<
>

Lo que habría perdido la F1 si se cancelaba el Gran Premio de Bélgica

play
George Russell celebra su mejor resultado en la Fórmula 1 (1:09)

El inglés de Williams finalizó segundo tras las tres vueltas detrás del auto de seguridad que se hicieron en el GP de Bélgica. Finalizó segundo, lugar que había logrado en la clasificación. (1:09)

Como dijo Lewis Hamilton el papelón de la FIA en el Gran Premio de Bélgica fue una cuestión de dinero, pero se tendría que saber cuánto habría perdido Liberty Media, propietaria de la Fórmula 1 con la cancelación de la carrera, para poder juzgar la decisión de empresa que se tomó.

Eso no deja de ser injusto con el aficionado, pero carrera no iba a haber de ninguna manera. La seguridad de los pilotos es primero y las condiciones sólo presagiaban fuertes accidentes. Sólo hay que recordar que recientemente perdió la vida en ese circuito Anthoine Hubert, piloto de F2 y la carambola en la W Series del viernes anterior.

El problema no es que no haya habido carrera, el asunto que se fingió que hubo una para que quedara oficialmente como celebrado el Gran Premio y eso eximiera a la F1 de pagos por cuotas a los patrocinadores, televisión y aficionados.

Solamente el año pasado por la pandemia que redujo el calendario a 17 carreras, 14 de ellas sin público, la F1 perdió 386 millones de dólares, según el reporte financiero de la empresa, y dejaron de ingresar 877 millones de luego de que en 2019 fueron 2,020 millones de dólares contra solamente 1,140 de 2020.

En 2021 se han sucedido varias cancelaciones como las de los muy populares Grandes Premios de Australia y Japón, y de las 23 carreras programadas se tuvo que presentar un calendario de 22, todavía con una competencia por definir.

Se estima que el "fee" o cuota que paga un Gran Premio por albergar una carrera de F1 oscila entre 30 y 50 millones de dólares, con excepción de Mónaco que no paga.

Así que imaginemos si por cancelar la carrera debiera la F1 devolver la cuota o parte de ella, sin contar los compromisos con las televisoras que tienen los derechos de transmisión.

En sentido estricto, tanto retraso hizo que la TV tuviera un "evento" de más de tres horas y una "carrera reglamentaria", ya que se considera una competencia como oficial si completa dos vueltas.

Dijo Hamilton que los "paganos" fueron los aficionados, quienes al final no recibieron el producto por el que pagaron, es cierto, pero también creo que quienes demanden alguna devolución la podrían obtener, porque los organizadores bien podrían evitar problemas, ya que no creo que sean muchos los que soliciten ese reembolso.