<
>

Messi y Dembélé, listos para medirse al Inter

play
Radiografía exprés del Barcelona-Inter de la UCL (2:40)

Alex Pareja analiza la actualidad de ambos clubes que se enfrentan en la segunda fecha de la fase de grupos de la Champions. (2:40)

BARCELONA -- Leo Messi recibió el alta médica este martes y entró en la lista de convocados de Ernesto Valverde para recibir al Inter de Milán, aunque su entrada en el once titular del FC Barcelona no se decidirá hasta el último momento, convirtiéndose el capitán azulgrana en la gran novedad entre los jugadores elegidos por el entrenador… Junto a Ousmane Dembélé, quien también se recuperó de sus molestias musculares.

Valverde citó a 20 futbolistas, aún con la ausencia de Umtiti y Jordi Alba, además de Ansu Fati que no se recuperó de su lesión en la rodilla, ante un duelo que entendió el entrenador “fundamental” con vistas a pelear no ya por la clasificación a octavos, sino para asegurarse el primer puesto en el grupo, una costumbre en los últimos años para el equipo azulgrana.

Sospechándose con la alineación de Semedo en la banda derecha de la defensa y el centro del campo de más toque con Busquets, De Jong y Arthur (aunque se podría caer el brasileño a favor de Rakitic o Vidal), el ataque es la línea que abre más interrogantes. Jugarán Griezmann y Luis Suárez… Y muy probablemente les acompañará Carles Pérez. A no ser que Messi solvente que está en plenas condiciones, lo que le daría, claro, entrada en el once.

“Jugamos contra uno de los mejores equipos del mundo”, resolvió en la sala de prensa Antonio Conte, conocedor de que el Inter siempre fue derrotado en el Camp Nou pero proclamando la ambición de su equipo, con o sin Messi delante y proclamando que su grupo está “todavía en crecimiento”, por más que sus números en el comienzo de la Serie A sean inmaculados con un pleno de seis victorias consecutivas.

Con un ojo puesto en el choque entre Slavia y Dortmund, el duelo entre Barça e Inter puede empezar, aunque solo sea la segunda jornada, a clarificar el papel de cada equipo en un grupo durísimo. Y en el que los errores pueden pagarse muy caros.