<
>

El quarterback Sam Ehlinger de Texas saltará al draft de la NFL

play
Bijan Robinson hizo la hazaña para anotar el TD (0:27)

Robinson consigue el touchdown de 8 yardas a una mano para poner adelante a Texas. (0:27)

El quarterback de los Longhorns anunció que renuncia a su última temporada de elegibilidad universitaria

El quarterback senior de Texas, Sam Ehlinger, renuncia a su año adicional de elegibilidad universitaria para ingresar al draft del 2021 de la NFL, anunció el domingo en sus redes sociales.

Ehlinger, quien fue titular por cuatro temporadas con los Longhorns, hizo el anuncio mediante un video por Twitter.

Se marcha ranqueado segundo en la historia de la escuela, detrás de Colt McCoy, en pases completos de por vida, yardas por pase, ofensiva total, pases de touchdowns y touchdowns totales.

Antes de la victoria de Texas sobre Colorado en el Valero Alamo Bowl, Ehlinger había dicho que no estaba decidido respecto a si regresar para una quinta temporada, o declararse al draft de la NFL. Eso fue antes de la decisión de la escuela de despedir al head coach Tom Herman, que sucedió el sábado. Texas contrató al coordinador ofensivo de Alabama, Steve Sarkisian, como sucesor de Herman. Sarkisian dijo el sábado que esperaba hablar con Ehlinger en caso de que el quarterback estuviera a regresar en el 2021.

"Se trata de alguien que yo estaría mal en no retener aquí"; dijo Sarkisian. "Así que definitivamente, habrá una llamada telefónica. Pero, ustedes saben, veremos. Hay una decisión personal que debe tomar".

Ehlinger tenía la opción de regresar en el 2021 bajo una provisión que la NCAA brindó a todos los jugadores, que les permite competir en esta temporada sin que cuente en contra de su elegibilidad por las circunstancias derivadas de la pandemia de coronavirus.

Ehlinger, quien está listado con 6 pies y 3 pulgadas de estatura, y 225 libras de peso, está ranqueado N° 10 entre quarterbacks en la clase de draft del 2021 para la NFL, de acuerdo al analista Mel Kiper Jr. de ESPN. Ehlinger se perdió la segunda mitad del triunfo en el Alamo Bowl con lo que Herman describió como un esguince en el hombro.