<
>

Mariana Arceo: "Pensé que era por entrenar, hasta que escupí sangre"

play
VIDEO: "Tuve muchíismo miedo y no me gustaría que la gente pase por eso" (2:32)

Mariana Arceo admite todo lo que sintió cuando la diagnosticaron con COVID-19. (2:32)

Mariana Arceo narró paso a paso la desolación, la tristeza y el temor que la invadió al saber que dio positivo por COVID-19.

En entrevista con ESPN Digital, la pentatleta mexicana y medallista de oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019, señaló que supo que le quejaba este mal tras presentar síntomas muy fuertes, e incluso, arrojar sangre, tras encontrarse de campamento en Barcelona, España, acompañada por su entrenador Sergio Escalante, su psiquiatra y su médico particular.

"Los síntomas que tuve fueron diarrea, tuve mucho dolor de huesos, después tuve tos y mucho dolor de garganta; pensé que era por los entrenamientos, pero en el momento en que tosí un poco de sangre fue cuando inmediatamente me protegí", declaró. "Yo ya iba a volar de Guatemala a México y en el vuelo fue cuando presenté mi primera fiebre, y cuando llegué a México me sentía muy mal. Ya me tenían todo preparado para ingresar al INER a hacerme las pruebas del coronavirus".

Así comenzó narrando Arceo, quien afirmó: "Cuando me dijeron que una de las pruebas era una tomografía en los pulmones, se dieron cuenta que tenía una neumonía muy avanzada, fue cuando decidieron internarme inmediatamente... Las pruebas del virus tardan en sacarlas, como 12 horas aproximadamente. Al día siguiente fue que ya estaba internada y me dan la noticia que era positiva".

"Fue un golpe muy fuerte para mi vida, fue algo impactante... La verdad es que me gustaría decirte que reaccioné positivamente, pero la verdad es que reaccioné con muchísimo miedo, tuve mucha impotencia de no saber cómo fue que me pasó a mí; saber que mis pulmones estaban muy mal, que tenía una neumonía como para entubarme".

La cabeza te debe haber dado vueltas: ¿Dónde lo contraje?... ¿Tienes idea?
"La verdad es que por más que lo piensas, no tienes ni idea de cómo fue, de dónde fue y cómo tú fuiste la única, porque el equipo multidisciplinario salió limpio; yo era la única que estaba contagiada y en ningún momento salí, más que sólo en algún momento por hidratación... Al final en el complejo deportivo ya había un activo, entonces, probablemente toqué alguna superficie o algo que ya estaba infectado y me tocó la mala suerte".

Sostuvo Mariana Arceo: "Tengo 25 años, pero en los hospitales donde estuve, Médica Sur e INER, la mayoría de los casos que estaban llegando eran de jóvenes, y muy graves. O sea, aquí no importa la edad, todos estamos propensos a tener un grado grave de este virus: Se deben tener precauciones, sí es un hecho, sí es real y no hay cura aún".

Expresó que mientras estaba internada, "yo preguntaba a los doctores y me dijeron que había una chica que ya iban a llevar a terapia intensiva porque ya estaba muy mal. Y la chica tenía 20 años. Y puras personas jóvenes. Las personas que ya se estaban recuperando eran mayores de edad. Era extraño, no era como todo lo que se ve en redes sociales de Europa; aquí, en México, los jóvenes se están descuidando".

¿Cómo fue para ti en la etapa de encierro obligado?
"La verdad fue muy difícil, ¡híjole! Es algo muy fuerte, porque sabes que no hay cura para esto y no sabes si tu cuerpo está reaccionando bien... Traté de ser muy positiva, hubo momentos en los que pensaba que ya no iba a poder más, que ya no iba a poder ser deportista, por cómo estaban mis pulmones, pero bueno, al final mucha gente estuvo orando por mí, me estuvo apoyando. Me dejaron el teléfono, estaba muy inquieta por no saber nada de mi familia... El aislamiento es muy duro, tanto para mí como para mis familiares".

