<
>

Griezmann estará listo para disputar la Champions con el Barça

play
Barcelona hace los deberes en Valladolid (0:54)

El conjunto azulgrana venció por la mínima a su rival para mantenerse con 'vida' en LaLiga. (0:54)

BARCELONA -- Antoine Griezmann no volverá a jugar en LaLiga. Ni frente a Osasuna en el Camp Nou, el jueves, ni el domingo en Vitoria ante el Alavés estará el delantero francés a disposición del Barcelona, que probablemente recupere para el primer encuentro a Ansu Fati y, dependiendo de los resultados del Real Madrid contra Granada y Villarreal, podría contar también con él en el cierre de la temporada liguera.

Mientras, confirmada una pequeña rotura en el cuádriceps de la pierna derecha, el plan de ruta establecido con Griezmann apunta a recuperarse a tiempo para estar condiciones de alinearse el 8 de agosto en el Camp Nou frente al Napoli, en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions y previo a la fase final que se disputará en Lisboa a partir del día 12.

El ex jugador del Atlético de Madrid, quien marcó el gol azulgrana en San Paolo durante el partido de ida que concluyó con un 1-1 que deja la eliminatoria abierta, se enfrenta a una recuperación prevista de tres semanas, por lo que, de no surgir ningún imprevisto, debería estar en plenitud para volver a jugar en Champions.

LIMPIO

En el Camp Nou existe confianza en que Griezmann supere esta pequeña rotura atendiendo a que es la primera lesión de esas características que sufre en el Barcelona...

Y la segunda en toda su carrera profesional, casi ocho años después de que un percance muscular le apartase de cuatro partidos con la Real Sociedad.

El futbolista francés sufrió una lesión muscular el 29 de octubre de 2012 en... Valladolid y permaneció de baja en los siguientes tres encuentros (Córdoba de Copa y Espanyol y Málaga de Liga), siendo convocado para el choque del 19 de noviembre en Anoeta contra el Rayo Vallecano, aunque permaneciendo los 90 minutos en el banquillo.

La práctica ausencia de lesiones durante las once temporadas de Griezmann en la élite (apenas se perdió un partido con el Atlético de Madrid en diciembre de 2017, ante el Betis, por un traumatismo) da muestra de su excelente musculatura, por lo que si la herida cicatriza sin problemas no existe más preocupación en su recuperación.