<
>

UFC 249: Los retos de realizar un evento deportivo durante la pandemia

play
Cómo Tony Ferguson mantiene su cuerpo adivinando (0:37)

Tony Ferguson continúa buscando formas de mejorar al realizar las sesiones de entrenamiento más singulares que jamás hayas visto. (0:37)

El doctor Donald Muzzi se sentó en su casa de Sarasota, Florida, el 25 de abril, en una llamada telefónica con el también doctor Jeffrey Davidson, jefe médico de la UFC. En el transcurso de la conversación, Davidson repasó las precauciones de salud y seguridad que la empresa planificó para el UFC 249, el evento del sábado en Jacksonville.

Mientras hablaban los planes para las pruebas de COVID-19, los exámenes médicos y el distanciamiento social en una arena cerrada, Muzzi, quien es el presidente de la Asociación de Médicos de Ringside (ARP), se convenció de que se podría celebrar una cartelera de artes marciales mixtas de una manera razonablemente segura.

"En el mundo de hoy, es lo más seguro posible", dijo Muzzi, quien será el médico jefe de primera fila de la Comisión de Boxeo del Estado de Florida en UFC 249. "Estamos viviendo en una nueva normalidad ... Podemos hacer eventos cerrados limitando la cantidad de personas. Los que están trabajando practicarán el distanciamiento social", agregó.

Tomó una postura diferente cinco semanas antes cuando dijo que aconsejaría no realizar el evento. El cambio refleja la rapidez con que los desafíos y las respuestas han evolucionado a medida que el mundo se enfrenta a la pandemia de coronavirus. El presidente de UFC, Dana White, lo llamó la tarea más difícil en los 27 años de historia de la compañía.

La UFC intentó organizar un evento en el Tachi Palace Casino Resort en Lemoore, California, el 18 de abril, antes de que White dijera que los ejecutivos de ESPN le pidieron que "se retirara". Esa cartelera se habría escenificado en tierra de nativos americanos, que es soberana y está exenta de las pautas COVID-19 de California. La UFC habría tenido que regularse debido a que Tachi Palace no tiene su propia comisión atlética.

El espectáculo del sábado en el VyStar Veterans Memorial Arena es diferente. El gobierno del estado de Florida y la ciudad de Jacksonville están totalmente a bordo. El gobernador Ron DeSantis ha declarado que el deporte profesional es un negocio esencial. WWE, la compañeia de lucha libre profesional, ya ha realizado varios shows en vivo desde Orlando, incluyendo WrestleMania, que se disputó sin fanáticos en marzo en las instalaciones de entrenamiento vacías de la compañía y se emitió en abril.

"Quería que la lucha fuera filmada en Orlando", destacó DeSantis en una conferencia de prensa el 29 de abril. "Me gustaría que (WWE) hiciera WrestleMania en Florida en el futuro. Iban a hacer WrestleMania en abril -eso fue cientos de millones de dólares. Quiero mantener esa buena relación. Quiero que inviertan en Florida. Tenemos a UFC para venir a Jacksonville. Nuevamente, no habrá fanáticos. Pero creo que será un buen evento para la gente", sostuvo.

UFC 249 será el primer evento de la empresa desde un espectáculo de arena vacía en Brasilia, Brasil, el 14 de marzo. Seis espectáculos posteriores fueron cancelados debido al coronavirus. La UFC ha programado dos shows más en la arena vacía en Jacksonville después del UFC 249, el 13 y 16 de mayo. Esas carteleras fueron anunciadas el viernes y serán encabezadas por Anthony Smith vs. Glover Teixeira y Walt Harris vs. Alistair Overeem.

En el evento principal, Tony Ferguson peleará con Justin Gaethje por el título interino peso ligero de UFC. El ganador estará en línea para una oportunidad por el título contra Khabib Nurmagomedov, quien fue eliminado de este evento debido a lo que describió como restricciones de viaje relacionadas con la pandemia. Henry Cejudo defenderá su título peso gallo contra el excampeón Dominick Cruz en el evento principal. Y en una potencial eliminatoria del título peso pesado, Francis Ngannou se enfrentará a Jairzinho Rozenstruik.

