<
>

Los Glazer pusieron Manchester United en venta: ¿Qué significa y qué pasará ahora?

play
¿Afectará la situación de Cristiano Ronaldo a Portugal? (1:47)

El famoso CR7 llegó a un acuerdo para desvincularse del Manchester United; los expertos comentan. (1:47)

Manchester United está en venta. La familia Glazer, propietaria de United desde 2005, ha anunciado que está explorando "alternativas estratégicas para potenciar el crecimiento del club", pero si limpiamos las cuidadas líneas del comunicado, hay una palabra que salta a la vista: venta.

Desde que enfureció a los seguidores de United al pedir un fuerte préstamo contra el club para financiar su adquisición hace 17 años, la familia estadounidense, que también es propietaria de la franquicia de la NFL Tampa Bay Buccaneers, ha declarado repetidamente que es un propietario a largo plazo sin intenciones de vender. United no tenía deudas cuando los Glazer se hicieron con la propiedad, pero el último balance financiero reveló una deuda neta de 514,9 millones de libras.

Pero menos de un mes después de que Liverpool fuera ofrecido por sus propietarios estadounidenses, Fenway Sports Group, por 4400 millones de libras, United está en el mercado y probablemente valdrá al menos el doble. Esto significa que los dos clubes más grandes e históricamente exitosos de la Premier League tienen ahora un futuro incierto.

¿Cuál es la historia detrás de la decisión de los Glazer de recibir ofertas por United, y qué sucederá a continuación?

¿Por qué los Glazer venden Manchester United ahora?

Hay muchos factores. No hay una razón central en particular, sino que se trata de la confluencia de diferentes aspectos que han afectado la capacidad de los Glazer de dirigir un club tan grande como United.

Principalmente, se trata de dinero. Los Glazer necesitan al menos 200 millones de libras para mejorar Old Trafford, que es el estadio más grande de la Premier League, pero sus instalaciones han quedado detrás de las de Manchester City, Tottenham Hotspur, Arsenal y Liverpool.

También han gastado más de 200 millones de libras en los fichajes de nuevos jugadores este verano, a pesar de que hubo una desaceleración en los ingresos comerciales debido a la falta de éxitos -el último trofeo del equipo fue la Europa League de 2017- y al impacto de la pandemia de COVID-19.

United anunció una pérdida neta de 115,5 millones de libras la temporada pasada, de modo que las paredes se les estaban viniendo encima. Simplemente no pueden reconstruir Old Trafford, fichar a los mejores jugadores y reducir la deuda por su cuenta. Y con la fuerte suba de las tasas de interés en todo el mundo, los préstamos se han convertido en una opción mucho más cara. Así que la necesidad de atraer a un inversor rico que ayude con todo lo anterior, o simplemente vender, es evidente.

Otro factor es la visible campaña contra los Glazer llevada a cabo por los seguidores de United. Aunque los Glazer mayormente han ignorado las protestas durante todo el tiempo que llevan como propietarios, los grupos de aficionados creen que sus campañas están convirtiendo a United en un vehículo menos atractivo para los potenciales patrocinadores, en cuyo dinero los Glazer dependen para impulsar los ingresos del club.

Y otro elemento clave en la decisión es la venta de Chelsea. De pronto, los clubes de fútbol de elite tienen un punto de referencia para medir su propio valor, y los Glazer saben que United podría valer hasta cuatro veces el eventual precio de venta de Chelsea, de 2500 millones de libras. Varios particulares y fondos de inversión privados fueron preseleccionados para comprar Chelsea, pero no lo consiguió un consorcio dirigido por el copropietario de los Dodgers de Los Ángeles, Todd Boehly.

¿Manchester United realmente está en venta?

Todas las opciones están sobre la mesa. Algunas fuentes le dijeron a ESPN que los Glazer le dan mucha importancia a la reputación que conlleva ser propietaria de este famoso club, por lo que lo ideal sería atraer a un inversor o socio que ayude a asumir la carga financiera.

Pero como un experto financiero vinculado a la propiedad en el fútbol le dijo a ESPN, "esos unicornios no existen".

play
4:34

Cristiano Ronaldo vs Manchester United: lecturas de un divorcio anunciado

Alex Pareja, Barak Fever y Moisés Llorens analizan las diferentes interpretaciones sobre la salida del luso del club inglés.

