<
>

Dana White sobre los comentarios de Colby Covington: 'No amordazaremos a nadie'

play
Covington derrotó por nocaut técnico a Woodley (0:28)

El excampeón de peso welter, sufrió una lesión en la zona intercostal y cayó en el quinto asalto en UFC Vegas 11. (0:28)

El presidente de UFC, Dana White, dijo que su promoción no "amordazará a nadie" cuando se le preguntó el jueves por la mañana sobre la reacción a los recientes comentarios de Colby Covington, que varios luchadores de UFC calificaron de racistas.

Durante una conferencia de prensa en Abu Dhabi para promover la cartelera de UFC 253 del sábado en "Fight Island", se le preguntó a White sobre las consecuencias de los comentarios de Covington después de su victoria el sábado sobre Tyron Woodley.

Covington, quien es un partidario abierto del Presidente Trump y recibió una llamada del presidente después de su victoria, participó en un acalorado intercambio posterior a la pelea con el campeón de peso wélter Kamaru Usman, quien nació en Nigeria. Covington le preguntó a Usman si recibió una llamada de su "pequeña tribu" usando "señales de humo". También describió a Woodley, que es negro y ha estado abogando por Black Lives Matter, como "un comunista, un marxista, [alguien] que defiende a criminales de por vida".

No se sabe cuánto de lo que dijo Covington llegó a los oídos de White.

"Todos estos tipos tienen sus propias causas, cosas, sus propias creencias. No amordazamos a nadie aquí", dijo White. "Dejamos que todos digan lo que piensan. No sé qué dijo que fue racista. No sé si escuché algo racista en lo que dijo".

Luego se le preguntó a White si estaría de acuerdo en que está mal si algo que sus combatientes dicen es racista. "Por supuesto, vamos", dijo. "No voy a jugar estos juegos con ustedes".

El campeón de peso mediano de UFC Israel Adesanya, quien estaba sentado junto a White y encabeza la cartelera del sábado, fue uno de los tres luchadores negros que hablaron en contra de Covington durante un día virtual de prensa el miércoles.

"Simplemente te muestra el panorama de los medios, lo que es ahora", dijo Adesanya el miércoles. "Hice una broma acerca de dejar caer a [Yoel] Romero como las Torres Gemelas y todos se volvieron locos, incluso si dije que era una broma y que era bastante divertido, pero la gente lo tomó como si estuviera siendo ofensivo ... pero estaba haciendo una broma”.

"Este tipo [Covington] ha insultado directamente mi cultura, mi hermano y muchas otras culturas, y nadie dice nada, pero solo les muestra un espejo. Les muestra un espejo a ustedes. Así que sí. Realmente no me importa. Kamaru Usman le rompió la mandíbula [cuando pelearon en 2019], así que realmente no me importa".

La peso gallo Sijara Eubanks dijo: "Seamos realistas, ante todo. No fue 'desafortunado'. Fue rotundamente racista. Fue racista. Fue repugnante. Fue decepcionante francamente, pero al mismo tiempo, lo único que aprecio es que UFC permite que cualquiera diga lo que sea. Nunca nos han amordazado como luchadores. Si quiero hablar, si no quieres hablar, si quieres ser político, si no quieres ser político, tengo que agradecer que la empresa nos deje decir lo que queremos”.

"Pero para ser justos, creo que los tipos que hablan como Mike Perry [un luchador de UFC que ha usado la palabra N públicamente] y Colby Covington, creo que muchas de las cosas que dicen son racistas y repugnantes y deberían ser reportadas como tales, en lugar de "desafortunado" o "controvertido". Es racista".

El peso pluma Hakeem Dawodu, dijo: "Es una locura que comentarios como ese estén causando más y más división entre la gente. Así es como él, pero no estoy realmente de acuerdo con eso y seguro que me sentí ofendido ... [UFC] estaba casi preocupado por mi canción de salida, ¿y él va a estar diciendo cosas así? Eso es una locura".

Covington tiene un historial de uso de un lenguaje con carga racial en sus peleas. En 2017, Covington se refirió a Brasil como "un basurero" y llamó a los brasileños "animales inmundos" antes de una pelea contra Demian Maia en Sao Paulo, Brasil.