<
>

Chivas resucita el Clásico que puede ser su tumba

play
América y Chivas ponen 'Picantes' las redes (1:46)

Los equipos más populares de México ponen plasman su historia y se cantan los triunfos previo al Clásico (1:46)

LOS ÁNGELES -- Chivas resucitó un Clásico Nacional que agonizaba. Éste, el del Torneo Apertura 2021, que fallida, burda y mentecatamente es llamado #GritaMéxico, gracias a las neuronas fundidas de la Liga MX.

Un América vapuleado por Toluca (3-1), y un Guadalajara vistiendo harapos de gloria con un chiripazo del Canelo Angulo al ’89 ante Pachuca, atraían tanto como los amaños publicitarios del Canelo Álvarez.

Pero descastar al Ex Rey Midas luego de su mejor racha con Chivas (cuatro juegos sin perder) despertó el belicoso morbo de que este Clásico Nacional oculte una sorpresa, detrás del ratón bibliotecario y futbolero, Marcelo Michel Leaño, quien hereda (“¡Interinamente!”, vocifera Ricardo Peláez), el silbato, la cruz y la cachucha de Víctor Manuel Vucetich.

Asegurando que es hijo putativo de Menotti, Cruyff y Bielsa, tal vez Leaño pretende culparlos anticipadamente de cualquier desaguisado, más allá de una innegable obsesión por hurgar en todos los estilos, formas y conductas de diferentes entrenadores de futbol. Estudioso es.

Por lo pronto, una de las frases del técnico de Chivas (“¡Interino!”, dixit Peláez) se contrapone con los preceptos de sus tres gurús o mentores: “La jugada de gol no se busca, aparece. No nos desesperemos”, habría gritado Leaño en el entrenamiento del miércoles, según reporta José María Garrido en su cuenta de Twitter.

Si se entera de este enunciado de Leaño, El Indiecito Santiago Solari, seguramente le bajará tres rayitas a los estertores de preocupación por enfrentar al Guadalajara de un tipo obsesivo del estudio del futbol, desde hace más de 15 años, aunque sólo cumpla 34.

play
1:34

Chivas, un huracán en el banquillo

Desde Fernando Quirarte en el Apertura 2011 ha habido muchos nombres en el proceso del Guadalajara. Diferentes perfiles, una coincidencia, todos son fugaces.

Por otro lado, lamentable la mudez del Guadalajara en los escarceos de batalla previos a este Clásico. De hecho, lamentable para ambos equipos.

Chivas hace años que no tiene un referente. Hace años que no tiene un personaje con autoridad moral y futbolística que levante la voz en el púlpito de las redes sociales. El equipo más popular de México ha sido castrado.

Esta semana, ante las bobaliconas bravatas del fallido actor de películas para adultos, Roger Martínez, debió salir al paso el Bofo Bautista, un jugador surgido de los afortunadamente ya desaparecidos Tecos, con una jornada memorable en Chivas, con título de Liga y página de oro en la Copa Libertadores, pero que tiene el récord mundial de ser el futbolista titular de una selección nacional con menos metros recorridos en una Copa del Mundo, la de Sudáfrica 2010.

Así las cosas: tira la piedra un jugador colombiano que varias veces dijo que quería salir del América, que repudió a El Nido en su momento, y le contesta el jugador que en su segunda etapa en Chivas, según lo reconoció el mismo Jorge Vergara, fue “el error más grave y más caro que cometí”.

De cualquier manera, Chivas avivó una hoguera que apenas chisporroteaba. El Clásico de este sábado se endulza –o se amarga–, por el tan ajado dicho de que “equipo que estrena técnico, gana”, que no pasa de ser una manifestación suburbial de la desesperación.

play
3:16

¿Buena idea que sea titular?

El mexicano no ha tenido una destacada temporada con Chivas, y las críticas sobre su desempeño no se han hecho esperar de cara al Clásico.

América es líder. Y es favorito. Más allá de la humillación global que le propinó Toluca, El Indiecito Solari ya contará con sus mejores jugadores, y se le acabó el pretexto de que estaban cansados después de eliminar al Philadelphia Union de la MLS.

Es decir, ahora sí, Santiago, a ver si ya se embala tu equipo.

Y para marcar diferencia, en la semana, Emilio Azcárraga Jean se arrimó a El Nido. Ahí hay una gran desigualdad. Y otra ventaja, sin duda, para el americanismo.

1.- Es decir, si Emilio se apersona en Coapa, todos se sienten intimidados y bendecidos. El dios de sus salarios acudió a darles unos latigazos despiadados con su silenciosa presencia.

2.- Y si en Chivas se aparece Amaury Vergara, los jugadores se acercan para saber qué recomendaciones de películas y series les puede hacer, o reflexionan con algo así: “Nos viene a vender polvitos”. Nada que ver con la imponente personalidad de su padre.

Pero si bien América es el ungido por los apostadores, Chivas aún tendrá argumentos. Más allá de lo ocurrido en los Cuartos de Final, donde con tres chicotazos de Cristian Calderón eliminan a las Águilas, que, después quedó claro que fueron dos golondrinas sin verano, esta vez no mostrarán el pánico que en la fase regular evidenciaron con Luis Fernando Tena y el mismo Ex Rey Midas.

play
3:16

¿Buena idea que sea titular?

El mexicano no ha tenido una destacada temporada con Chivas, y las críticas sobre su desempeño no se han hecho esperar de cara al Clásico.

De ocurrir, que por primera vez en los últimos dos años, en fase regular, Chivas no desfallezca de miedo, como ninfa secuestrada, deberá agradecérsele ya a Marcelo Michel Leaño. Fuera de ese doble accidente en Cuartos de Final, el Rebaño ha sido una dócil, servil y sufrida víctima dispuesta al sacrificio.

La afición rojiblanca, fiel, sólida, a pesar de los naufragios recurrentes del Guadalajara, seguramente escoltará al equipo en la Ciudad de México, y de pasadita podría urgir a Leaño y sus corderos a que por lo menos dignifiquen su oficio, la camiseta y el privilegio de jugar el Clásico Nacional.

Al cierre de este Blog, con menos lectores que victorias de Chivas en el torneo, todo indicaba que Oribe Peralta iría en el ataque rojiblanco. Es decir, la esperanza de gol del Guadalajara está en los pies y la mollera de un tipo que aún no se despoja del plumaje del americanismo. Es decir, si Jesucristo jugara futbol, estaría yendo al ataque con Judas Iscariote.

Dicen allegados a Chivas que ya Leaño envejeció tres años en los últimos tres días. Ha visto más videos de su equipo y de América en esta semana, que las películas que ha visto Amaury Vergara de Alfonso Zayas, Rafael Inclán, y la saga de mujeres dedicadas al que dicen es el segundo oficio más antiguo del mundo.

Al final, entre los balbuceos de Roger Martínez, las bofas respuestas de Adolfo Bautista, la exaltación de Leaño, los espectros del Toluca, y esa aberrante y bufonesca filosofía de “la jugada de gol no se busca, aparece”, y que el América acaparó los 60 mil asientos disponibles para este Clásico, súbitamente, el Lázaro de todos los Clásicos se salió de su tumba. Si esta vivo o si sólo es un zombi, se sabrá este sábado por la noche.