<
>

Rubiales, cuatro técnicos en un año de gestión

play
Luis Enrique no seguirá como DT de España (1:06)

Por problemas personales, el seleccionador debe abandonar su cargo en la Roja. (1:06)

MADRID -- Robert Moreno es el cuarto hombre que ocupa el banquillo de la selección española en un año, desde que Luis Rubiales asumió la presidencia de la Federación Española de Futbol, en mayo de 2018, tras la renuncia de Luis Enrique Martínez por motivos personales.

Para entonces, Julen Lopetegui, quien había llegado a la selección para reemplazar a Vicente del Bosque, se preparaba para dirigir su primera Copa del Mundo. Pero el 13 de junio, dos días antes de que España debutara en Rusia 2018, fue despedido de manera fulminante después de que el Real Madrid anunciara que el vasco había sido elegido para reemplazar a Zinedine Zidane al frente del equipo merengue.

Hacía dos semanas que Lopetegui había firmado una renovación al frente de la selección hasta 2022.

“Nos hemos visto obligados a prescindir del seleccionador nacional. Tiene que haber un mensaje claro para todos los trabajadores de la Federación de que hay unas formas de actuar que hay que cumplir.

"No voy a decir que ésta es la mejor de las soluciones, pero yo he llegado a la presidencia de la Federación con una forma de actuar y no voy a traicionarme a mí mismo”, anunció Rubiales desde la concentración de España en Krasnodar, Rusia.

play
2:12

Luis Rubiales: 'Luis Enrique deja su puesto por una cuestión familiar'

El presidente de la federación española confirmó la renuncia de Luis Enrique como director técnico de la selección española de fútbol. Robert Moreno lo suplanta como DT.

Rubiales renunció, incluso, a los dos millones de euros que percibiría la Federación como pago de la cláusula de rescisión del entrenador pues el directivo antepuso los “valores” al factor económico.

"Lo que desde luego no podemos hacer es no cumplir con nuestros propios valores. Es una situación difícil, muy dolorosa, pero no hemos sido nosotros los que hemos determinado la forma de actuar. No hemos podido mirar para otro lado”, señaló.

Aunque los jugadores y el entonces director deportivo Fernando Hierro había abogado por dar continuidad a Lopetegui pues temían que la crisis tirara por la borda el trabajo de cara al Mundial, no hubo manera de convencerlo.

Fernando Hierro tuvo que asumir las funciones como entrenador durante la Copa del Mundo. El resultado fue una decepcionante actuación de la selección que se clasificó a la ronda de octavos como segunda de grupo luego de dos empates ante Marruecos (2-2) y Portugal (3-3) y una discreta victoria por 0-1 sobre Irán antes de volver a casa eliminado en la tanda de penales por el equipo anfitrión.

Fernando Hierro presentó su renuncia inmediatamente y pocos días después, el 19 de julio, Luis Rubiales anunció la llegada de Luis Enrique.

play
0:59

¿Qué pierde la selección española con la salida de Luis Enrique?

Manu Martín declaró que más que perder existirá una ruptura en un proyecto que ya se tenía establecido.

En once meses con el asturiano al frente, el equipo suma ocho victorias y dos derrotas. Aunque falló en la misión de llegar a las semifinales de la Liga de Naciones, Luis Enrique dejó al equipo con la eliminatoria rumbo a la Eurocopa 2020 encaminada.

Ante los numerosos cambios en poco más de 12 meses, Rubiales ha recordado que han llegado obligados por circunstancias ajenas a lo deportivo.

“Mi mayor preocupación no está en quién coge la selección sino en estar con las personas que lo necesitan. Igual que en aquel momento se tomó una decisión nos toca tomar una decisión en la misma línea de valores. Con este cuerpo técnico estamos tranquilos. No creo en la suerte sino en el trabajo. La vida te da golpes pero esta federación siempre se va a reponer”, apuntó.

Sin embargo, la continuidad del proyecto encabezado por Luis Enrique ha sido un factor decisivo para entregar las riendas de la selección española de futbol a su hasta ahora segundo entrenador Robert Moreno para sellar el pase a la Eruocopa 2020 lo antes posible.

“Tenemos la responsabilidad de solventar problemas y estamos convencidos que la mejor respuesta es el equipo mejor preparado y eso lo representa Robert Moreno, con el mismo equipo que llegó Luis Enrique. Confiamos en ellos con Robert tirando del carro”, dijo el presidente de la Federación Española de Futbol, Luis Rubiales, en rueda de prensa celebrada este miércoles después de que el entrenador asturiano presentara formalmente su renuncia al cargo.

Luis Enrique no ha podido estar con la selección desde marzo debido a un problema familiar, razón por la que ha decidido apartarse, según explicó a través de un comunicado hecho público este martes.

En la Federación no querían que dejara el cargo y habían decidido esperarlo el tiempo que fuera necesario, pues Robert Moreno y el resto de su staff seguían trabajando siguiendo sus instrucciones a la distancia, y según relató el director deportivo de la RFEF, José Francisco Molina, así se lo hicieron saber en una reunión celebrada en mayo.

“En la reunión que tuvimos en Barcelona de lo único que se habló fue de la confianza y tranquilidad y esperar acontecimientos.

Él nos transmitió la misma confianza y así fue como decidimos. El seleccionador seguía siendo Luis Enrique y así han transcurrido las últimas semanas sin ningún planteamiento con respecto a lo que hablamos hoy. Esto ha ocurrido en los últimos días. Lo ha planteado él, su deseo de dejar el cargo porque no lo podía atender como él le gustaría y esta es la mejor solución”, dijo Molina.

En la Federación, no obstante, se empezaron a valorar opciones en caso que Luis Enrique decidiera apartarse.

Ante la falta de entrenadores de elite disponibles para hacerse cargo del proyecto y el buen trabajo de Moreno y su equipo, los directivos de la Federación optaron por dar continuidad al proyecto del asturiano.

Moreno, aseguró Luis Rubiales, ha convencido con su trabajo tanto “a la gente de la federación como a los jugadores”.

“15 minutos antes (de anunciar oficialmente al relevo de Luis Enrique) hemos llamado a los capitanes para comunicar la decisión y como no podía ser de otra manera han aceptado y serán importantes para tirar del carro y ayudar al nuevo seleccionador. No hay más que ver cómo trabaja para refrendar que es la mejor de las opciones en esta situación”, señaló Rubiales.