<
>

Bale sigue fuera de los planes de Zidane

play
Las lentas operaciones de salida del Real Madrid han complicado la llegada de Pogba (1:50)

Rodrigo Fáez, nuestro nuevo corresponsal de Madrid, asegura que tarde o temprano el francés se vestirá de blanco. (1:50)

MADRID -- Zinedine Zidane no ha cambiado de opinión en los dos meses que han transcurrido desde la última vez que compareció ante los medios de comunicación para poner punto final a la amarga temporada 2018-19 del Real Madrid. El entrenador francés “sabe lo que quiere”, y sobre todo, lo que no.

No quita el dedo del renglón en su esperanza de poder fichar al mediocampista del Manchester United, Paul Pogba, y mucho menos, en poder liberar la plaza de Gareth Bale.

El galés ha sido parte del equipo de 29 jugadores con los que Zinedine Zidane ha trabajado las últimas dos semanas, pues a pesar de que el técnico le informó que no contaría con él para el curso que empieza en escasas tres semanas y que debía buscarse un destino, el galés no tiene intención de abandonar el club e insiste en cumplir con los tres años que le restan de contrato hasta 2022.

Zinedine Zidane afirmó que la presencia de Bale en la pretemporada “no es un problema” pues se trata de un jugador con contrato vigente y como tal, le debe respeto. Sin embargo, ha dejado claro que su situación sigue siendo la misma.

“No. Para nada. No ha cambiado”, respondió el técnico en rueda de prensa celebrada este viernes en Houston a pregunta expresa sobre el papel de Gareth Bale en el equipo.

Gareth Bale no juega desde abril, cuando participó en la derrota por 1-0 ante el Rayo Vallecano. El jugador se perdió las últimas tres jornadas, quedando fuera de la convocatoria en dos ocasiones consecutivas, y sin la posibilidad de despedirse del Santiago Bernabéu en el último partido ante el Betis, cuando se quedó en la banca.

Así, su presencia en la gira por Norteamérica no le garantiza al jugador haber ganado la ‘batalla’ por su continuidad en el equipo, pues según recordó Zidane, “puede pasar de todo” hasta el 31 de agosto, fecha en que cierra el mercado.

“No es un problema; yo no te puedo decir que un jugador es un problema. Gareth tiene contrato y está aquí, pero puede pasar de todo. Yo tengo que respetar a todos mis jugadores. Gareth es un jugador del Real Madrid, está aquí con nosotros, y veremos qué va a pasar”, señaló.

Asimismo, el entrenador reiteró que ha hablado personalmente con los jugadores que no tendrán oportunidades la próxima temporada y que deberán abandonar la institución.

“Es difícil pero es la realidad (que tiene que hablar con los que no cuentan); y lo que tengo que hacer como entrenador es este papel. Hablé con todos porque me gusta ser claro. Cada uno sabe su papel y lo que queremos hacer. Me parece importante”, dijo Zidane.

Y es que Real Madrid necesita dar salida, al menos, a seis jugadores más, incluidos Gareth Bale y James Rodríguez, pues actualmente cuenta con cerca de 30 jugadores para el primer equipo.

De ahí que el encuentro frente al Bayern Munich se espere casi con alguna cuota de morbo en España, pues se espera que Zidane deje claras sus intenciones tanto en la elección de un once inicial como en los cambios.

De momento, una cosa es segura: será el partido que marcará el debut del hombre llamado a ser la estrella de referencia en el equipo merengue a partir del próximo curso, Eden Hazard.

“(Hazard) es determinante; mete gol y hace la diferencia, que es muy importante en el futbol hoy. Lo ha demostrado a lo largo de su carrera en varios clubes. Ahora lo tenemos nosotros y vamos a aprovechar sus calidades”, dijo el entrenador.

En cuanto a las posibilidades de tener a Paul Pogba en sus filas, Zinedine Zidane dejó ver que no ha perdido la esperanza pues el club sigue trabajando “en ello”.

“Con el club sabemos lo que queremos, sabemos que de todas formas hasta el 31 (de agosto) podemos tener cambios; tanto salidas y también gente que puede venir.

"Lo más importante es que sabemos con el club lo que queremos hacer y estamos en ello”, recalcó.