White dijo a los peleadores durante varias reuniones de video a principios de este mes que no tenían que pelear durante la pandemia si no querían. Amanda Nunes se retiró de su defensa del título peso pluma contra Felicia Spencer porque manifestó que las restricciones asociadas con la pandemia le impedían tener un campo de entrenamiento completo. Pero a diferencia de muchos otros deportes, si los luchadores no compiten, no se les paga.

Los atletas que compirán en UFC 249 continúan entrenando a pesar de las condiciones menos que ideales. El peso mediano Uriah Hall se mudó al gimnasio Fortis MMA en Dallas, durmiendo en un colchón de aire. La veterana peso paja, Michelle Waterson, solo tiene un compañero de entrenamiento: su esposo, Josh Gómez. Con el gimnasio JacksonWink MMA en Albuquerque, Nuevo México, cerrado, es su único compañero de entrenamiento. Gaethje ha llevado a Colorado a socios de entrenamiento, como el campeón de peso welter de UFC Kamaru Usman, a pesar de las órdenes de quedarse en casa. Gaethje dice que luchar contra alguien tan peligroso como Ferguson requiere una preparación legítima.

Y los desafíos no se limitan al entrenamiento.

La esposa de Sam Alvey, McKey Sullivan, ha estado en su esquina por cada una de sus 47 peleas profesionales de MMA desde 2008. Sullivan no viajará a Jacksonville desde su hogar en California. La pareja tiene una hija adoptiva de casi un año. Viajar para ella está restringido incluso cuando no hay una pandemia.

"McKey ha sido uno de mis compañeros de entrenamiento en todo este campamento", dijo Alvey, quien peleará con Ryan Spann en UFC 249. "Ella es un cinturón marrón en jiu-jitsu. Ella es una gran parte de mi equipo, no solo apoyo moral en absoluto", matizó.

Habrá varias restricciones y un nuevo conjunto de protocolos en Jacksonville. En un correo electrónico enviado a los equipos la semana pasada, la UFC advirtió que "las cosas serán diferentes de nuestra típica semana de pelea", indicó.

La mayoría de los peleadores llegarán en avión el martes o miércoles, excepto aquellos que viven lo suficientemente cerca como para conducir. Normalmente, llegan el martes y tienen obligaciones con los medios desde entonces hasta el jueves por la noche. Ese no será el caso esta semana.

Donald "Cowboy" Cerrone viajará en su RV desde su rancho cerca de Albuquerque. Él planea llegar a tiempo para los pesajes el viernes.

"Llegaré justo a tiempo para intervenir y pelear", añadió. "Me quedo en el RV, no me importa. Ya le dije a UFC".

Cuando los peleadores y su gente de la esquina lleguen al hotel, se someterán a pruebas médicas, según el correo electrónico de UFC. La mayoría de los equipos esperan que los peleadores y las esquinas sean evaluadas. Las fuentes confirmaron a ESPN que la UFC administrará tanto la prueba de diagnóstico del coronavirus como la prueba de anticuerpos.

Una vez los peleadores y las personas de la esquina pasen por el punto de control médico, se reunirán con miembros del personal de UFC, quienes les informarán sobre los procedimientos durante el resto de la semana. Los luchadores recibirán credenciales para usar en todo momento en el hotel. Las fuentes dijeron que se les pedirá que no se mezclen en grupos grandes y que intenten aislarse dentro de lo razonable hasta que los resultados de su prueba COVID-19 estén listos.

Según el correo electrónico, todos los días que un luchador y un miembro del equipo se encuentren en la propiedad del hotel, "deberán regresar para un examen médico adicional". Eso incluirá controles de temperatura y preguntas sobre posibles síntomas de coronavirus, dijeron las fuentes.

