<
>

Helwani: Cómo UFC está perdiendo una gran oportunidad con Conor McGregor en 2020

play
Los mejores momentos de Conor McGregor (2:03)

Revive lo más impactante del irlandés dentro de los octagonos de la UFC. (2:03)

Dejemos algo claro desde el principio: teniendo en cuenta los tiempos en que vivimos, este ha sido un año fenomenal para UFC.

Antes de la pandemia de coronavirus, 2020 comenzó increíblemente fuerte. Hubo el regreso de Conor McGregor en enero, una pelea muy cerrada entre Jon Jones y Dominick Reyes en febrero, y un clásico de todos los tiempos entre Zhang Weili y Joanna Jędrzejczyk en marzo.

Qué primer trimester, tan especial.

Entonces, bueno, ya saben lo que pasó.

Todo se detuvo. El mundo como lo conocimos cambió.

Sin embargo, como se prometió, UFC fue una de las primeras organizaciones deportivas en volver a la acción durante la pandemia COVID-19. Su momento no podría haber sido mejor porque en mayo, junio y julio, cuando la gente se moría de hambre por los deportes en vivo, UFC estuvo en el aire casi todos los fines de semana. Fight Island fue un gran éxito. Las pruebas COVID-19 fueron exitosas en términos de no tener brotes, los ratings aumentaron y, según el presidente de UFC, Dana White, las ventas de mercancías en 2020 ya superaron todas las de 2019.

Aparte de que no hay venta de taquillas, y sé que no podemos menospreciar eso, no ha habido mucho de qué quejarse este año. Desde una perspectiva comercial y de relaciones públicas, ha sido un buen año para UFC.

Excepto por una cosa.

Si me preguntas, solo ha habido un error grave este año. Y desafortunadamente para todos los involucrados, es grande.

Ese es el manejo, o mal manejo, de la carrera de Conor McGregor.

¿Recuerdan a fines del año pasado, en una conferencia de prensa en Moscú, cuando McGregor nos dijo que pelearía tres veces en 2020?

¿Recuerdan que la mayoría de la gente se reía porque McGregor no había peleado tres veces en un año desde 2016 y no podía evitar estar en problemas? Pero luego pensamos, si UFC puede sacar tres peleas de McGregor en 2020, sería un año masivo para todos los involucrados.

¿Recuerdan lo bien que McGregor manejó el anticipo de la pelea de Donald Cerrone y cómo lució en esa pelea y el buzz que generó su victoria?

¿Recuerdan cuando dijo que estaría dispuesto a pelear de nuevo en marzo? Y que, ¿podría incluso pelear cuatro veces este año? Lo más importante, ¿recuerdan cómo parecía que una relación una vez helada entre McGregor y la jefatura de UFC había vuelto a la normalidad?

Bueno, casi siete meses después, aquí estamos, y McGregor ha peleadp durante 40 segundos en 2020. Es una pena.

UFC finalmente tiene un McGregor saludable, motivado, enfocado, ansioso y alejado de problemas, y no puede encontrar la manera de volverlo a meter en la jaula. ¿Cómo sucedió esto?

¿Es culpa de UFC que la pandemia surgió? Absolutamente no. ¿Es de McGregor? Por supuesto no

¿Sería mejor si los fanáticos pudieran comprar boletos para las peleas de McGregor? Por supuesto. Sus ingresos por taquilla generalmente generan alrededor de $15-18 millones. Eso es significativo, y entiendo que UFC quiera ganar algo de tiempo para poder aprovechar una entrada de McGregor después de meses de eventos de arena cerrada.

Pero adivina qué: los fanáticos no asistirán a eventos por un tiempo. ¿Es el plan de UFC congelar el mayor atractivo que este deporte ha visto, en su mejor momento, nada menos, hasta que termine la pandemia? Eso podría significar no más peleas de McGregor hasta 2022.

Sé que se "retiró" en junio. Nadie cree que fue un retiro verdadero. Recuerden, él me dijo en enero que nunca se retirará en realidad. Definitivamente no a los 32 años de edad.

A decir verdad, desearía que nunca hubiera usado esa palabra porque le restó a su mensaje real. Eso fue un error.

En realidad, McGregor nos decía que estaba frustrado. Estaba cansado de esperar por UFC para que le ofreciera una pelea. Estaba cansado de ver a todos pelear mientras estaba en la banca.

Es importante tener en cuenta que la situación de McGregor no es similar a la de Jon Jones o Jorge Masvidal. Ni siquiera Henry Cejudo. No está pidiendo un aumento. No está pidiendo renegociar. Solo está pidiendo una pelea.

