<
>

El que calla otorga: Gardner expulsado sin hablar

TORONTO - Aparentemente, incluso el silencio puede tener sus consecuencias.

El jardinero de los New York Yankees, Brett Gardner, se enteró de muy mala manera que estaba expulsado, en la cuarta entrada, cuando estaba en el interior del dugout por el lado de primera base en el juego en el Rogers Centre contra los Toronto Blue Jays, el viernes por la noche.

En el momento exacto en que Gardner fue expulsado por el umpire Chris Segal, las cámaras mostraron al jardinero central sentado en silencio en el banco de los Yankees con un bate en una mano y la otra sosteniendo una botella de agua.

"Simplemente, no lo entiendo", dijo Gardner. "Entonces no. Todavía no. No está bien".

"Ni siquiera abrí la boca, lo cual es inusual para mí", dijo Gardner. "Solo quería asumir, o quería adivinar, y estaba equivocado. Y luego me mintió al respecto, lo cual es un gran problema, y eso es lo que me molestó un poco".

En primer plano, se podía ver al manager de los Yankees, Aaron Boone, expresando su descontento ante un strike cantado que Segal hizo segundos antes de la expulsión. Al mismo tiempo, el jardinero Cameron Maybin, sentado cerca de Gardner en el banco, también le gritó un par de palabras a Segal.

La expulsión de Gardner se produjo en medio de un turno al bate del jardinero de los Yankees, Mike Tauchman. Después de marcar un strike, en un pitcheo cerrado y bajo, Segal pareció mostrar que ya había tenido suficiente con los reclamos desde la caseta de New York.

Inmediatamente después de marcar strike el primer pitcheo, Segal se quitó la máscara, miró rápidamente en dirección a los Yankees y señaló con fuerza con el brazo derecho mientras gritaba: "Te vas del dugout".

Boone saltó de su lugar en el primer escalón en respuesta, con las manos extendidas, tratando de averiguar quién había sido expulsado exactamente. Segal le dijo que era Gardner. Boone comenzó a discutir la expulsión, diciéndole al árbitro que había sido él quien le había estado gritando, y no el jugador.

"Creo que escuchó algunas cosas de nuestro dugout y tiró a alguien y, francamente, tuvo que pensar en alguien", dijo Boone. "Pensé que era una mala decisión echar a alguien del juego".

"Para elegir a alguien, una vez más, si vas a hacer ese tipo de cosas, sé correcto al hacerlo".

Pasó tiempo antes de que Gardner se diera cuenta de que había sido expulsado del juego. Unos 45 segundos después de la expulsión, un asistente de los Yankees sentado a su lado en el banco le dijo a Gardner que él había sido expulsado. Con incredulidad, Gardner salió corriendo al campo para descubrir la noticia por sí mismo.

"No dije nada", se podía ver a Gardner diciéndole a los umpires. "No dije una palabra. Ni una palabra. Ni una palabra".

Muy rápidamente, su petición de inocencia se convirtió en ira. Molesto por la expulsión, Gardner comenzó a saltar en dirección a Segal y al jefe de equipo y árbitro de primera base Dan Iassogna cuando Boone y Tauchman intentaron detenerlo. Gardner se resbaló un par de veces, pero nunca se acercó particularmente a los umpires.

Finalmente, Boone e Iassogna regresaron a Gardner hacia la caseta de los Yankees antes de recoger sus guantes de bateo y un bate y bajar las escaleras que conducían de regreso al clubhouse de New York.

Fue la quinta expulsión de su carrera para Gardner, de 35 años, y la primera desde el 9 de septiembre de 2018.

Si bien Gardner podría haber estado en silencio durante el turno al bate que condujo a su expulsión, momentos antes se lo podía ver haciendo un escándalo en la caseta mientras los Yankees lamentaban un tercer strike al jardinero Maybin, el bateador que estuvo un turno antes de Tauchman.

"[Segal dijo] que él simplemente sabía", dijo Boone. "Escuchó a Gardy decirlo".

Cuando Maybin vio pasar el lanzamiento que estaba justo debajo del rastreador de la zona de strike utilizado por las emisoras del juego, YES Network y Sportsnet Canada, Gardner estaba en el banquillo metiendo su bate en el techo. Al mismo tiempo, Boone y el coach de banca Josh Bard le gritaban al umpire sobre la marcación.

Gardner estaba sentado casi en el mismo lugar en el dugout durante las dos cerradas marcaciones.

Después de su expulsión, Aaron Judge, quien había tenido el día libre, reemplazó a Gardner en el orden al bate. Judge quedó en el jardín derecho, obligando a Maybin, que comenzó en el jardín derecho, a moverse al jardín izquierdo, y a Tauchman a moverse del jardín izquierdo al central, donde Gardner había estado jugando.

El turno de Tauchman en el cuarto inning terminó diferente con fuegos artificiales. Pegó un jonrón al jardín derecho para poner a los Yankees en el marcador por primera vez en el juego. Fue su duodécimo jonrón de la temporada.