<
>

Julio César Chávez y un rival (no tan) invencible

ESPN

“Mira, Mauricio, sin adicciones hubiera llegado a 100 peleas invicto y hubiera sido el mejor de todos los tiempos”.

Hace algunas semanas, el gran campeón mexicano cumplió/celebró 11 años sin consumir drogas y alcohol.

No sólo derrota a sus fantasmas día a día, sino que además hizo un compromiso personal por que su historia se convirtiera en inspiración para que muchas otras personas ganaran su propia batalla.

play
2:25

Chávez: 'Sin adicción hubiera llegado a 100 peleas invicto y sería el mejor de todos los tiempos'

Julio César Chávez habla sobre su adicción a las drogas que afectaron su carrera como boxeador.

El compromiso fue mucho más allá de palabra: en el 2013 inauguró la clínica “Baja Sol” cerca de Tijuana, que recibe pacientes que comienzan su rehabilitación. Julio no sólo la inauguró y es socio de ella, regularmente la visita para supervisar su correcto funcionamiento y para dar una palabra de aliento para quien la necesite.

El camino a una vida sin adicciones es muy complejo y cada paciente lo vive de manera diferente. Pero el caso de Julio César Chávez es -además de admirable- ejemplar.

Después de haber saboreado la idolatría popular, la seducción del éxito, el dinero y caer en la trampa de la “mala vida” el camino a una nueva realidad es oscuro, rocoso y muchas veces solitario.

Pero hay algo en la nueva vida del mejor boxeador mexicano de todos los tiempos, que es ejemplar. Su actitud.

Hoy vive feliz, rodeado de su familia, amando a sus hijos, cuidando su dinero, trabajando y tratando de generar un cambio positivo en la existencia de muchos.

Con sus triunfos y títulos conquistó a las masas.

Con sus acciones y consejos transforma individuos.

Y aunque las tentaciones amenazan constantemente: “no creas, Mauricio, todavía de vez en cuando se me antoja una cervecita” como nos dijo el jueves, le basta para voltear a su círculo cercano para saber en donde nace su felicidad.

play
0:49

Chávez sobre su pelea ante Travieso: 'Aún así me va a alcanzar para pegarle una chin... al dientón este'

Julio César Chávez cuenta cómo va su preparación con miras a su pelea ante el Travieso Arce.

Julio ha invertido el encierro y la pandemia para estar en una forma física impecable y aún ese mero acto individualista de salud tiene un objetivo solidario: volver a enfrentar a Jorge “Travieso” Arce en una pelea de exhibición.

La pelea será transmitida mediante un stream que se puede contratar en el portal de Superboletos.com y lo recaudado servirá para permitirle a personas de escasos recursos y con problemas de abuso de sustancias, poder internarse de manera gratuita en su clínica de rehabilitación.

En sus propias palabras, un gancho a la adicción.

¿Julio, no crees que esta victoria de vida abajo del ring, vale más que cualquier cinturón o récord invicto? le pregunté a JC Chávez.

“Me siento contento de contarlo en vida. De haber seguido con esas adicciones no estarías hablando conmigo ahorita. Lo que hace más feliz, es tener la lucidez para darme cuenta el cariño que la gente me tiene”.

La entrevista completa la encuentran en nuestro canal de Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=tY2OhLE7LGw