<
>

Chargers y Seahawks, satisfechos con el ensayo en pretemporada

play
¿Cuánto pierden los Colts con el retiro de Andrew Luck? (1:35)

Pablo Viruega analiza la situación de los de Indianapolis y lamenta la salida de un jugador que pudo hacer historia en la NFL. (1:35)

CARSON -- Los Ángeles Chargers cayeron 23-15 ante los Seattle Seahawks, que pudieron hacer el marcador más amplio, pero fallaron en la zona de definición.

Para los Chargers, quizá el punto más importante fue darse cuenta del carácter y capacidad de algunos de los jugadores que aún están en duda para conseguir uno de los 53 lugares en la nómina para el arranque de la temporada 2019.

“Este equipo ni siquiera en pretemporada se rinde jamás“, dijo el tackle defensivo Justin Jones. “Esa es la marca de la casa. En esta instancia, el resultado no es lo más importante. Haces cosas que te piden los entrenadores hasta para probar“.

En una época en la que ya nadie quiere arriesgar nada en juegos de exhibición, el quarterback súper estrella de los Seahawks se puso el overol para trabajar casi durante toda la primera mitad, que coronó con dos series para anotación.

Mostró precisión con seis pases completos en nueve intentos para 73 yardas, además de 31 yardas en tres corridas, ante una porosa defensiva de Los Ángeles pseudo titular.

“Este equipo está listo para la temporada“, aseguró Russell Wilson. “Estuvimos bien por pase y por carrera. Los corredores y los receptores estuvieron bien. Pudimos completar largo y corto. La segunda unidad también movió el balón. La defensa trabajó bien como siempre“.

Wilson llevó a 17 puntos a Seattle en las cinco series que dirigió, antes de ser reemplazado por Geno Smith, quien también enseñó que puede jugar, en caso de ser necesario.

“Geno estuvo bien esta noche“, dijo Wilson. “Pudimos trabajar lo que hemos practicado todo este largo campamento. Es momento de comenzar a planear los partidos que sí cuentan“.

El quarterback titular de los Chargers, Philip Rivers, y su mejor receptor, Keenan Allen, ni siquiera se equiparon. Dejaron toda la responsabilidad en Tyron Taylor y Cardale Jones, quienes hicieron poco o nada.

Sin embargo, el cuarto quarterback enlistado en el roster, el novato Easton Stick, quizá dejó para el último juego de la pretemporada, el jueves contra los San Francisco 49ers, la decisión si permanece aunque sea en el equipo de prácticas.

Stick lideró a los Chargers a dos anotaciones, una por pase y otra por piernas en el último cuarto, en el que incluso recibió el balón con más de tres minutos pero ya fue demasiado para conseguir el empate.

“Hable con los muchachos y les dije que sólo se trataba de poner algo de energía y que podemos jugar en este nivel“, dijo Stick a la página de Internet de los Chargers. “Los muchachos hicieron un gran trabajo, me ayudaron. La línea protegió muy bien“.

Sin Melvin Gordon, quien sigue sin presentarse con Los Ángeles, en exigencia de un nuevo contrato multianual, otra vez fue Austin Ekeler el principal corredor y Justin Jackson su ayuda. Entre ambos se combinaron para 23 yardas en nueve acarreos.

Los Chargers dijeron estar conscientes de que este penúltimo juego de preparación era el más importante, para comenzar una temporada llena de expectativas, aunque sin presión extra.

“Aún hay que trabajar mucho“, comentó Justin Jones. “Sabemos que tenemos para competir. Eso no es presión extra. Es nuestro trabajo trabajar para ganar los partidos que sí cuentan“.

Los Chargers abrirán temporada el 8 de septiembre contra los Indianapolis Colts.