<
>

La historia de los jugadores colombianos en el Superclásico Boca-River

Falcao y Cardona, figuras colombianas de River y Boca ESPN.com

El Superclásico entre River Plate y Boca Juniors, que se vivirá en los cuartos de final de la Copa de la Liga, es mucho más que el partido más importante del fútbol argentino. Es uno de los eventos deportivos más conmovedores del mundo y, desde hace décadas, es además un encuentro de gran relevancia en Colombia, gracias a los muchos compatriotas que han protagonizado el duelo.

Por eso, esta nueva edición del gran clásico es también una buena oportunidad para recordar la historia de los futbolistas colombianos en los River-Boca.

El primer embajador en jugar este partido fue, en 1988, Walter Perazzo, quien nació en Colombia pero hizo casi toda su carrera en Argentina. Seis años después, el 30 de abril de 1994, se dio el "verdadero" debut del fútbol cafetero en el gran duelo argentino. John Jairo Tréllez fue titular en Boca Juniors, que aquel día perdió 2-0 frente a River Plate en la Bombonera.

En el Apertura 97 se produjo la presentación de dos de los grandes ídolos de la historia de Boca. Oscar Córdoba y Jorge Bermúdez estuvieron presentes en la victoria 2-1 en el estadio Monumental. Fue sólo el primero de muchos triunfos de esta dupla inolvidable con la camiseta azul y oro. Por su parte, Mauricio Serna jugó su primer clásico el 11 de abril de 1998, día en el que también se presentó el primer colombiano en ponerse la camiseta de River Plate: Juan Pablo Angel. Boca ganó 3-2 en la Bombonera.

En la fecha 12 del Clausura 1999, el Patrón jugó su mejor Superclásico. Fue la gran figura de Boca desde su solidez y su personalidad, sostuvo al equipo tras la lesión del arquero Roberto Abbondanzieri y marcó de cabeza el segundo gol boquense. En el campeonato siguiente, quien tuvo una actuación consagratoria fue Ángel. El delantero brilló en la victoria 2-0 de River sobre Boca como local y convirtió un golazo. Para cerrar el siglo con broche de oro, se coronó campeón de Argentina.

El año 2000 fue uno de los mejores de la historia de Boca. Y en ese éxito mucho tuvieron que ver Córdoba, Bermúdez y Serna. Los tres jugaron en uno de los Superclásicos más recordados de todos los tiempos. En la Bombonera y por los cuartos de final de la Copa Libertadores, Boca goleó 3-0 a River y lo eliminó del certamen. Luego, los tres colombianos se consagraron campeones de América y del mundo tras la Intercontinental ante Real Madrid.

El 15 de octubre de 2000 quien jugó su primer Superclásico fue Mario Alberto Yepes, el capitán de la Selección Colombia en la Copa del Mundo de Brasil 2014. Su River y Boca empataron 1-1. El nombre de Yepes es recordado en los Superclásicos por una jugada en la que él fue actor de reparto. En un partido disputado en 2001, Juan Román Riquelme le tiró un caño extraordinario, que quedó en la memoria de todos. Super Mario se comportó como un caballero y no le respondió con violencia, algo que el Diez de Boca siempre rescata.

Hasta 2005, no hubo jugadores cafeteros relevantes en el Superclásico. Luis Amaranto Perea y Fabián Vargas (Boca) y Jairo Patiño (River) estuvieron presentes pero no dejaron huella. El 16 de octubre de 2005, con sólo 19 años de edad, uno de los mejores futbolistas colombianos de la historia disputó su primer River-Boca. Se trata de Radamel Falcao García, quien disputó seis clásicos y convirtió un gol. En el Apertura 2007, el samario anotó en la victoria 2-0 de su equipo en el Monumental.

Teófilo Gutiérrez, Eder Álvarez Balanta y Carlos Carbonero fueron importantes en el comienzo del ciclo de Marcelo Gallardo tras algunos años de poca participación en los que pasaron sin pena ni gloria nombres como Breiner Bonilla (Boca) y Nelson Rivas (River). El delantero barranquillero protagonizó el partido de ida de octavos de la Libertadores 2015, en el que fue expulsado. River superó esa fase y fue campeón.

En 2016 volvió a Boca un "trío colombiano", formado por Frank Fabra, Sebastián Pérez y Wílmar Barrios. Jugaron varios clásicos históricos y Fabra espera brillar este domingo. Al año siguiente se sumó Edwin Cardona, autor de un golazo en el Monumental en 2017.

En 2018 llegaron a River dos colombianos que grabaron sus nombres con letras doradas: Juan Fernando Quintero y Rafael Santos Borré. El paisa marcó, quizás, el gol más importante de la historia del fútbol argentino. Su remate legendario en el Bernabéu lo convirtió en leyenda del club. En tanto, Borré marcó en semis de la Libertadores 2019 y buscará volver a hacerlo este domingo.

Sebastian Villa y Jorman Campuzano en Boca y Jorge Carrascal en River fueron los últimos que se sumaron a la larga lista y que quieren empezar a trazar el camino de sus compatriotas.