Piensen en eso por un segundo. La estrella más grande que ha visto este deporte está rogando por entrar al Octágono, y no pasa nada.

No hay conversaciones activas, dicen las fuentes. No hay negociaciones. No hay nada. De hecho, White, dijo recientemente que considera que McGregor se retiró, y White garantizó que McGregor no volverá a pelear en 2020. Lo que sucederá en 2021 es incierto, y aunque White no cree que McGregor continúe retirado, dijo que no hay planes en este momento para una pelea de McGregor el próximo año.

¿Como sucedió esto? Antes de la pandemia, se habló de que McGregor regresaría el 11 de julio contra Justin Gaethje. Me dijeron que a mediados de febrero, él estaba pidiendo regresar. UFC quería que él fuera un suplente en caso de que algo le sucediera a Khabib Nurmagomedov o Tony Ferguson antes de su pelea programada en abril. A principios de año, McGregor dijo que se mantenía en forma en caso de que uno de esos dos luchadores se retirara, lo que parecía razonable, teniendo en cuenta que el enfrentamiento se cayó cuatro veces anteriores. Pero cuando la pandemia canceló esa pelea y se impuso la prohibición de viajar, abrió la puerta para que Gaethje peleara el 9 de mayo contra Ferguson en Jacksonville, Florida. Finalmente, Gaethje ganó el cinturón interino. En cualquier caso, la idea de ser un suplente no le cayó bien a McGregor. No estaba interesado en ese papel. Quería una pelea garantizada. No lo culpo por eso. Una vez que ese plan salió por la ventana, el enfoque debería haber estado en un regreso de McGregor en el verano.

¿Vieron esos números de PPV reportados en julio para UFC 251? ¿Alguien tiene alguna duda de que McGregor podría haber conseguido cerca de dos millones, si hubiera estado en esa cartelera? Creo firmemente esto, teniendo en cuenta que en ese momento había muy pocos otros deportes de Norteamérica en activo.

Pero ese barco se fue. La NBA regresó. También MLB y NHL.

Eso no quiere decir que una pelea de McGregor no haría un gran negocio en este momento. Absolutamente lo haría. No tengo dudas sobre esto.

Sí, UFC tiene eventos principales reservados hasta octubre. Lo entiendo. Sé que no compartirá las planas principales con, digamos, Nurmagomedov en un par de meses. ¿Pero sabes que? Los tiempos son muy diferentes. No tiene que reservar lugares o vender boletos. Puedes reservar una cartelera de pelea de McGregor para cualquier día de la semana. Demonios, puedes convertirlo en una cartelera de una pelea, y atraería más de un millón de compras. Nunca ha habido una cosa más segura en MMA. Hazlo en el Apex o en Abu Dhabi. Dinero fácil.

¿Cual es el problema?

play
0:37

McGregor aturdió a "Cowboy" en los primeros segundos

Conor McGregor lastimó a Donald Cerrone con varios golpes de hombro antes de lanzar una patada para obtener la victoria en la primera ronda.

¿No hay oponente? Bazofia.

¿Quién dice no a una trilogía contra Nathan Díaz en una arena vacía? Imaginen ese teatro.

¿Quién dice no a una pelea contra Ferguson?

¿Quién dice que no a una pelea contra Masvidal?

¿Quién dice no a una revancha contra Dustin Poirier?

¿Debo seguir?

Parece que la relación entre McGregor y UFC se deteriora cada minuto, y ahora McGregor está coqueteando con la idea de pelear contra Manny Pacquiao, lo que podría empeorar su relación con la jefatura de UFC. Honestamente, no creo que McGregor realmente quiera la pelea de Pacquiao en este momento. ¿Un día de estos? Por supuesto. Pero creo que tenía la intención de pelear tres veces este año y ganar el título de peso ligero para fin de año. Creo que, al igual que su "retiro", este es otro recordatorio para la jefatura de que está listo y dispuesto ... y frustrado. ¿Cómo pasamos de la armonía de enero a esto?

UFC y Conor McGregor: Por el bien de los fanáticos, ¿pueden hablar por teléfono? Comenzar a hablar de nuevo. Resolver esto.

En un año lleno de victorias grandes y pequeñas, no dejes que lo que se perfilaba como la mayor victoria de todas se convierta en el final de una relación comercial.

Porque como me dijo hace meses e independientemente de lo que piensen los demás, cuando se trata de negocios de MMA, McGregor sigue siendo "el sustento".