<
>

Luis Enrique condena las amenazas a Morata: "Deben ponerse en manos de la Policía"

play
España goleó y avanzó segunda de su grupo, mientras Suecia pasó primera (1:24)

La Roja goleó 5-0 a Eslovaquia y Polonia quedó última del grupo cayendo 3-2 ante Suecia. (1:24)

BARCELONA -- Luis Enrique mantiene "la misma confianza del primer día" y entiende que, como al comienzo de la Eurocopa, España está capacitada para conquistar el torneo, aunque no lo proclame abiertamente y se centre en "ganar, sí o sí, para seguir adelante". A pesar de ello, el técnico reconoció que la goleada "a Eslovaquia supuso un subidón de energía y de confianza que al equipo le viene muy bien, como es normal".

¿Es una final? se le inquirió al seleccionador, quien dejó claro que "el partido ante Eslovaquia ya era una final para nosotros, en que solo nos valía ganar, y la superamos y los octavos son un poco lo mismo". Y hasta donde puede llegar España lo sentenció con claridad: "Las notas a final de curso. Cuando era estudiante las notas no me las daban en marzo, abril o mayo. Estamos tan centrados en la dificultad de superar los octavos de final que sería un error pensar en otra cosa. Queremos ganar todos los partidos".

"No hay ninguna selección que nos haya sorprendido y nosotros estamos en el papel que podíamos pensar. Pudimos, y creo que lo merecimos, pasar como primeros de grupo pero en cuanto a confianza estamos todos a tope" refirió el seleccionador español en la rueda de prensa previa al partido frente a Croacia, rival al que, advirtió, "conocemos bien" y ante el que insinuó un partido "complicado".

"Debemos estar con la tranquilidad con la que venimos jugando todo el torneo. La motivación y las ganas son las del primer día, sin ningún tipo de euforia. Y aunque hubiéramos preferido pasar como primeros así es el fútbol. A veces los resultados no llegan pero tenemos la máxima ilusión para el partido de mañana" sentenció el entrenador, presentando a Croacia como un equipo "de nivel superior".

"Croacia es una selección de nivel superior, que sabe qué quiere y que, entiendo, hará lo habitual: replegarse en medio" especuló Luis Enrique, advirtiendo que, de todas maneras, "todo irá en función del resultado, pudiendo esperar más replegada o presionando más arriba porque si vas por detrás en el marcador no tiene sentido defender".

"Jugamos hace poco más de un año en la Nations League y nos conocemos bien. Ellos tienen el mismo seleccionador y la misma base del equipo" incidió el entrenador español, admitiendo que Modric "es especial en el equipo, jugando de forma algo distinta que en el Real Madrid y llevando el control junto a Kovacic".

"Decir que la clave estará en el centro del campo es un tópico... pero está claro que para nosotros va a ser vital y para Croacia también porque tiene jugadores de gran calidad en la zona" sentenció Luis Enrique, argumentando que su equipo está "acostumbrado a jugar desde atrás, de una forma muy concreta, y por ello si no funciona el mediocampo no tendríamos nada que hacer".

También se refirió al cambio que significa abandonar la concentración de Madrid y los partidos en Sevilla asegurando que "irnos de Madrid nos ha costado mucho y seguro que hubiéramos querido jugar todos los partidos en Sevilla porque no hay color. Ojalá haber estado todos los días en Madrid, pero los profesionales nos adaptamos a las situaciones. Es una cualidad necesaria y venimos a Copenhague con la ilusión de dar una alegría a los aficionados".

Preguntado sobre las amenazas recibidas por Morata, Luis Enrique fue rotundo: "La situación tiene un grado de gravedad que tiene que ser puesto en manos de la policía. Amenazar a familiares y niños es grave y se tiene que corregir de manera rotunda" sentenció.