<
>

Thomas Muller habla hasta de ganar por ocho goles a Costa Rica

play
"La Sele no tiene nada que perder y mucho que ganar" (1:51)

Andrea Zamora ve a Alemania con más presión que Costa Rica en la última jornada de Catar 2022 (1:51)

El delantero del Bayern Múnich está consciente de que si no ganan a los ticos podría estar jugando su último partido en un Mundial

Pocas veces en todas las ediciones de la Copa del Mundo se ve a Alemania en la incómoda posición en la que está llegando a la tercera fecha de la fase de grupos donde se juegan la clasificación ante Costa Rica.

Los teutones son últimos en el grupo E con tan solo un punto, pero todavía pueden aspirar a ser segundos con un triunfo contra los ticos, siempre y cuando España haga su trabajo ante Japón.

Pero lo esencial para Alemania es lo que ellos puedan hacer en el campo de juego y la mayor parte de su atención se encuentra localizada en el estadio Al Bayt donde ambos equipos se juegan la vida.

El ambiente alemán es de optimismo, en el papel son el gran favorito, casi todo el entorno futbolístico los da por ganadores y no hay que olvidar que son los cuatro veces campeones del mundo, incluso se vislumbra como una posibilidad que los dirigidos por Hansi Flick puedan golear, basados en lo que realizó España.

A Thomas Muller le consultaron sobre este aspecto y si ve posibilidad de golear a Costa Rica hasta con un 8-0, lo cual les permitiría clasificar directo, sin importar el otro resultado, pero el atacante del Bayern Múnich fue reservado sobre el tema.

“Una victoria por 8-0 es posible, pero un poco realista en una Copa del Mundo. Creo que somos los favoritos sobre el papel frente a Costa Rica. Tenemos que ganar, pero les tenemos mucho respeto. Lo que vimos contra Japón no tuvo nada que ver con la derrota por 7-0 ante España”, expresó Muller en conferencia de prensa.

Costa Rica y Alemania solo se han visto las caras una vez en un Mundial mayor masculino, ocurrió en el 2006 en el juego inaugural de la edición que se llevó a cabo en suelo teutón y terminó 4-2 en favor de los anfitriones, ahora se volverán a topar y la moneda está en el aire.