<
>

Real Madrid-Barcelona, en el Alfredo Di Stéfano, un escenario primerizo

play
¿Quién llega mejor al Clásico de España? (2:13)

En Sportscenter analizaron los rendimientos en ambos equipos para afrontar un partido clave por La Liga. (2:13)

BARCELONA -- Valdebebas, el estadio Alfredo Di Stéfano, acogerá este sábado el primer Clásico de su historia en un partido clave en el desenlace liguero, con el Atlético de Madrid como espectador de excepción y Real Madrid y Barça igualados en la clasificación como ya pasó en este cara a cara de la segunda vuelta la pasada campaña (el Barça era líder con dos puntos de ventaja) y recordando lo que ocurrió en 2015, cuando se jugó en el Camp Nou, o 2010, enfrentados en el Bernabéu.

Pocas veces en las dos últimas décadas, en este siglo XXI, el duelo de la máxima se ha producido en la recta final del campeonato con los dos grandes del futbol español tan igualados. El último curso, jornada 26, el Barça llegó como líder al Bernabéu con dos puntos de ventaja (55-53) sobre el Madrid, que merced a su victoria por 2-0 le descabalgó de un primer puesto que aún recuperarían los de Quique Setién para perder al cabo de tres fechas ya de forma definitiva.

Acaso más definitivo fue el segundo Clásico liguero de la temporada 2014-15, jugado en el Camp Nou en la fecha 28 y al que se llegó con el Barcelona de Luis Enrique en primer lugar con 65 puntos, uno más que el equipo que dirigía Ancelotti, y que se disparó en plena cabalgada hacia el título merced a su victoria por 2-1.

Una temporada antes, en la jornada 29 del curso 2013-14, el Barcelona, tercero, llegaba con cuatro puntos de desventaja respecto al entonces líder Real... Y dio el golpe venciendo en el Bernabéu por 3-4 con hat-trick de Messi. Al final, sin embargo, el título fue a manos del Atlético merced a su empate de la última jornada en el estadio barcelonista.

Con todo, ninguno, este siglo, como el que se disputó hará este sábado exactamente once años, el diez de abril de 2010, cuando ambos equipos llegaron al Clásico del Bernabéu en la jornada 31 igualados a 77 puntos. El Barça dirigido por Guardiola venció por 0-2 (goles de Pedro y Messi) al equipo de Mourinho y se disparó hacia un título que acabaría conquistando.

HISTORIA

El de este sábado será el Clásico número 246 oficial de la historia en su 12º escenario diferente desde el primero que se disputase con ocasión de la semifinal de la Copa Coronación el 13 de mayo de 1902 en el Hipódromo de la Castellana y que venció (3-1) el equipo catalán.

Será el sétimo campo en Madrid donde se dispute el encuentro, que después de aquel estreno en el Hipódromo de la Castellana recibió al Barça en el campo de O'Donell, Chamartín, Bernabéu y viejo Metropolitano, jugándose en el Vicente Calderón como fuedo neutral la final de Copa de 1974.

En Barcelona el Clásico, antes del Camp Nou, se jugó con el Barça como local en el campo de la Calle Industria y en Les Corts, acogiendo otro duelo de Copa el viejo de la Calle Muntaner cuando era feudo del Espanyol. Los dos restantes fueron finales de Copa jugadas en Valencia (1936, 1990, 2011 y 2014) y Zaragoza (1983).

Desde aquel estreno en 1902 y hasta el 1-3 que ganó el Real Madrid en el Camp Nou con ocasión del enfrentamiento liguero de la primera vuelta en octubre de 2020, el equipo merengue ha vencido en 97 encuentros, por 96 triunfos del Barcelona y 52 empates. En el torneo liguero la ventaja es también madridista (74 victorias a 72 por 35 empates.

Además de los partidos oficiales, ambos equipos se han enfrentado en 33 duelos amistosos, siendo el último el que se disputó en el Hard Rock Stadium de Miami, en 2017 y que siguió a otros anteriores como el que se disputó en Venezuela, en 1982, siendo los dos únicos jugados fuera de España.

Messi, máximo realizador histórico del duelo con 26 goles (aunque acumula los seis últimos sin anotar), alcanzará su Clásico número 45 para igualar a Sergio Ramos (baja por lesión) al frente de los jugadores con más partidos entre ambos equipos.

El Real Madrid, que suma los tres últimos duelos directos sin conocer la derrota (dos victorias y un empate), podría acercarse a su última mejor racha de cinco partidos sin perder que data de 2013, aunque aún muy lejos de las siete victorias consecutivas que lograse entre 1961 y 1965. Para el Barça, cinco victorias entre 2008 y 2011 como mejores números, la trascendencia de no perder es evidente.