<
>

Identificando necesidades: Liga Americana

play
Dos en Base: ¿Se desestabilizan los Yankees con la incorporación de Judge y Stanton? (2:30)

La llegada de Edwin Encarnación consolida una alineación altamente ofensiva, pero ¿sumarían algo más de lo que han logrado los Yankees? (2:30)

Si la temporada terminara ahora mismo, los New York Yankees, los Minnesota Twins y los Houston Astros ganarían las divisiones del Este, centro y Oeste de la Liga Americana, con los Tampa Bay Rays y los Texas Rangers llevándose los comodines.

Esos serían los cinco equipos del joven circuito que hasta el martes 18 de junio conformarían el cuadro de los asistentes a la postemporada, donde resaltaría la ausencia de los actuales campeones Boston Red Sox.

Pero luego de llegar hasta aquí, este quinteto de conjuntos necesita un algo extra para encarar los playoffs.

Aquí identificamos las necesidades de cada uno de ellos para buscar la gloria suprema en la Serie Mundial.

Yankees: Pitcheo abridor

Más claro ni el agua. Los Yankees poseen una de las alineaciones más temibles de todo el béisbol, recién reforzada con la llegada del dominicano Edwin Encarnación.

Y tienen un bullpen sólido, encabezado por el cubano Aroldis Chapman.

Pero muchas veces los relevistas no llegan a hacer su trabajo de asegurar triunfos porque sus abridores no consiguen cumplir con su parte.

Para que se tenga una idea, Nueva York tiene apenas 23 aperturas de calidad en 71 partidos, con lo que sus lanzadores están empatados en el lugar 22 de ese departamento con los de los San Francisco Giants.

Precisamente de San Francisco podría llegar la ayuda que necesitan: el irascible Madison Bumgarner, un as que vendría pintado para la aventura de la postemporada.

Mellizos: Un cerrador

Los Mellizos han tenido una temporada redonda, tanta que es difícil identificar una necesidad imperiosa para encarar unos eventuales playoffs.

Su ofensiva es la primera en todo el béisbol en carreras producidas y cuadrangulares y su cuerpo de serpentineros trabaja para una efectividad de 3.93, la cuarta mejor del joven circuito.

Tan exagerado ha sido el ataque de Minnesota, que no se ha echado a ver que su cerrador Blake Parker, con nueve rescates en diez oportunidades, trabaja para un elevado promedio de 4.44 y es un gran riesgo tener a un hombre así para que salve los partidos de la postemporada.

Shane Greene, de los Detroit Tigers, es el líder en salvados de la Liga Americana y deberá recibir un considerable aumento cuando se someta a arbitraje salarial en el invierno, pero un equipo que no va irá ningún lado por un buen tiempo podría preferir ahorrarse ese dinero.

Astros: Un quinto abridor

Posiblemente no haya un uno-dos para encabezar una rotación abridora como el que conforman Justin Verlander y Gerrit Cole para los Astros.

Y aunque Wade Miley y Brad Peacock lo han hecho bien también, el quinto abridor es una interrogante en el equipo que dirige A.J. Hinch.

Se rumora que los Miami Marlins están dispuestos a deshacerse del dominicano Jose Ureña, quien ocupa el número uno de la rotación sin tener las condiciones y habilidades para semejante tarea.

Pero como quinto, Ureña podría ser muy útil, aunque en realidad, la mayor necesidad de Houston es lograr que sus jugadores estelares, como Jose Altuve, Carlos Correa y George Springer, recuperen la salud.

Rays: Un slugger

Sin tanto renombre, los Rays tienen el mejor cuerpo de pitcheo de todas las Grandes Ligas, con una efectividad colectiva de 3.02, a pesar de que Blake Snell no ha sido el mismo que ganó el premio Cy Young el año pasado y que Tyler Glasnow no lanza desde el 10 de mayo.

Eso le ha permitido a Tampa Bay ganar muchos de sus juegos con lo justo, pues su ofensiva, si bien ha sido eficiente, no es abundante.

Brandon Lowe es una sorpresa con sus 15 bambinazos y Austin Meadows ha sido la bujía ofensiva del equipo, pero vendría bien un real toletero en el medio de la alineación, que bien podría ser Jose Abreu.

Rangers: Pitcheo

Que los Rangers estén en la pelea ha sido una de las sorpresas más gratas de esta temporada, luego de dos campañas con récord negativo.

Y lo han logrado a fuerza de batazos, encabezados por el muy mejorado Joey Gallo, el veterano Elvis Andrus y el energético Hunter Pence.

Pero para aspirar a más necesitarán ayuda desde la lomita, tanto con abridores, como relevistas.

El cuerpo de serpentineros de Texas es el 22 de todas las Mayores en efectividad (4.85) y los principales problemas están en el tramo que va desde los abridores al cerrador.

En realidad, cualquier ayuda será bienvenida, tanto de abridores o relevistas, pues aunque Mike Minor lo está haciendo bastante bien y Lance Lynn ha tenido una actuación decente, son poco confiables para la presión de los playoffs.

Cualquier ayuda será bienvenida, pues a esta altura pocos pensaron que los Rangers estarían donde están, pero no tienen mucho que ofrecer, con un sistema de granjas de Ligas Menores rankeado 22 entre las 30 organizaciones.