<
>

Carlos Carrasco, abridor de Mets, detiene trabajo con el brazo por dolor en el codo derecho

play
Los Mets simulan celebración de final de la Serie Mundial (0:44)

En los spring trainings, el equipo de New York practican como sería el festejo tras lograr el Clásico de Otoño. (0:44)

PORT ST. LUCIE, Fla. -- El pitcher venezolano de los New York Mets, Carlos Carrasco, no está seguro de estar listo para el inicio de la temporada, luego de que sentir dolor en el codo que lo forzó a dejar de lanzar.

El manager Luis Rojas dijo que el derecho, quien cumple 34 años el 21 de marzo, comenzó los trabajos del campamento de primavera detrás de otros jugadores luego de ser evaluado médicamente. Carrasco está en remisión por leucemia y fue vacunado contra el coronavirus.

“(Carlos) ha experimentado algunos dolores por la segunda vacuna que le pusieron ayer (martes), así que le hemos puesto mucha atención, pero también ha experimentado algo de dolor en el codo derecho, aparentemente por la práctica de bateo en la que lanzó el otro día”, dijo Rojas. “Esto no es muy preocupante desde el punto de vista médico, así que se va a tomar unos días sin lanzar y esperamos que esté de regreso para el final de la próxima semana, ya lanzando en prácticas de bateo”.

Carrasco fue cambiado por Cleveland con el shortstop Francisco Lindor el 7 de enero por los jóvenes infielders Andres Gimenez y Amed Rosario, junto con un par de prospectos ligaminoristas: el derecho Josh Wolf y el jardinero Isaiah Greene.

El venezolano es proyectado para ser parte de la rotación con el dos veces ganador del Cy Young Jacob deGrom, Marcus Stroman, Taijuan Walker y David Peterson.

“(Carlos) lo hace ver como algo que le ha pasado antes y supera el dolor en el codo y regresa a la loma”, señaló Rojas.

Los Mets abren la temporada regular el 1 de abril ante Washington y Rojas dijo que es demasiado temprano para determinar si Carrasco puede reforzar su brazo para su primer turno en la rotación.

Carrasco perdió tres meses de la temporada 2019 mientras luchaba contra la leucemia. Lanzó durante la pandemia por el coronavirus y terminó con marca de 3-4 en 12 salidas con efectividad de 2.91, su mejor registro desde que fijó su marca personal de 2.55 en 2014, cuando trabajó en la rotación de Cleveland y también en el bullpen. En su carrera, el venezolano tiene marca de 88-73 con promedio de carreras limpias de 3.73.

El lanzador firmó un contrato de $12 millones por cada una de las dos próximas temporadas, parte de un acuerdo que incluye una opción del equipo por $14 millones para 2023 con una compra de contrato de $3 millones. La opción se haría garantizada si lanza lanza 170 entradas en 2022 y está sano al inicio de la campaña 2023.

“Preferimos ser precavidos siempre y asegurarnos que estamos seguros para el largo plazo. Este año, estamos otra vez en un maratón. Queremos que ‘Cookie’ esté sano”, sentenció Rojas.