<
>

Guillermo Álvarez no ha rendido cuentas en Cruz Azul en un cuarto de siglo

play
¿Sería correcto eliminar los bonos de temporada regular en Cruz Azul? (2:33)

Los expertos de 'Fútbol Picante' analizan una de las medidas propuestas por Víctor Garcés para revolucionar a 'La Máquina' (2:33)

MÉXICO -- Guillermo Álvarez no ha “rendido cuentas a nadie” en el Cruz Azul, desde el 20 de abril de 1995, fecha en la que fue nombrado Presidente del Consejo Directivo del Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul A.C., según consta en la demanda que presentó Víctor Garcés el pasado mes de enero y con la cual consiguió que el directivo de La Máquina Celeste entregue un informe de los movimientos en las próximas semanas.

“Él ha sido el único encargado de disponer de los recursos con los que cuenta CLUB DEPORTIVO SOCIAL Y CULTURAL CRUZ AZUL A.C., situación que cobra particular relevancia en el caso en concreto, puesto que el demandado ha dispuesto de dichos recursos sin haber rendido cuentas a nadie, es decir; todos los asociados desconocemos desde el año mil novecientos noventa y cinco el fin que se le ha otorgado a los recursos con los que cuenta la asociación”, dice la demanda que se encuentra en posesión de ESPN Digital.

En la demanda que terminó en un acuerdo entre ambas partes, se le pide a Álvarez que entregue una “rendición de cuentas exactas”, en la que se tiene que incluir “la exhibición de cada uno de los Actos Jurídicos y Contratos” que hayan sido celebrados por el actual presidente de la Asociación, así como todas las cuentas bancarias que se encuentren a nombre de la AC, la nómina de la Asociación con una relación de los Honorarios y Salarios Anuales desde el personal de confianza hasta jugadores, cuerpo técnico y directores deportivos.

También se solicita la presentación “de cada uno de los PLANES DE TRABAJO que en su momento debieron haber sido presentados por los Directores Técnicos contratados” y el documento que avale que “la empresa CRUZ AZUL FÚTBOL CLUB, A.C.” fue declarada nula en 2015.

Álvarez tiene 40 días para presentar las cuentas de casi un cuarto de siglo, que es el tiempo que ha durado su gestión en el Cruz Azul.