<
>

La Selección Mexicana, el Tata Martino y el Apocalipsis de sus Cuatro Jinetes

play
¿Quién es el principal en la ofrenda? (3:26)

Varios nombres y pocos lugares para Qatar, Tata Martino tiene la dura decisión sobre quienes van y quienes se quedan a un paso del Mundial. (3:26)

LOS ÁNGELES -- Los héroes de calendario de la Selección Mexicana en 2019, hoy son parte del obituario de la Selección Mexicana y donde hubo pedestales, hoy hay tumbas mundialistas: En cuatro años, cuatro de sus jinetes, viven su Apocalipsis. En términos de Coppola y su obra maestra: Apocalipsis Now!

En 2019, Gerardo Martino creía tener cuatro ases del Álbum Panini para Qatar 2022. Hoy, esas estampitas valen menos que aquellas a las que les rezaba con frenesí Ricardo Peláez en su paso por Chivas.

1.- Raúl Jiménez entrega, prácticamente ante ESPN, la armadura forjada a sangre, fuego y acero en la Liga Premier. Sólo tiene una abolladura: el impacto del cabezazo de David Luiz. “Si no me siento bien, me hago a un lado”, confesó a Mauricio Ymay.

2.- Carlos Vela reitera su desamor por el Tri, que desamor no es igual que odio, sólo es desafecto. “Es caso cerrado”, afirma y asegura que nadie del establo de Martino o de Yon de Luisa, lo contactó. “Nadie, nadie (habló conmigo)”, dijo a Ahora o Nunca de ESPN.

3.- Javier Hernández vive el Infierno que eligió, por más que puje y sude en el Purgatorio de la MLS. Cierto, De Luisa y Martino son responsables de su ausencia, pero el único culpable es él. Una noche de copas, musitaría María Conchita Alonso, en aquel brunch de Nueva York, lo llevó de la opulencia a la indigencia. Perdió familia, Selección, Mundial y la posibilidad de cumplir promesas a su abuelo, Tomás Balcázar. Destierro absoluto.

4.- Jesús Manuel Corona, al igual que Jiménez, se abraza con uñas y dientes a la esperanza. A pesar incluso de que su entrenador en el Sevilla, se la despedaza. “Su alta es hasta el 2 de diciembre, no antes”, dijo el técnico. Tecatito reza, trabaja, se esfuerza. El milagro no llega tras los estropicios en el peroné y los ligamentos del tobillo.

Los cuatro héroes del presunto y fastuoso carnaval de Martino en 2019, hoy, son peregrinos de la procesión de su propio funeral mundialista.

Encima, el Tata ve la angustia en el rostro de Hirving Lozano, quien encara la tragedia cuando se viste de verde. Y Además, el técnico, ve a su mimado Rogelio Funes Mori, en una nueva versión de su chusco colapso con River Plate y el himno aquel de “¡...y Funes Mori la erró!”.

Cierto, tiene a los mejores disponibles en su baraja. Henry Martín sumó 19 goles en 2022, y Santiago Gimenez acumula 16, muy por encima de los 9 de Funes Mori y los 6 de Raúl, sin olvidar las lesiones de estos dos.

Ciertamente, en 2019, ni Martín ni Giménez estaban en la órbita de Martino, a pesar de su peligrosa aseveración de que él ya sabía que debía enfrentar un cambio generacional. Mentira, él jamás se imaginó entonces las deserciones de Vela y Chicharito, ni las lesiones de Jiménez y Tecatito.

play
2:03
Raúl Jiménez expresa que de no sentirse en condiciones óptimas para ir al Mundial, dará un paso al costado

El futbolista mexicano menciona que si no se siente al 100% para el 14 de noviembre, les deseará todo el éxito a sus compañeros.

“Si mañana fuera 14 de noviembre [día en que Martino define a los 26], difícil [estar]”, confiesa Jiménez a ESPN. “Si no me siento en condiciones... hasta aquí llegué, y a desearles toda la suerte. Si siento que puedo, ahí estaré”, puntualizó.

Por otro lado, a regañadientes, Carlos Vela fue trepado a escena. Surgió la versión de que “alguien” del Tri lo buscó, para saber si había cambiado de opinión. De hecho, Jaime Ordiales, director de selecciones nacionales, aceptó que hubo acercamiento, y su propio discurso implica que fue él mismo quien hizo el sondeo.

Vela asegura que nadie lo buscó y reitera a ESPN que es “caso cerrado”. Todo indica que la exploración no se hizo directamente con el jugador, sino a través de su representante, y que el jugador del LAFC habría reconsiderado la posibilidad si lo hubiera buscado directamente Gerardo Martino. Pero, al final, fue un aborto de negociaciones entre intermediarios.

Y mientras es evidente la serenidad, casi sardónica de Vela, por el lado de Chicharito hay resentimiento. Manifestaciones como dejar caer la bandera de México al suelo, jugar a través de Twitch en lugar de ver partidos de la selección, y comentarios aislados con rencor, revelan la indigestión que le provocó la negativa final del Tata. Una noche de copas...

play
2:10
Carlos Vela: 'Nadie de Selección vino a buscarme... solo queda apoyar'

El delantero mexicano del LAFC está contento de estar en la Final de la MLS y habló sobre su negativa de representar a su país en el Mundial de Qatar.

Más allá de su propia culpa, por desperdiciar el 2021 y el 2022, al no integrar mejores opciones, y perder el tiempo con los Héctor Herrera, Andrés Guardado, Rodolfo Pizarro, más allá de eso, desolado y asolado, debe estar Martino ante el desconsolador panorama.

En 2019, el Tata creía contemplar el hemiciclo con esos cuatro héroes futbolísticos: Jiménez, Vela, Chicharito y Tecatito. Cuatro años después, sólo contempla los mausoleos de su futuro futbolístico. Sus Cuatro Jinetes y su Apocalipsis Now!