<
>

Qué significa la llegada de Chicharito para el futuro de la MLS y el fútbol mexicano

play
"Chivas solamente me buscó una vez" (1:32)

Javier Hernández señaló que no hubo interés del Guadalajara para jugar el Clausura 2020 y aclaró que la única vez que lo buscaron fue antes del Mundial. (1:32)

Javier "Chicharito" Hernández cayó en llanto mientras explicaba a sus padres que "nuestro" sueño europeo llegaba a su fin. Fue una rara mirada dentro de lo delicado que es el proceso de toma de decisiones de un atleta de elite.

La frase "inicio de su retiro" fue utilizada en algunos círculos para sugerir que Hernández está consciente de que su carrera competitiva ha terminado, o que su pase al LA Galaxy es exclusivamente cuestión de dinero. Pero la emotiva conversación (grabada para que todo el mundo la pueda ver) con sus padres también nos aportó una idea de los sentimientos que Hernández había ocultado, al sentir frustración por su falta de minutos.

Las citas clave del episodio de su video blog "Naked Humans" no necesariamente son las relativas a su retiro, sino cuando Hernández dijo que "(dejar Europa) es más (triste) porque estoy consciente de que aún puedo lograrlo" y mientras luchaba con las lágrimas, expresó que "lo único que deseo es jugar".

Adelantamos la película pocos días y Hernández mostró una imagen totalmente diferente en su conferencia de prensa de presentación con el Galaxy. El mexicano habló a velocidad de mil palabras por minuto, como suele hacerlo, en español e inglés, dando imagen positiva. Si "Chicharito" no se encuentra sinceramente emocionado con respecto a su nuevo reto en la MLS, entonces hizo una buena actuación intentando mostrarse de esa forma.

"Voy a hacer lo que he amado desde que estaba en el vientre de mi madre, oyendo hablar sobre fútbol, fútbol, fútbol", indicó Hernández, cuyo padre y abuelo materno jugaron con la selección de México. "Eso me encanta".

Fuera del césped, Hernández contrajo nupcias y se convirtió en padre el año pasado; no obstante, fracasó en sus intentos de hacerse con la titularidad, primero con el West Ham United y luego con el Sevilla. En 2019, Hernández convirtió cinco goles en liga y fue inicialista en apenas 12 encuentros de liga.

El pase de "Chicharito" a la MLS representa el fin de una era para los hinchas mexicanos que recordarán esas tardes de Champions League caracterizadas por las etiquetas "Martes de Chicharito" y "Miércoles de Chicharito", que se convirtieron en trending topics cada dos semanas, cuando Hernández convertía gol tras gol en la principal competición de clubes europeos.

Costaba no sentir un dejo de nostalgia cuando Hernández (quien podría pasar a la historia como el tercer mejor jugador mexicano de la historia después de las leyendas de La Liga española Hugo Sánchez y Rafa Márquez) mencionó a Sir Alex Ferguson y convertir ese gol con el Manchester United que marcó el final de los 27 años de "The Boss" a cargo del banquillo de los Red Devils.

"Pasé de tener dudas sobre el hecho si me retiraría con las Chivas a jugar en el Manchester United en cuestión de año y medio", evocó "Chicharito". "Nadie se imaginaba que Alex Ferguson se iba a retirar y que yo anoté el último gol de su era".

La ironía de ver a Raúl Jiménez, el "9" titular de El Tri convertir para la causa del Wolverhampton en partido contra el Liverpool minutos antes de comenzar la comparecencia de Hernández el pasado martes no habrá pasado desapercibida para los hinchas de México. La batuta a nivel de selección nacional había quedado vacante después del Mundial de Rusia 2018; no obstante, Jiménez tomó las riendas bajo la dirección técnica de Gerardo "Tata" Martino y se salió de lote.

De hecho, no se le pregunto a Hernández con respecto a su futuro con la selección nacional durante la conferencia de prensa introductoria y aún persisten las dudas con respecto a la situación del mayor goleador de todos los tiempos en la historia del combinado azteca. Miguel Layún, amigo de Hernández y estrella del Monterrey, ha hablado sobre una posible "puñalada por la espalda" por parte de personas vinculadas a la Federación y si bien la situación de Hernández posiblemente no sea la misma, la ausencia de su nombre de las convocatorias hechas por "El Tata" Martino en octubre y noviembre fue una de las más notorias.

Sin embargo, existe un tema de mayor relevancia dentro del pase de Hernández a la MLS y sus implicaciones para el fútbol mexicano. A nivel individual, pocos podrían objetar el sustancioso cheque que recibirá "Chicharito". Ha jugado con dos de los tres clubes más grandes del mundo y se convirtió en el estandarte del fútbol azteca durante un decenio. Hernández no le debe nada a México. Y como muchos ya habrán indicado, este era el momento apropiado para mudarse a una ciudad de la talla de Los Ángeles, de la cual se afirma reiteradamente que cuenta con mayor cantidad de habitantes de origen mexicano que Guadalajara (segunda ciudad más grande de México), terruño de Hernández.

