<
>

En Sudamérica protestarían por un cambio de sede como en el caso de Morelia, dice Ustari

play
El mejor portero de México es… (1:07)

Oscar Ustari reveló los nombres de los mejores arqueros extranjeros de la Liga MX. (1:07)

El portero argentino de los Tuzos del Pachuca, Oscar Ustari, dijo que en Sudamérica la mudanza de una franquicia de futbol, como sucedió en la Liga MX con Morelia, que pasó de Michoacán a Mazatlán, Sinaloa, generaría una serie de protestas de parte de los aficionados que hacen inviable que eso suceda.

"No debe ser fácil para quien pertenece a la institución, y también para el hincha debe ser muy complicado, se puede llegar a pensar que mi club desapareció porque tiene otro nombre y otra camiseta. No soy yo quien tiene que opinar respecto a por qué pasan de un lado a otro, pero si sé que en mi país es muy complicado que eso suceda, en Argentina o en Sudamérica a veces se arman grandes líos porque se le quiere cambiar el nombre al estadio, ni hablar de mudarse a otra ciudad o ser locales en un estadio que no pertenece a la institución”, dijo Ustari.

El portero de Pachuca reflexionó sobre varios temas en una larga charla con ESPN, en la que se dijo agradecido con la institución por el esfuerzo que ha hecho para pagar al jugadores y personal del club en medio de la pandemia de coronavirus.

"Es una situación de la que no escapa nadie, fue un golpe a la economía mundial. El ajuste de salarios es un tema delicado, hay que ser cuidadosos. Yo he leído de grandes empresas que han echado a gente que llevaba trabajando 30 años, nosotros tuvimos que ajustarnos y cuidar algo que para nosotros es sagrado: jugar al futbol, dijo. "Tengo al suerte de trabajar una gran empresa, con muchos empleados a los que hoy se les sigue pagando, así que el esfuerzo teníamos que hacerlo”, opinó sobre el acuerdo que alcanzaron jugadores de Pachuca con su directiva.

Ustari dijo que no hay una fecha clara para volver a jugar en la Liga MX, pero reconoció que sera raro volver a competir sin tener afición en la tribuna.

"No es lo mismo, uno esta acostumbrado a jugar con público. Después veremos las decisiones o normas que van a tomar respecto a los protocolos para hacer un partido, pero el ser humano siempre termina adaptándose, al principio costará pero no vas a dejar un jugador en el área solo por no estar cerca si sabes que te va a hacer un gol" dijo el argentino. "Hay cuestiones que son inevitables porque es un deporte de contacto, el resto tendremos que adaptarnos y acostumbrarnos a cuando se normalice todo, no creo que este año, pero en algún momento se tendrá que normalizar”, finalizó.