<
>
CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

Los 10 mejores jugadores en la historia de la Serie Mundial

play
Kirk Gibson describe el día cuando enloqueció al Dodger Stadium (1:27)

El jardinero estadounidense conectó en 1988, estando lesionado, uno de los jonrones más famosos en la historia de la Serie Mundial. (1:27)

El día después de que los Los Angeles Dodgers perdieran la Serie Mundial 2018 ante los Boston Red Sox, estuve en un asiento junto a la ventana en un avión que se dirigía a casa y alguien al otro lado del pasillo me llamó por mi nombre. Era Kirk Gibson, quien lucía la sonrisa más grande y feliz mientras sostenía una pelota de béisbol en una caja de plástico transparente.

"Mira esto", dijo, entregándome una pelota con dos firmas distintas. Una la de Gibson y la otra la de Dennis Eckersley, quien tiró el lanzamiento que Gibson llevo hasta las gradas del jardín derecho el 15 de octubre de 1988, para generar uno de los momentos más extraordinarios en la historia de la Serie Mundial. No creo lo que acabo de ver, dijo Jack Buck, y cualquier aficionado al béisbol que estuviera viendo en ese momento estuvo de acuerdo. Eckersley y Gibson habían participado en las ceremonias previas al juego en la Serie Mundial 2018 para conmemorar el 30 aniversario de ese jonrón, y dada la naturaleza gregaria de ambos hombres, intercambiaron pensamientos y firmaron pelotas de béisbol, y la alegría en esa conexión irradió desde Gibson en la fila 5 de ese vuelo hasta la mañana siguiente.

Gibson está en la conversación como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos en la Serie Mundial, no solo por ese asombroso jonrón ganador del juego en su única aparición en el plato en la Serie Mundial de 1988. En 1984, Gibson bateó .333 en la paliza en cinco juegos de los Tigers sobre los San Diego Padres, incluidos un par de jonrones, el último ante Goose Gossage que llegó hasta las gradas superiores de los jardines, y que marcó el dominio de Detroit ese año, luego de un famoso intercambio con su manager, Sparky Anderson, capturado por cámaras. El récord de Gibson en la Serie Mundial: siete hits en 19 turnos al bate, con tres jonrones, un OPS de 1.342 y dos momentos imborrables.

Lo que sigue es una lista de los 10 mejores jugadores de todos los tiempos en la Serie Mundial, y en la búsqueda de formas de definir a los mejores jugadores de la Serie Mundial, decidí eliminar a los jugadores cuyo legado en el Clásico de Otoño se basa solo en un gran juego. Don Larsen, el arquitecto de un juego perfecto en la Serie Mundial de 1956, es un ejemplo. David Freese, quien contribuyó con los mayores éxitos en lo que posiblemente sea el mejor juego de todos los tiempos en la mejor Serie Mundial, el Juego 6 de la Serie 2011, es otro. En cambio, construí esta lista sobre jugadores que prosperaron en múltiples oportunidades en el escenario más importante del béisbol.