<
>

Cómo no creer en la Selección Peruana

Tapia, pieza clave en el esquema de Ricardo Gareca @SeleccionPeru

¿Desde cuando la adversidad es un problema para la Selección Peruana? Me realizo esta pregunta recordando la campaña del equipo de Ricardo Gareca en las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018. Sin duda, el arranque para conseguir la clasificación al Mundial Qatar 2022 no fue el esperado y se nos vienen dos partidos duros. Es cierto, futbolísticamente no se tuvo la mejor expresión. Nadie lo discute. Pero, hagamos memoria y recordemos que la mayor fortaleza del grupo es la capacidad para saber afrontar obstáculos e ir contra las estadísticas que quizás no nos acompañan.

El 28 de marzo de 2017 la Selección Peruana jugó un partidazo ante Uruguay. ¿Recuerdan el contexto? Desastres naturales que nos hicieron vivir momentos duros. El equipo de Ricardo Gareca salió al campo de juego y fue capaz de regalarle una alegría al pueblo peruano. El rival fue la difícil selección de Uruguay que logró ponerse adelante en el marcador. Sin embargo, la adversidad no fue un problema, se logró tres puntos valiosos que le permitió al equipo meterse a la pelea en los primeros lugares.

El 10 de noviembre de 2016 le tocó a Perú romper una estadística que indicaba que nunca se había podido ganar en Asunción. El equipo de Ricardo Gareca salió al campo de juego y teniendo una buena expresión futbolística ganó 4-1 en el estadio Defensores del Chaco. En aquella oportunidad, Paraguay se puso adelante en el marcador, pero la rebeldía y capacidad de reacción salió a relucir para conseguir tres puntos que anímicamente daba muchísimo.

El triunfo histórico y punto de quiebre. El 05 de septiembre Perú tuvo que viajar a Quito para jugar ante un rival difícil y al que nunca se le pudo ganar en el estadio Atahualpa. Día para recordar. La Selección Peruana derrotó 2-1 a Ecuador y logró romper una estadística que no era alentadora. Claro, jugando bien y con la identidad del fútbol peruano.

Una más, el 15 de noviembre de 2017. Fecha que seguramente todos los peruanos vamos a recordar por lo que vivimos, algunos en el estadio y otros en sus hogares. Después de 32 años volvió a un Mundial. Perú derrotó 2-0 a Nueva Zelanda y para el encuentro no se pudo contar con Paolo Guerrero, capitán de la Selección Peruana y pieza clave del equipo de Ricardo Gareca.

Claramente lo conseguido por la Selección Peruana iba acompañado de un respaldo futbolístico. La Selección Peruana logró consolidar una idea de juego que le permitía salir a cualquier escenario con la convicción de competir e incomodar a los rivales. Además, de una fortaleza mental que se notaba en cada disputa del balón y convivencia que tenía el grupo. Sí, el grupo, porque Ricardo Gareca logró armar un equipo que tenía como prioridad lo colectivo por encima de lo individual.

En esta oportunidad, la Selección Peruana tendrá que afrontar dos partidos cruciales por Eliminatorias ante Colombia en el estadio Nacional y Ecuador en Quito. El contexto es un país tomando quizás la decisión más importante cerca al bicentenario de la Independencia. No es una coyuntura fácil seguramente y en lo futbolístico el equipo de Ricardo Gareca se encuentra en el penúltimo lugar. ¿Qué resultados nos sirven? Solo ganar.

La idea del comando técnico es recuperar ese juego que había caracterizado al equipo y los jugadores lo tienen bien claro. La fecha doble de Eliminatorias seguramente determinará las pretensiones de Perú para el Mundial y decisiones que tomará Ricardo Gareca para la Copa América. Sin embargo, no debemos olvidar que la adversidad muchas veces saca a relucir lo mejor de la Selección Peruana.