Sencillamente, si alguien tiene el dinero para invertir en United, va a querer opinar sobre su gestión, y los Glazer no pueden pretender un rescate y tener vía libre para seguir adelante a pesar de todo.

Un indicador clave de los verdaderos motivos de los Glazer es la contratación del banco estadounidense Raine Group. Raine fue contratado por Roman Abramovich para encontrar un comprador para Chelsea a principios de este año. Raine atendió más de 200 expresiones de interés.

Pero a partir de ese proceso, Raine tiene ahora una lista de potenciales compradores muy ricos para United en marcación rápida, y los Glazer lo saben. Habrán visto el interés en Chelsea y se habrán dado cuenta de que podrían vender United rápidamente y obtener un enorme beneficio.

Aunque el coste final de su adquisición en 2005 fue de 790 millones de libras, los Glazer sólo invirtieron 270 millones de su propio dinero -los otros 520 millones se financiaron con el poderío financiero de United- por lo que una venta multimillonaria les permitiría obtener un gran rendimiento de su inversión inicial.

¿Cómo difiere de la situación de Liverpool?

Gran parte del trabajo de los nuevos propietarios ya está hecho. De la mano de Fenway Sports Group, Liverpool ha logrado grandes éxitos, como ganar la Champions League y la Premier League, con contrataciones inteligentes, decisiones financieras astutas e inversiones continuas fuera del campo de juego con un nuevo campo de entrenamiento y una renovación de Anfield.

FSG ha convertido a Liverpool en una máquina de éxitos tras comprar el club por 300 millones de libras en 2010, y ganaron la Premier League en 2019 por primera vez desde 1990. A pesar de haber transformado la suerte del club, el desafío de seguirles el ritmo a clubes de propiedad estatal como Manchester City (Abu Dabi), París Saint-Germain (Qatar) y Newcastle United (Arabia Saudita) se está volviendo demasiado difícil.

FSG quiere salirse antes de que la tendencia ascendente comience a decaer y disminuya el valor del club, que ronda los 4000 millones de libras.

Bajo los Glazer, United ha transitado el camino inverso al de Liverpool bajo FSG. Mientras que FSG heredó un desastre, un club que no lograba recrear su glorioso pasado, los Glazer compraron un gigante futbolístico y comercial que era el líder mundial dentro y fuera de la cancha.

Desde que el icónico Sir Alex Ferguson se retiró como entrenador en 2013, el éxito adentro de la cancha se ha desvanecido, y la familia Glazer no ha desplegado ninguna de las decisiones inteligentes y estratégicas que ha definido a los propietarios de Liverpool, FSG. En los últimos años, la familia Glazer han dilapidado montos colosales de dinero en fichajes y salarios en un esfuerzo de hacer que United volviera a ser exitoso una vez más, y han llegado al punto en el que ya no pueden ir mas detrás de sus pérdidas.

FSG vende Liverpool después de haberlos convertido en una historia de éxito, pero en un momento en el que se sabe que será difícil lograr que ese éxito continúe.

La familia Glazer, mientras tanto, se ha quedado sin opciones, y cualquier nuevo propietario de United va a tener que reconstruir un imperio en decadencia.

¿Cuánto vale realmente Man United?

United es una de las tres principales marcas en el fútbol, junto con Real Madrid y Barcelona. En términos de afición global, historia y valor comercial, estos tres equipos se destacan por encima del resto.

United es la versión en el fútbol de los Dallas Cowboys o Los Angeles Lakers - puro glamour y gloria (o al menos solían serlo).

Hablando con ESPN al comienzo de este mes, Chris Mann, director de fusiones y adquisiciones de New York y Londres del grupo asesor en deportes Sportsology, habló del "valor en falta" de clubes de fútbol de elite para potenciales inversores, por lo que el prospecto de ser propietario de United generará enorme interés y, a su vez, elevará el valor del club.

La reciente venta de dos equipos con historia al comienzo del año nos ofrece una buena guía del valor de United. Chelsea fue vendido por £2.5 mil millones (el grupo Boehly prometió unos £1.75 mil millones en futuras inversiones), mientras que la franquicia de la NFL, Denver Broncos, cambió de manos por un total de £3.95 mil millones.

Tanto Chelsea como los Broncos son marcas grandes y bien conocidas, pero los Broncos no son los Dallas Cowboys y Chelsea no es Manchester United. Sería como comparar un Chevrolet con una Ferrari.

