<
>

Histórico: el balance de Los Pumas en el Tres Naciones

La temporada 2020 le dice adiós a Los Pumas luego de su participación en el Tres Naciones y llegó la hora de realizar los balances y en el equipo argentino la balanza se inclina del lado positivo por varios aspectos del juego y por lo que se esperaba luego de un año de muy poco rodaje.

Es obvio que desde los resultados Mario Ledesma y compañía deberán estar más que satisfechos con el triunfazo ante los All Blacks en su primera presentación y los 2 empates ante Australia que por primera vez depositaron al equipo en el segundo lugar en la tabla final del torneo. Un torneo histórico para Los Pumas.

play
4:06

¡Contra viento y marea! En 2020, Los Pumas jugaron un gran partido y empataron 16-16 ante Australia

El seleccionado argentino creció a través de la defensa, logró un buen resultado y terminó segundo en el Tres Naciones.

Varios puntos altos se lleva el equipo argentino y como bandera de este 2020 quedó la defensa que tuvo picos de rendimiento excepcionales que le permitieron al equipo seguir en partido cuando los rivales apremiaban en ataque. A partir de la defensa Los Pumas comenzaron a construir grandes actuaciones. No tuvo fisuras ante Nueva Zelanda en el primer partido, fue clave para lograr el empate ante Australia en la segunda presentación y lo mismo ocurrió ante los amarillos en el cierre del torneo en la primera etapa con unos Wallabies que sacaron a relucir todas sus variantes de ataque.

Los números marcan mas de 100 tackles por partido con Marcos Kremer como emblema. Los Pumas llegaron a hacer 176 tackles en la derrota ante Nueva Zelanda y 124 en el primer empate ante Australia. Realizaron 152 en la victoria ante los All Blacks y cerraron con 135 ante los locales. Con la mente puesta en no dejar que el rival gane metros en el espacio en tres de los 4 partidos Los Pumas se sintieron cómodos. En el tintero quedan los penales que ante la vehemencia de la defensa se terminaron transformado en indisciplinas. En los últimos partidos marcaron 14 en cada uno. En el primer duelo ante Australi le cobraron 12 penalidades y en la victoria ante los All Blacks 16.

Otra de las buenas noticias que dejó para el equipo argentino este Tres Naciones fue la llegada de nuevos jugadores que le dieron un baño de frescura a un equipo que llegaba golpeado por su participación en el Mundial de Japón. Los Santiago fueron los más destacados: la consolidación de Carreras fue una de las gratas noticias en el equipo en el fondo de la cancha. Grondona siempre estuvo bien parado en la tercera línea y Chocobares le puso un candado al centro de la cancha y es un jugador con una gran proyección. Lucas Paulos aparece como una alternativa en una segunda línea que comienza a tener recambio. Domingo Miotti quiere ser el sucesor de Nicolás Sánchez y Francisco Gorrisen se dio el gusto de calzarse la camiseta que todos sueñan cuando comienzan a jugar con la ovalada.

Hubo puntos altos en las actuaciones argentinas como Nicolás Sanchez que fue el goleador del equipo y del torneo con 43 puntos. Marcos Kremer es un indiscutido en el quince de Mario Ledesma por su entrega incondicional y la personalidad de Pablo Matera fue una característica determinante del equipo argentino. Francisco Gómez Kodela fue una carta importante, tanto en el scrum como en el suelto. Julián Montoya ratificó el buen momento de 2019 y como lo apuntó Ledesma es el líder de los forwards. Por último, Guido Petti dio garantías en el line y se lo extrañó en la última presentación entre Australia, lo mismo que Tomás Cubelli que sólo pudo estar en el triunfo ante Nueva Zelanda.

Pero no todas fueron buenas noticias para Ledesma que tendrá cosas para corregir a lo largo del 2021. La obtención, el protagonismo y el cederle al rival la pelota hacen que todo el tiempo se esté agazapado para defender. En ataque Los Pumas no tuvieron demasiadas variantes y sólo marcaron 2 tries en 4 partidos. Si bien fue oportuno y preciso ante Nueva Zelanda y Australia en el primer partido, esa intensidad bajó al quedar en cero con los de negro en la revancha y el segundo empate ante los Wallabies dejó un sabor agridulce porque se estaba arriba en el marcador y dejó la sensación que se escapó el triunfo.

El entrenador de Los Pumas dejó dos conceptos para realizar un balance del torneo: “Confianza en sí mismo, en el de al lado y en lo que hacemos”, fue el primero y luego acudió a otro término que tuvo que ver con todo lo que ocurrió, tanto adentro como afuera de la cancha: “Hacerse cargo, de un montón de cosas, decirle al que tenés cerca que haga su trabajo y en eso los jugadores fueron muy exigentes entre ellos y eso describe un poco el año”. Los Pumas cierran un 2020 atípico por donde se lo mire. La balanza en lo deportivo se inclina para el lado positivo y con el Mundial 2023 como gran objetivo, el equipo argentino dejó una buena imagen ante 2 seleccionados que suman 5 de las 9 copas del mundo.