<
>

Valdez: Mis héroes eran Morales y Barrera, no Superman

play
Oscar Valdez: 'Comparación con Morales-Barrera es un honor' (2:00)

Oscar Valdez augura un gran espectáculo en su batalla de mexicanos contra Miguel Berchelt, apuntando a emular a Érik Morales y Marco Antonio Barrera. (2:00)

Con el firme objetivo de inspirar a jóvenes boxeadores o atletas, Óscar Valdez quiere emular lo que hicieron Érik Morales y Marco Barrera, quienes eran su héroes de la infancia

Óscar Valdez quiere ser una leyenda. Sabe el sonorense que la gloria está a sólo una victoria, que la posibilidad de sentarse al lado de sus héroes como lo fueron Érik Morales y Marco Antonio Barrera, dos de los más grandes boxeadores mexicanos en la historia, depende del resultado de su pelea contra Miguel Berchelt de este sábado, y para lograrlo, planea morirse en la raya.

Valdez, dos veces olímpico y ya campeón mundial de la división, buscará ante Berchelt el punto de inflexión que lo lleve al recinto de los inmortales, a la memoria de la fanaticada, así como alguna vez llegaron el propio ‘Terrible’ Morales y Barrera a la suya con épicas noches sobre el ensogado. La pelea de Berchelt y Valdez será transmitida por ESPN tanto en suelo estadounidense como mexicano a través de ESPN KNOCKOUT y el serial Top Rank en ESPN. “Yo no quería ser como Superman o Batman, yo quería ser como Morales o Barrera”, ellos eran mis verdaderos héroes”, dijo Valdez previo a este duelo de poder a poder. “No me cansó de decir que ellos son mis grandes ídolos porque de verdad impactaron mi vida, yo estaba pegado a la tele gritando en esas tres peleas grandiosas que nos dieron.

Sería un honor para mí inspirar a jóvenes boxeadores o atletas de la misma manera en que Érik Morales y Marco Barrera me inspiraron a mí. Para eso tenemos una obligación de no rajarnos y dar todo arriba del ring, morirme en la raya y hacer lo posible por ganar, es una pelea difícil, pero no imposible. El plan a largo plazo es llegar a ser uno de los mejores boxeadores mexicanos en la historia”, añadió el orgullo de Nogales.

Con ello en mente, Valdez no quiso prometer, por ahora, la pelea del año, tampoco el nocaut del año, pero sí prometió entregarse en cuerpo y alma, entregarse en la raya porque eso sí puede permitir que esto se convierta en algo histórico y en una jornada memorable de boxeo para la fanaticada en la historia de este deporte.

“Definitivamente Berchelt es quien por primera vez va a sacar lo mejor de mí. Nunca han visto todo mi potencial. He pasado muchas cosas difíciles en mi carrera, lesiones en las costillas, la fractura en la mandíbula, ya me fui a la lona, ya hice lo más difícil, si pasé por eso, puedo pasar por cualquier cosa, pero perder nunca fue una opción para mí”, señaló el olímpico en Beijing 2008 y Londres 2012.

Y sobre el hecho de estar abajo en las apuestas, el hecho de que Julio César Chávez, la leyenda del boxeo mexicano, piense que es Berchelt quien ganará. “No dejo que los actos negativos de la gente me afecten, estar abajo en las apuestas es motivación, no es la primera vez que alguien abajo en las apuestas gane, todo es posible entrenando duro. No hay nada más bonito que tapar bocas”, sentenció.