<
>

Saúl Ñíguez está cerca de arreglar su salida al Manchester City

play
Simeone: '¿Adiós a La Liga? Estamos acostumbrados a seguir peleando' (0:24)

El DT argentino se negó a dar por perdidas las opciones del Atlético de Madrid en el torneo local. (0:24)

Saúl Ñíguez está cerca de cambiar de equipo, de ciudad y de país. El Manchester City, dirigido por Pep Guardiola, tiene todos los números para firmarlo a partir de 1 de julio. Las intenciones del jugador son muy claras, pretende irse, aunque el Atlético de Madrid, club que tiene sus derechos, dirigirá la primera mirada a la cláusula de rescisión (120 millones de euros) para poder dejar escapar al futbolista, aunque los ingleses esperan poder rebajar esa cantidad.

Hace unos meses, el entorno de Saúl se puso en contacto con el Barcelona. “El jugador cree que ha de buscar cosas nuevas”, aseguró una fuente muy solvente a ESPN FC. Ahora, a 10 puntos del Barça en LaLiga y eliminados de la Champions League y de la Copa del Rey, al canterano del Atlético se le hace cuesta arriba su futuro en el Wanda Metropolitano.

Pese a estudiarlo con detenimiento y tener al mediocampista en un altar, en el Camp Nou descubrieron que no podían afrontar su fichaje por una cuestión de dinero. La cláusula de rescisión (120 millones) es inalcanzable para el club azulgrana, más después de haber comprado a Frenkie de Jong (86 millones a plazos, 75 fijos y 11 en variables) y tener la intención de abordar estas semanas el fichaje de Matthijs de Ligt.

La polivalencia de Saúl siempre fue muy valorada. Cuando en 2013 el Barcelona regaló a David Villa al Atlético, el presidente azulgrana, Josep María Bartomeu, consiguió cerrar un acuerdo para tener opciones sobre tres futbolistas jóvenes del Atlético: Jorge Resurreción, Koke, el lateral Javier Manquillo (ahora en el Newcastle) y Saúl Ñíguez. El tiempo quiso que el jugador llamase a la puerta del Camp Nou, aunque su destino final está en Manchester, al lado de Pep Guardiola