciden con sus streams. "Bajamos todos los partidos y los vemos al día siguiente desde un ángulo táctico especial", refutó a los escépticos este sábado.

No obstante, Luis Enrique está consciente de que si decae el nivel de España y no satisfacen las expectativas en Qatar, público y medios lo señalarán. Por si acaso, el entrenador del Real Betis Manuel Pellegrini le envió un recordatorio esta semana.

"Es una relación compleja, ser seleccionador nacional", le dijo Pellegrini. "Mucha gente va contra él por sus decisiones. Tendrá sus razones para exponerse en redes sociales, donde discutir está de moda. Personalmente, creo que le traerá más problemas que ventajas".

Hasta ahora, todo le va bien. Al punto de que sus seleccionados esperan ansiosos ver los streams de Luis Enrique. "¿Cuándo es el Twitch del míster?", publicó el zaguero Aymeric Laporte en Twitter con un emoticón de palomitas de maíz, tras el triunfo sobre Costa Rica.

"Sigo a Luis Padrique", indicó el joven volante Pedri. "Veo los streams y la paso muy bien. Es un tío espontáneo. Dirá lo que quiera. Que lo llamen Luis Padrique me parte de risa. Verle es muy divertido".