<
>

Querétaro por fin ganó, 1-0 sobre Puebla

PUEBLA (Mac Reséndiz) -- En un duelo entre escuadras involucradas en el descenso, el Querétaro se despidió con dignidad ante el Puebla de la Franja del Apertura 2012, al vencerlo por la mínima diferencia en el Estadio Cuauhtémoc.

Con solitaria anotación de Luis Ángel Landín, los Gallos Blancos finalmente obtuvieron su primera victoria de la campaña y llegaron a siete unidades, aunque esto no los movió del último lugar de la tabla.

En tanto, los de la Angelópolis, que venían de ganarle a otro que se encuentra en la "quema", Atlas de Guadalajara, sumaron 16 para ascender al décimo quinto sitio, de donde "tumbaron" al San Luis.

Los dos equipos comenzaron con un juego muy impreciso, donde ninguno de los dos logró dominar a su contendiente ó imponer condiciones en el campo.

Los de casa intentaban con pases a nivel de pasto y por alto, pero sin mucha profundidad; en tanto Gallos los presionaba desde la salida y se dedicaba a esperar.

Una jugada afortunada y por sorpresa a su favor era lo que estaban esperando los queretanos y de esta forma llegó por conducto de Luis Ángel Landín, que tras una carga hombro a hombro con Jesús Chávez, se encaminó solo a la portería para anotar el primero del encuentro en el minuto 12.

Tras la anotación, Querétaro lució ligeramente más peligroso, pero ya no pasó mucho y los visitantes se fueron con ventaja al descanso.

En el segundo tiempo, Puebla intentaba mandar sin mucho éxito, pues aunque su pretensión era tener más tiempo la pelota que su rival, no lo estaba consiguiendo.
De hecho, Landín siguió poniendo en aprietos a la zaga, mientras que del otro lado, Alustiza y Abelairas no eran determinantes en el partido pese a la confianza que les dio para este cotejo el técnico Poblete.

En el 68', Querétaro, que estaba controlando bien el partido, perdió a Pineda por doble amarilla y poco después Landín se fue lesionado, con lo cual los emplumados aparentemente perdían fuerza, aunque lo cierto es que no dejaron de luchar hasta el último momento, pese a que Puebla intentó de todo en busca del empate que nunca llegó.