Fuentes le han dicho a ESPN que Liverpool probablemente atraería una valuación de £4 mil millones, pero United podría rondar los £8 mil millones. ¿Por qué? Debido a la capacidad de los potenciales nuevos propietarios de generar grandes sumas de ingresos gracias la enorme fortaleza global de United.

Aunque United ha sido una compañía con mal funcionamiento adentro de la cancha durante los últimos 10 años, sigue siendo una marca deportiva con calificación "A", y los sponsors siguen dispuestos a invertir fortunas para ser asociados con ellos. United es la casa más grande en la calle más importante de la ciudad, y cuando esté disponible, alguien pagará lo que sea para comprarla.

¿Qué es lo que recibiría un nuevo comprador?

Un club con estilo propio, la oportunidad de ganar mucho dinero, el prospecto de la gloria que viene acompañada de ganar la Premier League y la Champions League - y un trabajo de reconstrucción tanto dentro como fuera de la cancha que podría costar 500 millones de libras.

Sin embargo, si cuentas con los fondos para comprar United, el costo de los retoques que tendrás que hacer para hacer que todo comience desde cero no será una cuestión de excesiva relevancia.

El primer trabajo sería hacer que Old Trafford recupere su antigua posición como el mejor estadio de la Premier League. El techo de la grada principal gotea cuando llueve, una metáfora perfecta de la condición del estadio después de 17 años de negligencia de la familia Glazer. Costará alrededor de £200m renovar las instalaciones y quizá más si los propietarios tienen planes más ambiciosos que los Glazer, que han sido meros observadores mientras que otros clubes han mejorado sus instalaciones o se han trasladado a estadios nuevos.

Unas instalaciones de práctica nuevas o modernizadas también requerirán del desembolso de unos cuantos millones.

Y también está el monto que se deberá destinar a hacer que el escuadrón de Erik ten Hag cuente con la profundidad suficiente para competir por los títulos que United alguna vez ganó con una regularidad infalible.

Por lo tanto, mientras que ser propietario de United le dará prestigio a su nuevo propietario, deberá saber que se encontrará con problemas al comienzo y deberá invertir una suma realmente alta para resolverlos.

¿Quién podría comprar Man United?

El número de potenciales compradores en la Premier League ha disminuido notoriamente en los últimos meses.

Los oligarcas rusos están descartados, debido a las sanciones impuestas por los gobiernos de occidente tras la invasión rusa a Ucrania, mientras que la oleada de inversiones chinas en los principales clubes europeos se ha detenido debido a la pandemia y las limitaciones de su gobierno.

Los fondos soberanos de inversión, como los que están en Manchester City, Paris Saint-Germain y Newcastle, no pueden ser propietarios de más de un club en una misma competencia (Premier League o Champions League), de modo que eso producirá un impacto directo en la lista.

Pero tal como se ha visto en el proceso de venta de Chelsea, sobran individuos y grupos acaudalados en los Estados Unidos, y ese es el lugar más probable de donde saldrán los próximos propietarios de United.

El hombre más rico de Gran Bretaña, Jim Ratcliffe, ha hecho público su interés en United, pero al comienzo de esta temporada dijo que la familia Glazer había dejado en claro que no querían vender.

Con una fortuna personal que excede los £5 mil millones, el afeccionado de United cuando era chico, que no pudo comprar Chelsea este año, es visto como la elección de los seguidores del club. Pero Ratcliffe, que es dueño del club francés, Niza, podría verse superado por rivales más acaudalados.

Otra interesada en Chelsea ha sido la familia Ricketts, propietaria de los Chicago Cubs. Se asoció con Ken Griffin, el socio mayoritario del grupo Citadel, cuya fortuna personal superaría los £20 mil millones.

Ares Managements, una compañía de inversiones con base en Los Angeles, hace poco declaró que tiene ambiciones de sumar un club de fútbol europeo a su portfolio.

En 2021, 15 clubes en las cinco ligas más importantes de Europa - Inglaterra, España, Alemania, Francia e Italia - fueron adquiridos o se invirtió en ellos, y dos tercios de las inversiones fueron de grupos o individuos estadounidenses.

Y mientras que algún individuo o fondo soberano increíblemente rico podría surgir como comprador de United, potencialmente de India, Dubái o las antiguas naciones integrantes de la ex Unión Soviética, Kazakstán y Azerbaiyán, adinerados gracias al petróleo, lo más probable es que los propietarios estadounidenses de United terminen vendiendo el club a otro grupo estadounidense.