<
>

El 'Tata' comienza ciclo previo a Catar con más dudas que certezas

play
¿Estará clasificado el Tri al mundial después de esta fecha FIFA? (5:01)

La pregunta la disparó Carolina Guillén y Alex Pareja junto a Sergio Dipp y Mauricio Pedroza dieron su opinión. Aquí las respuestas. (5:01)

Con la necesidad de sumar puntos en sus primeros partidos del año, Gerardo Martino inicia el ciclo previo al Mundial de Catar con más dudas que certezas

El 2022 es especial al ser un año mundialista. Sin embargo, la selección mexicana comienza este ciclo previo a Catar con muchas más dudas que certezas. El Tri está en zona de calificación directa pero cualquier tropiezo lo puede dejar fuera de la Copa del Mundo e incluso la Federación Mexicana de Futbol no garantiza que Gerardo Martino termine el ciclo mundialista.

Es una realidad que en el 2021 El 'Tata' Martino perdió la brújula en el terreno de juego y comienza el año mundialista lleno de dudas luego de que en el pasado verano el estratega argentino perdiera la Liga de Naciones de Concacaf y la Copa Oro ante Estados Unidos mientras que en la categoría de los compromisos eliminatorios, Gerardo cerró el año anterior cayendo ante Estados Unidos y Canadá.

Los próximos rivales de México en el Octagonal son Jamaica, Costa Rica y Panamá, selección que tiene los mismos puntos que El Tri, y si Martino firma malos resultados podría significar su final al frente del combinado azteca.

"En la vida no hay garantías, aquí hay que salir a ganarse el trabajo. Estoy convencido de que es la persona idónea el Tata y así lo vamos a seguir apoyando", señaló Yon de Luisa, presidente de la FMF, en conferencia virtual.

En sus primeros de años de gestión El Tata mostró un estilo de juego fresco y renovado, en 2019 Martino gano 16 partidos, empató y perdió uno además ganó la Copa Oro.

En 2020 debido a la pandemia tuvo poca actividad, de los 5 juegos que disputó gano 4 y empató 1. Sin embargo, en 2021 las cosas fueron diferentes, Martino gano 12 juegos, empató 4 y perdió 3 pero lo más preocupante fue el bajo nivel de juego mostrado por la selección.

Ante los malos resultados y un sistema de juego cuestionado, algunos mundialistas mexicanos consideran que Martino debe dejar el puesto porque ya no es el líder que necesita el tricolor y respeta demasiado jerarquías al interior del grupo.

"Yo creo que también el 'Tata' ha perdido un poco de credibilidad con los jugadores, se ha desgastado su rollo, su verso pero también hay que ver el nivel de los jugadores, yo siempre he pensado que la selección tiene que ser un premio para el jugador, no se te deben de imponer promotores, televisoras o los equipos donde están los jugadores, si algún futbolista tiene seis o siete jornadas malas en la liga no lo convoques para que mejore, apriete y que su rendimiento sea mejor Y que después le venga como premio un llamado a la selección, no le tienes que dar un estado de confort al jugador de que sepas que no importa como estés siempre va a estar convocado porque está casado con el técnico", indicó Missael Espinoza.

Por su parte, el exjugador de la Selección Mexicana Germán Villa consideró que la actual plantilla azteca carece de ideas y señaló que la idea de Martino no ha logrado inspirar a los aficionados y jugadores.

"Por lo que he visto puede venir cualquier técnico ya sea Gerardo Martino, el Turco o Guardiola pero jugamos a nada, la verdad es que jugamos a nada, jugamos desordenados nada más a ver que generamos, la verdad es que no se ve otra cosa con mayor fondo, nos vemos un estilo de juego como quizás en su momento lo llevó a hacer la selección de La Volpe, una selección que jugaba muy bien, mismo caso de la selección de Lapuente que si bien tenía un estilo diferente era una selección sólida y muy atrevida y te juro que esta selección de Martín o no inspira nada", expresó.

Por otro lado, Ramón Ramírez, quien disputó la Copa del Mundo de Francia 1998, señaló que la afición azteca debe calificar al 'Tata' por el papel del Tri en Qatar 2022 y no por como clasifique a la máxima justa del futbol.

"El 'Tata' Martino está destinado a mejorar lo que se ha hecho en copas del mundo, nuestro principal objetivo es el mundial, es superar lo que se ha hecho en otros mundiales y rebasar ese quinto partido, ser un protagonista y no un animador, yo creo que ese es el gran reto del Tata más allá de lo previo", señaló.

El exjugador de Chivas también le sugirió al argentino realizar un mejor análisis para construir sus futuras convocatorias.

"Estos resultados simplemente te ponen en alerta para que seas mucho más minucioso a la hora de elegir a tus jugadores y sobre todo conformar el grupo que nos va a representar pero yo no lo voy a calificar hasta la copa del mundo, por mí me da igual que pierda todos los partidos y torneos amistosos que se vienen pero que en el mundial llegaran a una semifinales, no estoy diciendo que esos torneos no sirven pero no son los que eventualmente van a calificar al Tata Martino"

Martino empieza el año mundialista con una enorme presión en su espalda que se nota en el accionar del técnico, durante los últimos meses el Tata luce siempre a la defensiva y con un semblante de enojo ante las críticas, los que han sido técnicos del tricolor como Enrique Meza saben de la presión que se vive en esa silla y esperan que el técnico argentino conserve la calma y termine su proceso.

"Uno escucha las transmisiones de la televisión y pasó de ser el osito de peluche se convirtió en algo muy malo, al final él tiene un currículum muy importante, ha trabajado con jugadores muy importantes y en lugares muy importantes, nadie se vuelve malo o bueno de la noche a la mañana, yo quisiera que le dieran continuidad para que él esté más tranquilo porque el joven Martino sabe de fútbol pero a veces nosotros los mexicanos somos muy criticones y criticamos con la mano en la cintura y siempre pensamos que debemos de cortarle la cabeza a quien sea cuando eso no es la salida", manifestó Meza.

Gerardo Martino, quien tiene contrato con México hasta diciembre de 2022, está a las puertas de tres partidos en la actual Fecha FIFA que podría encaminarlo al mundial o sepultar su etapa al frente de la selección mexicana.