<
>

Querétaro y Ronaldinho hacen fiesta en el Estadio Azteca

Ronaldinho selló la goleada de Gallos sobre América con dos tantos. Mexsport

MÉXICO (Graciela Reséndiz / ESPN.com.mx) -- Parece un sueño, pero no lo es: Querétaro le dio un baile en el Estadio Azteca al campeón América, que sucumbió no solo ante un rival de los llamados chicos, sino frente a un Ronaldinho que anda inspirado y colaboró con dos de los cuatro goles que los capitalinos se comieron esta tarde, en partido de la fecha 14 del Clausura 2015.

Los Gallos Blancos dieron el campanazo, en la primera visita del astro brasileño a la capital del país; su recuerdo quedará por siempre grabado, ya que además de marcar dos veces en los escasos siete minutos, el equipo se mete a zona de calificación por el momento, al llegar a 20 puntos.

Las Águilas, por su parte, se quedan con 22 unidades, pierden posiciones en la tabla de calificación y son abucheados por su gente, que terminó ovacionando a Ronaldinho y al equipo visitante, el cual suma su cuarta victoria consecutiva en la liga.

TODO LE PESÓ AL ANFITRIÓN
Contando América con un plantel poderoso, uno de los mejores del futbol mexicano, nunca se pensó que los Gallos Blancos podrían no solo hacerle la vida imposible, sino dañarlo con dos goles en la primera parte. Tampoco nadie imaginó que hoy sí las ausencias del portero Moisés Muñoz y el delantero Oribe Peralta, también le pesarían. Todo, le pesó al anfitrión, al que no se le puede reclamar que tuvo el balón más tiempo, que intentó ser mejor que el visitante, pero simplemente no pudo. No salió en su tarde ante más de 60 mil aficionados que le apoyaron la mayor parte del tiempo.

Las Águilas fueron dueños de las acciones y del accionar táctico durante 20 minutos; tuvieron llegadas con Darwin Quintero, Darío Benedetto, Rubens Sambueza, pero fueron ineficaces frente a la portería queretana.

Querétaro con una formación de 4-5-1, pues Tito Villa fue el único en punta (hasta que cayeron los dos goles).

Bien parado el equipo de Víctor Manuel Vucetich, con mucho orden defensivo, pudo hacerle la vida imposible al campeón de México. Querétaro no perdonó cuando tuvo la oportunidad de ofender.

Al minuto 23, se cometió una falta fuera del área, cargado a la derecha, y desde ahí Yaseer Corona cobró un impecable tiro libre que entró por un ángulo de la meta de Hugo González.

Sorprendió Querétaro, lo cual hacía pensar que el amor propio de las Águilas surgiría, pero no fue así. Fue al frente, pero desordenado, sin corazón. En cambio, el conjunto visitante actuó con inteligencia y mucha actitud; aprovechó de todo cuando la suerte y el mismo América le puso enfrente.

Cada vez que tuvieron oportunidad, los queretanos dispararon desde la posición que fuese; lo hicieron más de media distancia. Por momentos fue un tiro al blanco sobre la portería local. No todos los disparos llevaron buena dirección, pero sí fueron inquietantes. Tito Villa sacó un tiro, también Danilinho, Sinha y William da Silva. Contragolpeó las veces que tuvo espacios, pues América se perdió; a no ser por un remate por la izquierda afuera de la portería de Michael Arroyo, al minuto 31, y un tiro libre de Sambueza al 35 no hubo más.

Los Gallos Blancos no tuvieron piedad y antes de irse al descanso marcaron el segundo al 44, por conducto de Orbelín Pineda, uno de los jóvenes sensación del conjunto que dirige Víctor Manuel Vucetich. Tras una buena jugada de Danilinho y Sinha, Orbelín definió tras hacer un recorte por el centro.

La afición tampoco disculpó a América, al que despidió rumbo al vestidor con abucheos, lógicos, pues no solo los queretanos le ganaban en el marcador, sino en pundonor.

'DINHO' HACE LO SUYO
Adeudado, Américas regresó a la cancha, con la obligación de revertir las cosas. Atropelladamente echó a rodar el balón y con esa presión que tenía por alcanzar el marcador, al minuto 53 dio la imprecisión de que Paolo Goltz le cometió falta a Villa, quien cayó en el área; pero la acción fue ignorada por el árbitro.

Las águilas volvieron a ser dueños de la pelota, pero igualmente Querétaro tenía la batuta táctica. Al 74, William da Silva centró a Villa, quien increíblemente dejó ir el tercero para su equipo.

Llegó el momento esperado por los aficionados, sin importar si eran americanistas o queretanos: el ingreso de Ronaldinho a la cancha que por vez primera pisa como jugador de los emplumados. Al minuto 83 relevó a Villa entre una estruendosa ovación. Y el brasileño no quedó mal; los pocos balones que tocó fueron peligrosos; al 85' acompañó en contragolpe a Danilinho, quien en el área grande le cedió la bola y definió por el lado izquierdo; Hugo González era vencido por tercera ocasión (0-3). Ya en tiempo de compensación, Ronaldinho volvió a mostrar su talento. Al 92' marcó el segundo en su cuenta personal y 0-4 con el que los Gallos Blancos ilusionan a sus seguidores.

El equipo visitante fue despedido con oles en la casa del mismísimo América.