El hotel anfitrión ya no acepta reservaciones para esta semana.

play
1:16

Lo mejor de Justin Gaethje en UFC

Revive los momentos más destacados del luchador norteamericano en el Octágono. Ordena UFC 254: Khabib vs. Gaethje por ESPN+ https://plus.espn.com/es/ufc/ppv

Se les ha dicho a los equipos que se les proporcionarán salas de entrenamiento individuales en las que entrenar y bajar de peso durante la semana. Las habitaciones estarán equipadas. El servicio de habitaciones del hotel estará abierto las 24 horas y hay un mercado en el lugar, según el correo electrónico.

Trifecta, el patrocinador de preparación de comidas del UFC, proporcionará alimentos a los luchadores que lo deseen. Las comidas se dejarán en frente de las puertas de las habitaciones de los peleadores en los horarios programados.

En el hotel, las 'amas de casa' estarán equipadas con desinfectante de grado hospitalario y equipo de protección personal.

Los pesajes oficiales se llevarán a cabo el viernes por la mañana como de costumbre, pero Muzzi dijo que el UFC estipuló que los combatientes podrían haber programado horarios para llegar a la báscula para limitar el número de personas en la sala al mismo tiempo.

Tener horarios programados para los pesajes era el plan para el show cancelado de Tachi también.

Según la Agencia Antidopaje de EE. UU., El socio antidopaje de UFC, estará en el lugar en Jacksonville administrando pruebas de drogas como lo haría en cualquier evento.

"Como hemos dicho, las pruebas en los eventos de UFC son una parte esencial de una pelea justa", expresó el director de comunicaciones de USADA, Adam Woullard. "Tendremos oficiales de control de dopaje en UFC 249 y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para realizar pruebas en eventos futuros, por supuesto, tomando las precauciones adecuadas para proteger la salud y la seguridad de todos los involucrados".

Las fuentes dijeron que varias comisiones estatales de atletismo están trabajando en planes para evaluar a los atletas para detectar COVID-19 cuando MMA y el boxeo comiencen de nuevo en serio. El 6 de abril, la Asociación de Médicos de Ringside aconsejó que todos los eventos fueran pospuestos. Pero el sábado, la organización emitió una nueva declaración de que está más de acuerdo con las tarjetas con precauciones vigentes.

El 21 de marzo, Combat Night MMA organizó un espectáculo de arena vacía en el Shrine Auditorium and Expo Hall en Jacksonville bajo las regulaciones y sanciones de la Comisión Estatal de Boxeo de Florida. Fue un caso atípico al principio de la pandemia, el único evento de MMA celebrado en los Estados Unidos ese fin de semana.

Combat Night, una promoción regional de Florida, pudo llevar a cabo el evento con los aportes de la ciudad. A todos los que ingresaron al edificio se les revisó la temperatura y se practicó el distanciamiento social, con no más de 50 personas permitidas en el lugar en un momento dado. Eso se convirtió en la referencia para eventos futuros, según el director administrativo de Jacksonville, Brian Hughes. AEW, otra emperesa de lucha libre profesional, también organizó eventos en la ciudad en Daily's Place en marzo sin problemas.

"Teníamos experiencia donde las organizaciones habían llegado a través del estado o directamente a nosotros con planes razonables", dijo Hughes. "Si demuestran planes que son sólidos tanto científica como médicamente y que reflejan la producción completa para que estén bien cuidados, entonces estamos abiertos a escucharlo".

Hughes manifestó que la UFC se acercó a Jacksonville con un plan de salud y seguridad que "tenía mucho sentido".

"Parte de lo que nos dio consuelo fue un plan que describieron en relación con las pruebas que llevan a Jacksonville relacionadas con COVID-19", expresó Hughes. "En base a lo que se nos ha informado, está claro que van a realizar una prueba y tendrán un par de segmentos diferentes de pruebas durante la semana".

Una de las cuestiones que diferencia los deportes de combate de otros concursos deportivos es la frecuencia con la que los deportistas son transportados a los hospitales locales. Durante la pandemia de coronavirus, proteger a los hospitales de ser abrumados ha estado a la vanguardia de la respuesta nacional. Hughes dijo que los hospitales de la ciudad están listos para un evento de MMA.