Recordó que "al principio no quería preocupar a mis padres, soy un ser muy independiente. Mis hermanos fueron los primeros que se enteraron, pero cuando hubo un grado de que me querían entubar, fue cuando yo le tuve que decir a mis papás que estaba en un hospital grave; no quería que lo supieran si no era por mí".

"Estar en cuatro paredes, te puedo decir que es muy duro; admiro muchísimo a las personas que están pasando por esto o que han pasado por esto. Yo como deportista siempre estoy acostumbrada a estar libre y la verdad, hubo un momento en que me arranqué los sueros, no quería nada, quería irme... Fue un momento muy fuerte de crisis, lo bueno es que tuve gente muy profesional que comprende que a veces no se asimila tan rápido estar en un hospital".

"Hay muchas personas que tienen síntomas diferentes, hay quien los tiene más suaves y no pasa a mayores. En mi caso no sé si es porque estaba extremadamente fuerte, tenía las defensas bajas y me atacó más fuerte el virus. No lo sé. Mis síntomas fueron de algo no tan grave a algo ya muy grave, que ya no podía ni respirar".

Arceo, quien decidió viajar a Cuautla, Morelos, para seguir con su recuperación, fue enfática al manifestar: "Fue un reto en mi vida, pero afortunadamente ya estoy bien, fuera de peligro; aún estoy con precauciones, estoy aislada, tengo que recuperar mi salud y ya después entrenar nuevamente para seguir dando muchas alegrías a México... Debo estar aislada 15 días más y después poco a poco irme integrando, pero estar protegida. Estoy propensa a volverme a infectar, cosa que no me quiero ni imaginar".

COMO UN 'BICHO'

Afirmó que lo primero que quisiera hacer ahora es ver a su familia, lo cual sólo ha podido hacer por videollamada: "Todavía no los veo, pero sé que los voy a volver a ver y pensar que cuando salga no va a ser todo normal. En el hospital me sentía muy mal, entraban tan tapados como si yo fuera un bicho... Te sientes tan mal de que no sabes si cuando salgas tu vida va a poder ser la misma, no sabes si vas a poder abrazar a alguien, o a volver a convivir con alguien. Te entran muchos miedos de enfrentarte a algo desconocido, pero tienes que estar positivo y confiar mucho en que te vas a mejorar, aunque no haya cura".

Por otro lado, se refirió a la manera en que tendrá que enfrentar los Juegos Olímpicos de Tokio: "Fue lo mejor que nos pudo haber pasado; me dijeron que en un mes ya puedo estar haciendo mi deporte bien. Después de 20 días a ahora que salí, tengo que ir empezando poco a poco la actividad; no puedo empezar ahorita porque estoy tomando medicamentos muy fuertes que pueden afectarme el corazón... Tengo una tranquilidad de que voy a poder recuperar mi cuerpo y todos los deportistas vamos a llegar de una buena forma deportiva a Juegos Olímpicos".

"No sabemos cuánto dure esto, pero tengamos fe en que la ciencia y la medicina van a encontrar una solución. Yo estoy segura que el ser humano es impresionantemente astuto, muy listo; solamente es cuestión de tiempo. También, que las personas sean muy conscientes de que esto se expande rápido y podemos caer en una crisis. No sólo está afectando al deporte, sino a la economía global... Es increíble cómo en Europa cerraron absolutamente todas las tiendas, sólo las tiendas comerciales para vender comida estaban abiertas. Ojalá en México no lleguemos a ese grado, porque hay gente que vive al día. Es muy triste".

Externó Mariana Arceo que está desesperada por abrazar a sus padres y, sobre todo, extraña mucho a su perrita 'Snoopy', un pastor suizo.

En su última reflexión, dejó constancia de su gran profesionalismo y de cómo una cuestión que no depende de ella, ni está en sus manos remediar, pueden cambiar todos sus planes.

"Yo no pensaba regresar hasta después de Tokio, y bueno, nos tocó regresar antes. Los juegos Olímpicos me van a quedar grabados para toda la historia".