<
>

Urquidy orgulloso de igualar proeza de Valenzuela

play
José Urquidy: "Estaba muy enfocado para este juego" (1:25)

Se convirtió en el tercer mexicano que gana un juego de Serie Mundial. (1:25)

WASHINGTON, D.C. -- El mexicano José Urquidy abrió el juego y el boleto de avión para que la Serie Mundial tenga que regresar a Houston; algo que parecía imposible hasta el miércoles pasado.

Urquidy vivió su primera apertura de postemporada en Grandes Ligas con pelota de dos imparables en cinco entradas completas para los Houston Astros que vencieron 8-1 a los Washington Nationals en patio ajeno y frente a 43,889 aficionados con boleto pagado.

“En su país deben estar muy orgulloso de él”, dijo el receptor de los Astros, Robinson Chirinos. “Fue increíble lo que hizo, la seguridad que tenía al lanzar. Todos sus pitcheos estaban rompiendo bien y con velocidad. Estamos muy orgullosos de él”.

Del resto se encargaron los bates de los Astros, que parece que fue en otra vida cuando no podían empujar a sus corredores hacia el home o cuando fueron apaleados 12-3 en el Juego 2 de un Clásico de Otoño, que parecía llegar a Washington ya como mero trámite, ante el imponente dominio de los Nationals en los primeros dos disputados en Houston.

Pero la situación dio un giro de 180 grados desde el viernes y este sábado los Astros sentenciaron incluso temprano el juego.

“Nosotros sabíamos que o ganamos aquí o nos íbamos a casa”, reconoció Chirinos. “Hemos jugado sin errores mentales ni de ejecución. Sólo pensando en la jugada, en cada partido, día a día. Este es nuestro que jugó toda la temporada. Cada quien ha contribuido con su granito de arena y cuando tienes un pítcher como José hoy, la cosa es más fácil”.

Urquidy, de 24 años, se convirtió en el tercer mexicano de la historia que abre partido de Serie Mundial y el primero que gana desde el relevista Aurelio López con los Detroit Tigers en 1984 o el abridor Fernando Valenzuela en 1981 con Los Ángeles Dodgers.

Jamás pareció un novato en su primera apertura de postemporada. Siempre estuvo en comando y compostura. Cuando fue relevado había retirado a los últimos nueve carabineros que enfrentó.

“Esto significa demasiado para mí”, dijo Urquidy en conferencia de prensa. “Ser apenas el segundo mexicano abridor que gana partido de Serie Mundial me hace sentir orgulloso, es especial y me ayuda a pensar que todo el trabajo que he hecho valió la pena”.

“Es algo muy especial, Fernando Valenzuela fue el primer mexicano en ganar un juego como novato. Yo soy el segundo”, agregó.

José Altuve había comentado el día anterior que confiaban en Urquidy, que se había ganado el derecho a abrir la Serie Mundial. Pero que era un hecho que tenían que apoyarlo desde temprano con los bates para que fuera ganando en confianza. Así lo hicieron, a partir del propio venezolano.

“Todos los jugadores me han estado saludando y felicitando”, mencionó Urquidy. “Estoy muy contento. Disfrute el juego demasiado. Se ganó que es lo bueno”.

Altuve conectó sencillo en la primera entrada, para su partido 24 consecutivo de playoffs que llega a base, y anotó con sencillo de Alex Bregman, quien anotó en ese inning inicial la segunda con hit de Yuli Gurriel.

A partir de ahí, los Astros jamás voltearon para atrás. Dieron el respaldo a Urquidy, quien dejó el partido ganado 4-0 después del jonrón de dos carreras de su receptor Robinson Chirinos.

“Me hizo sentir mayor confianza ver que mis compañeros estuvieron bateando desde el principio”, señaló Urquidy. “También jugaron gran defensa, como esa jugada de (Carlos) Correa que pudo se un extra base”.

El triunfo en equipo, como dijo Chirinos, también tuvo que ver con el bullpen, que salvo Josh James, quien fue único de los cinco relevistas que aceptó carrera en las últimas cuatro entradas, y con una defensa que sacó del problema a los lanzadores en más de una ocasión.

Los Astros llegaron a la capital estadounidense para batear en momentos oportunos; algo que los tenía en el hoyo desde la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

El viernes en el Juego 3, cuatro imparables en 10 turnos; misma cifra que este sábado, incluyendo el grand slam de Bregman, que selló el juego por completo en la séptima entrada.

“Se sintió bien el agregar algunas carreras de seguro porque José Urquidy estaba haciendo un gran trabajo”, comentó Bregman. “Tuvo un gran comienzo. Nuestra ofensivo también ayudó dese el inicio con algunas carreras, así que fue bueno agregar más como seguro”.

“Yo sólo trataba de poner algo en el aire en medio del terreno para tratar de traer una carrera”, agregó.

Este domingo, los Astros abrirán con su as, Gerrit Cole, quien perdió el juego inaugural del Clásico, frente a Max Scherzer.

“Ya paramos la hemorragia anoche”, dijo Bregman. “Hoy venimos y jugamos bien otra vez. Sólo queremos seguir avanzando, juego a juego”.