Para el futbol mexicano en general, la salida de Hernández del fútbol europeo forma parte de una tendencia en la cual varios jugadores han regresado a Norteamérica. Se ha producido una disminución en la cifra de futbolistas aztecas en el Viejo Continente: de un total de 17 registrados hace apenas un par de años, México cuenta con 10 representantes de su fútbol en la actualidad. Para cualquiera que suscriba a la teoría que México representará un reto en las instancias finales de los Mundiales cuando cuenta con una mayor cantidad de jugadores al más alto nivel, el movimiento hecho por Hernández representa el más reciente motivo de preocupación.

La realidad radica en que el jugador mexicano de jerarquía es capaz de exigir frecuentemente un salario y valor en su cláusula de rescisión más alto a los equipos de la MLS y en algunos casos, a la propia Liga MX. Previo a la temporada 25 de la historia de la Major League Soccer, los dos jugadores de mayor perfil en el circuito estadounidense son mexicanos y ambos militarán con equipos con sede en Los Ángeles: Carlos Vela y Hernández.

Jiménez sigue siendo toda una sensación en la Premier League, pero es probable que Martino no haya quedado del todo satisfecho con lo que ha visto recientemente por parte de los otros jugadores mexicanos que hacen vida en Europa. Entre los nueve restantes, Hector Herrera, ficha del Atlético de Madrid, es el único que juega en un club de elite. El grupo conformado por Nestor Araujo (Celta de Vigo), Jesus "Tecatito" Corona (Porto), Omar Govea (Zulte Waregem) y Andres Guardado (Real Betis) son regulares con sus respectivos clubes, pero los más jóvenes, como Diego Lainez (Real Betis), Erick Gutiérrez (PSV Eindhoven), Edson Alvarez (Ajax de Ámsterdam) y hasta el propio Hirving "Chucky" Lozano no han asumido la titularidad en muchos partidos recientes.

Durante los días posteriores al anuncio de la llegada de Hernández, el LA Galaxy vendió más del doble de abonos de temporada en comparación a las cifras registradas después del fichaje de Zlatan Ibrahimovic, según un informe publicado por la web The Athletic. Un total de 160 miembros de la prensa acreditados y 60 cámaras de televisión estuvieron presentes durante el acto de presentación del jueves. El "efecto Chicharito" será percibido, casi con toda certeza, en las cifras de asistencia cuando el Galaxy juegue en los distintos estadios de la MLS, aparte de los números de audiencia televisiva.

La estrella deportiva y el aficionado mexicanos son un activo altamente valioso en dos mercados diferentes. El boxeador de origen azteca Saúl "Canelo" Álvarez fue el cuarto atleta mejor pagado del planeta en 2019, según la revista Forbes. "Canelo" obtuvo sus ganancias a través de sus peleas y la venta de paquetes de "pago por evento" en Estados Unidos. Los partidos de la selección masculina de México escenificados en Estados Unidos tuvieron un promedio de 57.546 asistentes para 2019 (en comparación con las 23.306 almas que acudieron a los cotejos del combinado nacional de Estados Unidos), mientras que la NBA y la NFL han escenificado encuentros de temporada regular en la Ciudad de México en meses recientes. El Béisbol de Grandes Ligas tiene pautado hacer lo mismo en abril.

Considerando todo lo anterior, ¿sorprendería en algo si la dupla del Monterrey conformada por Rodolfo Pizarro y Carlos Rodriguez o Roberto Alvarado, la figura del Cruz Azul, terminaran jugando en la MLS en cuestión de dos años? ¿O si Corona fuera atraído por la MLS para hacer maletas y dejar el Porto? Y si Gutiérrez continúa sufriendo dificultades con el PSV Eindhoven, ¿podrán los clubes de la MLS en busca de un curtido mediocampista o un equipo de la Liga MX con recursos cuantiosos (léase Tigres, Monterrey, Club América, Cruz Azul o Chivas) traerlo de vuelta a América del Norte?

Esto despierta una interrogante con respecto al futuro de la selección masculina de México: ¿Se producirá un momento límite en el cual la mejor opción para El Tri para contar con jugadores que hagan vida en el fútbol de clubes de elite será aspirar a que la MLS y la Liga MX (de forma individual y a través de su sociedad) se conviertan en circuitos capaces de competir con las mejores de Europa?

En estos momentos, esa idea es excesivamente optimista. La MLS sigue a la zaga de la MLS y la elite europea es un imán para atraer talento futbolístico especialista dentro y fuera de la cancha. Y aún persiste cierta esperanza de que la próxima generación de jugadores mexicanos pueda dar el salto a Europa muy pronto: José Juan Macías, delantero de las Chivas, parece capaz de seguir los pasos de Hernández. Por su parte, Rodríguez, quien juega actualmente con el Monterrey, cuenta con la clase necesaria para permanecer en la elite del fútbol, al igual que Alvarado. Lozano, Álvarez, Láinez y Gutiérrez, quienes ya laboran en Europa, podrían cambiar de suerte durante la segunda mitad de la campaña 2019-20.

No obstante, los movimientos de jugadores en el mercado de pases mundial se encuentra regido en gran medida por el dinero y la llegada de "Chicharito" al Galaxy constituye otro recordatorio de que el atractivo de la MLS (y en cierta medida, el de la Liga MX) para un jugador mexicano, capaz de hacer que éste decida ir allá en vez de Europa, es más fuerte que nunca.